xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 6 de marzo de 2017

BLACK SABBATH - Discografia

Nombre: BLACK SABBATH
Género: Heavy (proto-Doom) Metal
País de Origen: Reino Unido

Hablar de BLACK SABBATH es hablar del nacimiento del HEAVY METAL en sí, ya que para comprender esto pongamos un poco de contexto histórico: era la época del movimiento hippie en su esplendor y de la guerra de Vietnam, el crecimiento desmesurado de la industria a nivel mundial y la contaminación, aunado a los horarios casi de esclavitud en estas fábricas y una juventud que perdía la esperanza en el mundo a un ritmo acelerado, ese fue el caldo de cultivo perfecto para que una nueva generación naciera, una generación que fue la contracultura de la contracultura hippie, el hijo bastardo del blues, el engendro que traería el mal a este mundo…
Con este transfondo, en Birmingham, Inglaterra, dos jóvenes, Tony Iommi y Bill Ward, quienes querían tocar blues, comenzando a reclutar gentes, entre quienes descatan Ozzy Osbourne y el bajista Geezer Butler formando The Polka Tulk Blues Company, que duraría poco, debido a que a Tony Iommi se le ofreció un puesto en la mítica banda Jethro Tull, pero a éste no le convenció.  Después de salir de esta banda, Iommy se juntó otra vez con sus amigos, aunque esta vez llamándose Earth, que luego se darían cuenta que otra banda tenía ese nombre, pero un día que iban camino al local de ensayo, vieron en el cine de enfrente el título de una película que daría paso no sólo a letras más oscuras, sino a todo un nuevo género en sí, el nombre de la película: BLACK SABBATH…
Con esta primera formación, se sacaron siete álbumes, que muchos consideran la era de oro de esta banda, que después de problemas con las drogas y alcohol terminó con la expulsión de Ozzy Osbourne y Bill Ward.
En los ochenta se tuvieron demasiados cambios de formación, siendo Tony Iommy el único miembro original en aparecer en todos los álbumes, aunque varios de estos no debieron de contener el nombre BLACK SABBATH, siendo obra de la compañía disquera que salieran al mercado así.  Entre los músicos más destacados que participaron con la banda en ésta década podemos citar a: Ronnie James Dio, Glenn Hughes, Vinny Apice e Ian Gillan.
Para los 90’s, regresaron algunos músicos, aunque Tony Martin fue uno de los vocalistas recurrentes. Para finales de la década, se realizó una reunión con los integrantes originales, dándonos una gira que hizo las delicias de los fans de la banda.
Desde entonces, hasta la actualidad, BLACK SABBATH ha sacado muy poco material, aunque las reuniones con miembros anteriores y colaboraciones no han cesado, aún así, fueron los pilares tanto del naciente HEAVY METAL como para el DOOM METAL y sus derivados, a pesar de que a Tonny Iommy no le agrade el término “HEAVY METAL”. 

Anexos y notas finales: En 2009, se lanzó un álbum de esta banda con el nombre "Heaven And Hell", en vez del clásico, esto debido a disputas legales con Ozzy por el nombre Black Sabbath, en éste regresa la formación de Dehumanizer, lanzando un disco de estudio llamado "The Devil You Know" y otro en vivo, que tienen todo el sonido de Black Sabbath de la época con Dio, pero por lo descrito anteriormente no entra en la discografía "oficial". Descargar Aquí.

Black Sabbath, lanzado en 1970, es el primer álbum de larga duración. Es una excelente carta de presentación, ya que fue grabado en su totalidad en un solo día, con un sonido crudo y distorsionado que contravenía todo lo establecido para su época, las letras con referencias al demonio, problemas sociales y ese ambiente pesado, aunado a las guitarras distorsionadas y la voz cantando con ese tono tan único. Es de notar que la influencia bluesera está muy presente, aunque esto daría paso a sonidos más pesados, y del uso de tritono, intervalo musical clasificado como “diabólico” en épocas anteriores.

Paranoid, lanzado en 1970, es el segundo álbum de larga duración. En éste segundo álbum, se abordaron temas llanamente escabrosos como la guerra y sus líderes insaciables de poder, el desamor, algo de ciencia ficción, pero lo más interesante fue ver que esa energía seguía intacta, convirtiendo a las guitarras en una protagonista más de la música, el bajo en una base más que sólida para relatar estas canciones y que la batería puede ser un contrapunto muy importante, y que no necesariamente tiene que seguir a los demás instrumentos y que la voz con efectos puede llevar una canción a un nuevo nivel. Hay que destacar que aquí la influencia de la psicodelia se hizo presente, aunque esto no afectó gravemente al sonido de la banda.

Master Of Reality, lanzado en 1971, es el tercer álbum de larga duración.  Para éste trabajo, se nota que tuvo una producción muchísimo más cuidada, dejando un poco de lado ese sonido tan crudo, pero aunando elementos progresivos, convirtiendo a los riffs en elaborados elementos que se integraban naturalmente a los temas, esto no hizo más que enriquecer el género, y que terminara convirtiéndose en un referente absoluto para próximas generaciones. El trabajo realizado en éste álbum es más que notable, dándonos un auténtico clásico.

Black Sabbath Vol. 4, lanzado en 1972, es el cuarto álbum de larga duración. Con éste disco, la banda se consolida como uno los sonidos que definieron a toda una generación, esto debido a que el uso de guitarras y elementos nuevos como piano y tintes folk que fueron introducidos.  Cabe notar que el uso de drogas influyó bastante en la composición, ya que inclusive un tema, con bastante psicodelia por cierto, es dedicado a este ámbito, aparte de meter un ambiente musical que raya en lo extraño.  Los riffs pesados ya se han vuelto una marca de la casa, aunque es importante recalcar que varios de estos sentarían las bases para el stoner, con esa forma de tocar tan seca y peculiar

Sabbath Bloody Sabbath, lanzado en 1973, es el quinto álbum de larga duración. Para éste álbum, el uso de teclados y armonías vocales fue más notorio, creando aires épicos y que a más de uno lo llevarán a otro mundo.  Cabe decir que este uso de teclados se fue al lado psicodélico, cosa que no viene nada mal para hacer contraste con algunas de las letras que nos dejan otra vez sorprendidos por su profundidad y claridad para expresar sus ideas. Cosa curiosa es que se Tony Iommy comenzó a experimentar bastante con diferentes distorsiones, cosa que llevaría la música a nuevos niveles e inclusive utilizando guitarras acústicas en medio de algunas canciones dando cierto aire progresivo, pero sin dejar de lado los riffs tan característicos.

Sabotage, lanzado en 1975, es el sexto álbum de larga duración. Un disco bastante extraño, ya que conjuntó algunos de los riffs más agresivos de la agrupación, inclusive el ambiente creado por los temas se van haciendo cada vez más rápidos, y la voz de Ozzy simplemente vuela a través de estos. Aún a pesar de la violencia inherente de los temas, no se abandona la experimentación como varios temas que suenan aquí que llanamente fueron pensados como algo comercial, pero aún así con un aire psicodélico que era algo bastante común en la época, usando hasta un coro vocal o samplers de gente riéndose como loca, dando un ambiente desquiciante a la canción más tranquila del álbum.

Technical Ecstasy, lanzado en 1976, es el séptimo álbum de larga duración.  Otro disco que sentaría las bases para el género, ya que el uso omnipresente de teclados y aires solemnes, aparte de una longitud de canciones que luego sería retomado por bandas de epic doom metal y funeral doom.  Aquí se conjuntan pasajes más lentos, un protagonismo absoluto de los teclados, y junto a los riffs nos daría un trabajo que pasó desapercibido, sería por la lentitud de las canciones, que iban en in crescendo.  Hay que recalcar que hay canciones vil y llanamente comercialoides, que no alcanzan las cotas de calidad de álbumes anteriores

Never Say Die!, lanzado en 1978, es el octavo álbum de larga duración. Con esta producción, se cerraría el ciclo con Ozzy, dándonos un trabajo más que extraño y llanamente pesado de escuchar, ya que a pesar de incluir muchos elementos jazz y piano dentro de su propuesta, esto no se siente integrado, y hasta en ratos ni siquiera parece BLACK SABBATH. Otro punto que no ayuda bastante es la duración de las canciones, ya que muchas sobrepasan de los 6 minutos, que no pudiera parecer mucho, pero al ser tan repetitivas en ocasiones es difícil terminar de escucharlas, aquí ni los riffs de Iommy lo ayudan mucho, aunque como trabajo experimental que fue es interesante escucharlo, pero hay que ir con cuidado 

Heaven And Hell, lanzado en 1980, es el noveno álbum de larga duración. Después del bodrio que fue el último álbum, éste retoma mucha de la magia de antaño, ya que se regresa a una producción más básica y guitarrera donde el sonido del bajo vuelve a ser un protagonista y un con gran peso para la canción.  Hay que destacar que la voz de Dio se integró bastante bien a las armonías, dando inclusive un aire místico a las canciones.  Otro elemento que regresa, es la velocidad en ciertas canciones y unos solos tremendos que suenan verdaderamente a Heavy Metal, no esos experimentos extraños que venían haciendo.  Uno de los discos más recomendados de esta discografía.

Mob Rules, lanzado en 1981, es el décimo álbum de larga duración. Esta grabación, con muchos tintes hard rock, pero también de esos temas lentos y con un gran uso del teclado creando atmósferas pesadas que rematan con el sonido de la guitarra es uno de los referentes de esta banda.  A pesar de no contar con temas tan rápidos, es un álbum bastante agradable al oído, ya que al indagar en las pequeñas historias que se relatan en éste álbum veremos temas sobre la depresión, el misticismo, algunas referencias veladas al satanismo y con el trabajo realizado por la banda esto se hace todavía más ameno.  

Born Again, lanzado en 1983, es el décimo primer álbum de larga duración. Para este trabajo, se contó con Ian Gillan en las vocales, que a pesar de ser un gran cantante, no pegó para éste disco de SABBATH.  He de comentar que no es mal disco, pero el intento de ser un heavy metal más comercial no terminó de cuajar completamente, eso sí, el uso de teclados para crear atmósferas pesadas continuaba, y los riffs no eran nada malos, pero el cantante no supo adaptarse a estos, dando algunos resultados desastrosos, otros no tan malos, pero en general es un disco bastante mediano en su resultado final. Este disco es más de transición del sonido clásico de la banda hacia el de los ochenta.

Seventh Star, lanzado en 1986, es el décimo segundo álbum de larga duración. Un gran trabajo, con un sonido heavy, que otra vez volvió a cambiar de vocalista, esta vez encargándose Glenn Hughes. De éste podemos comentar que tiene todo el sonido de los ochentas, que es tanto su punto fuerte como débil, esto debido a que no suena para nada a BLACK SABBATH...  Mucha de la culpa la tuvo Iommy, que de hecho este álbum no iba a salir como uno de la banda, pero que la discográfica lo obligó a ponérselo.  El disco no es nada malo, en lo absoluto, pero sí decepcionará un poco a los que estaban acostumbrados a los riffs pesados y atmosferas densas, ya que la tónica del álbum es poco menos que "alegre", y la voz de Glenn Hughes lo ayuda bastante a darle ese aire, aún así contiene riffs muy elaborados y el trabajo de teclados y batería es bastante notable, muy disfrutable, pero hay que quitarse de la cabeza el nombre BLACK SABBATH de por medio.

The Eternal Idol, lanzado en 1987, es el décimo tercer álbum de larga duración.  Otro disco que es difícil hablar sobre él, ya que el sonido de este tampoco es nada malo, pero aquellos tiempos lentos, riffs endemoniados y atmósferas densas son inexistentes en este álbum, también afectó bastante el cambio de vocal, siendo ahora Tony Martin el encargado. Los riffs de guitarra son a un tiempo acelerado de forma extraña, como incrementar este apartado sólo por hacerlo, el cuál rompe bastante con lo anteriormente establecido por ellos mismos, no son malos, pero se siente en verdad como otro proyecto alterno, no es tan pesado de escuchar como Technical Ecstasy, pero el tono usado en la voz de Martin es llanamente extraño y no pega mucho en ésta producción discográfica...

Headless Cross, lanzado en 1989, es el décimo cuarto álbum de larga duración. Es remarcable que en este trabajo el sonido heavy comercial de los 80's está muy presente, aunque se aleja bastante del sonido clásico de la banda.  El trabajo vocal aquí está muchísimo más cuidado dando armonías bastante interesantes, y la experimentación de Iommy con nueva clase de riffs.  Hay que comentar que el baterista también añade un sonido potente y cohesionado, cosa que se había descuidado un poco en el pasado disco.  Un trabajo curioso e interesante, por decirlo de cierta manera, de los de Birmingham.

Tyr, lanzado en 1990, es el décimo quinto álbum de larga duración.  Con éste disco se intentó regresar al sonido antiguo, y vaya que lo lograron.  Tenemos de vuelta los riffs pesados al estilo Sabotage, con un sonido pesado y algo acelerado, aunque con toques de lentitud en momentos puntuales que se cohesiona con los teclados, el sonido de la batería es otra vez protagonista de las canciones y la complejidad de la composición nos da más de un aire épico en los temas.  Aún a pesar de no ser un disco conceptual, este tiene a la mitología nórdica como un tema en común. Es notable el trabajo hecho por Tony Martin, con una forma de cantar explosiva, el  álbum más interesante de esta etapa.

Dehumanizer, lanzado en 1992, es el décimo sexto álbum de larga duración. Para esta placa discográfica, la banda se reinventa totalmente, ya que se conserva la esencia de Black Sabbath, pero esta toma un nuevo rumbo y energías, con letras de crítica social y riffs más acercados al sonido de esa época. Aquí se dejaron de lado las florituras de anteriores trabajos, con un sonido sólido de parte de la guitarra, la batería también regresa a tener bastante presencia.  Hay que comentar que aquí regresa Ronnie James Dio, que esta vez viene con muy mala leche en sus letras y forma de cantar, cosa que le viene perfecta a la nueva forma de hacer música.  Se conservan en algunas canciones los tiempos doom, pero otros temas vienen más acelerados, cosa que supieron llevar a buen puerto y que nos daría un álbum atemporal.

Cross Purposes, lanzado en 1994, es el décimo séptimo álbum de larga duración.  Un disco bastante extraño, es como lo puedo clasificar, ya que en este se volvió a contar con Tony Martin a las vocales, el cual utiliza lineas vocales que se contraponen a la música, cosa por demás interesante.  Para esta ocasión, Iommy volvió en su mayor parte a los riffs pesados, que en conjunción con los teclados crean entornos oscuros y desesperanzadores, cosa que viene bastante bien para las letras de temática algo oscura, aunque tiene puntos donde la velocidad se hace presente para darle fuerza a las canciones.  Es de notar que este trabajo tampoco iba a salir bajo el nombre de la banda, pero la casa disquera los obligó, que a pesar de no ser malo, se siente algo extraño y bastante experimental para ser Black Sabbath, aún así es bastante disfrutable.

Forbidden, lanzado en 1995, es el décimo octavo álbum de larga duración. Éste sería el último trabajo de Tony Martin con la banda y es también uno de los más despreciados por los fans. Cabe comentar que en éste álbum los primeros temas son horribles y deberían ser evitados, ya que son vil y llanamente aburridos y sin mucho sentido. Pero cosa rara, van mejorando estos para la segunda mitad del álbum, donde nos regalan canciones bastante interesantes, aunque eso sí, hay que tener presente que no serán los típicos temas de Black Sabbath. Las primeras canciones sufren de falta de pasión y mucha falta de imaginación, los últimos son buenos, a secas, pero aún así es uno de los álbumes más discretos de ellos.

13, lanzado en 2013, es el décimo noveno álbum de larga duración. Su último trabajo, y es literal, ya que después de este se disolvió la banda, pero que nos dejan un gran disco donde todas sus raíces son expuestas nuevamente, con ese sonido doom tan característico.  Aquí se volvió a juntar casi toda la banda original, por excepción de Bill Ward, pero que trae de vuelta esos riffs pesados, pasajes acústicos inquietantes y letras, es de notar que este pareciera un remaster de ese primigenio álbum, pero con una producción impresionante, aquí el sonido es poco menos que imponente, el realce que se hizo del sonido de la guitarra, bajo y batería nos da un álbum sin fisuras, eso sí, el punto negativo cae en la duración de las canciones, ya que casi todas pasan de los 7 minutos, cosa que a algunos los podrá auyentar un poco.  Cosa interesante es que regresan un poco el sonido blues, aunque con un pequeño toque stoner. Un excelente disco de despedida de esta gran banda.

1970 - Black Sabbath
 

1970 - Paranoid
 

1971 - Master Of Reality
 

1972 - Black Sabbath Vol. 4
 

1973 - Sabbath Bloody Sabbath
 

1975 - Sabotage
 

1976 - Technical Ecstasy
 

1978 - Never Say Die!
 

1980 - Heaven And Hell
 

1981 - Mob Rules
 

1983 - Born Again
 

1986 - Seventh Star
 

1987 - The Eternal Idol
 

1989 - Headless Cross
 

1990 - Tyr
 

1992 - Dehumanizer
 

1994 - Cross Purposes
 

1995 - Forbidden
 

2013 - 13
 
Realizado por: Mösh León.

4 comentarios:

  1. Si, si y si!!, por algo SIGLOS DE GUERRA esta destinado a ser el máximo templo del Metal, ya están los Black Sabbath, solo faltan los fantásticos y que nunca decepcionan, JUDAS PRIEST, muy buenas reseñas y que bueno que esta banda ya esta en el blog, hacia falta ver a los Padres del Metal por aquí, seria genial ver en este blog también a los rusos Aria, Pokolgep, Savatage, Pagan Altar, Liege Of Lord... Bueno, disculpa que me explaye mucho, pero es que yo con estas bandas -perdón por la expresión- eyaculo inevitablemente, y siendo este un blog de Metal con grandes bandas en su repertorio no estarían de mas estas bandas que mencione. Saludos a Mösh León y todo el equipo de SIGLOS DE GUERRA.

    ResponderEliminar
  2. Hola. PAGAN ALTAR ya está, puede echarle una vita al menú. Próximamente, vienen interesantes bandas.

    ResponderEliminar
  3. Vaya, no me percate de que ya estaban los Pagan Altar, tengo que ser menos precipitado, gracias por la aclaración, y lo de las bandas, pues a por ellas, no tengo idea de que bandas sean, pero siempre que sean de este Blog, serán interesantes y de gran calidad, de eso no hay duda...

    ResponderEliminar
  4. Gracias broder! Se echan las ganas del mundo para darles lo mejor del metal de ayer, hoy y siempre! Saludos!!!

    ResponderEliminar