xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 26 de diciembre de 2016

GOJIRA - Discografia

Nombre: GOJIRA
Género: Progressive Groove (Death) Metal
País de Origen: Francia

Siempre ha sido difícil ponerle una etiqueta musical a GOJIRA, una de las bandas más extremas de Francia, que en toda su extensión territorial vio algunos actos destacados pero de por sí no se ha caracterizado por ser un país de producción a gran escala de bandas de Death Metal; particularmente el país ha conocido especialmente agrupaciones de esa tendencia pero teñidas con los colores del Progressive, desde luego siempre hay excepciones a la regla. Si la condición es ciertamente nacional, la banda tiene aún más claro su papel, ellos nunca han buscado encajar en una etiqueta, dejando que la música hablara por sí misma, prefiriendo introspección e inteligencia sobre nociones preconcebidas y etiquetas preexistentes. Desde la formación de 1996 en la ciudad de Bayona, en el suroeste de Francia, GOJIRA ha sido un experimento en constante evolución en el Metal extremo en última instancia, construido sobre una perspectiva mundana, siempre consciente con raíces firmemente plantadas tanto en el movimiento hippie y un medio de conciencia en la política-ambiental, desarrollando una nueva mentalidad en el Metal.
Originalmente, todo inició con la banda GODZILLA sobre el año 1996, sus integrantes fueron los hermanos Duplantier, Joe (guitarrista / vocalista) y Mario (baterista), junto con los también franceses Jean Michel Labadie en el bajo y Christian Andreu en la guitarra, con esta formación publicaron en brevedad su primer demo en el mismo año, llamado Victim, las temáticas eran variadas y con una reputación igualmente grande en el nuevo sonido de la banda. Después de ello siguieron tres demos más, que en última instancia cambiaron el nombre de la banda y lanzaron de forma independiente el primer álbum de GOJIRA, que fue como se empezaron a llamar como banda a partir del año 2001, el disco trajo todos los elementos de la anterior banda GODZILLA, temática y sonoramente. Terra Incognita, en 2001, ofreció un breve vistazo al primero de varios capítulos subsiguientes de la gigante GOJIRA, el cual eventualmente se convertiría en trabajo duro persistente y con años de trabajo en el Metal underground en ascenso.

Terra Incognita, lanzado en 2001, es el primer álbum de larga duración. Significa un comienzo de carrera musical muy importante, ya que ellos nacieron en una época de cierta turbulencia por el inicio de un nuevo siglo y el decaímiento de ciertos subgéneros del Metal; sin embargo, GOJIRA golpeó con contundencia a la mayoría de bandas por su muy buena calidad. Este disco no puede ser entendido como simplemente Death Metal, si bien tiene mucho de ello, giran en caminos más progesivos, experimentales e incluso atmosféricos. Sus canciones son fuertes, pegadizas y medio nerds.

The Link, lanzado en 2003, es el segundo álbum de larga duración. Lo que se puede ver a primera vista es el incremento de indicadores de Groove, así como más experimentación en diferentes tendencias que pasan por lo progresivo. Es interesantísimo el trabajo realizado en algunas canciones donde se nota una pesadez importante y la utilización de ciertos elementos cuasi-industriales y de Doom, como en las canciones 'Embrace The World', 'Inward Movement' y 'Dawn'; de esa forma, el trabajo de guitarra y batería es muy importante, con dinámicas muy especiales. La producción es una vez más muy clara pero sin restarle ni un poco de fuerza.

From Mars To Sirius, lanzado en 2005, es el tercer álbum de larga duración. Mucho más épico que su debut y con la fuerza del anterior trabajo; pues bien, las canciones están repletas de intentos por ilustrar de la mejor forma un tema que para ellos siempre ha sido de vital importancia: el deterioro del mundo en términos de medio ambiente; el concepto lírico y musical es muy llamativo para la gente interesada por temas como estos. Es un éxito general, muy aclamado en los círculos de la música progresista de primera talla, ya que se traen un trabajo de riffs muy importante con bastante uso de chugs y de golpeteos, apropósito la batería de nuevo hizo una muy buena labor; en ambos casos la rítmica es fuerte y con frecuente uso de melodía. La voz no es lo más especial del mundo, pero como siempre está bien.

The Way Of All Flesh, lanzado en 2008, es el cuarto álbum de larga duración. No hay demasiado por decir en esta entrega, más que clarar que la banda continúa su camino de hacer las cosas bien y, en lo posible, de forma diferente. Es muy agradable escuchar la continuación de ciertos elementos de guitarra y batería, pero en esta oportunidad es abrumadora la utilización de la rítmica y la técnica, haciendo las cosas muy al lado vanguardista. De hecho las cosas son tan diferentes acá, que se está aproximando a uno que otro sonidillo de Avantgarde, aclaro que no lo es del todo pero en algunos momentos lo da a pensar por su progresión, experimentación, melodía y extrañeza en general.

L'Enfant Sauvage, lanzado en 2012, es el quinto álbum de larga duración. Después un tiempo perfecto para componer, cuatro años, se tiran de cabeza de nuevo a lo que mejor saben hacer desde la maestría musical. Estos hombres han logrado ser únicos, debido a sus constantes trabajos equilibrados entre la fuerza del Death Metal, Groove Metal, algo de Heavy Metal y mucho contenido lírico de crítica por el deterioro medio ambiental; GOJIRA a estas alturas es plenamente identificable y con una propuesta musical fuertemente creíble. Los instrumentos musicales están muy bien pensados y ejecutados, hacen uso constante de ganchos como ciertas averías, melodías y chillidos de guitarra, que se ha caracterizado en un elemento distintivo de su sonido. La voz pareciera que quiere explorar nuevas facetas en tonalidades, ya que acá se hace uso ocasional de un gutural más bajo y otras veces de cantos un poco más altos y claros a como generalmente se les escucha.

Magma, lanzado en 2016, es el sexto álbum de larga duración. Las bandas inquietas, como esta, logran un punto de ebullición en donde toma gran vuelo la propuesta musical, a contextos en los que generan momentos de escándalos y polémicas. GOJIRA ha materializado con Magma su punto de ebullición musical, ya que toman rumbos diferentes a sus discos previos. De todos modos no debe ser algo tan sorpresivo, debido a la naturaleza musical de la banda que siempre se ha negado a que los etiqueten bajo el Death Metal, si algo los ha caracterizado es la progresividad y en este disco se solidifican muchos elementos mostrados en L'Enfant Sauvage pero con más vanguardismo que nunca, incluso en su voz que es mucho más clara; sin embargo, no quiere decir que la GOJIRA anterior haya muerto porque se pueden escuchar cosas canciones en donde muestran su faceta más pesada. Claro opcionado para quedar en los lugares más altos de los mejores discos del 2016.

2001 - Terra Incognita

2003 - The Link

2005 - From Mars To Sirius

2008 - The Way Of All Flesh

2012 - L'Enfant Sauvage

2016 - Magma

lunes, 12 de diciembre de 2016

BORKNAGAR - Discografia

Nombre: BORKNAGAR
Género: Progressive Blackened Folk Metal
País de Origen: Noruega

No es un secreto para casi nadie que las mejores bandas empezaron de formas muy modestas y discretas, pero el talento, el trabajo fuerte (y también algo de suerte) las llevaron a públicos cada vez más numerosos. De esa forma, como una locura un poco descontextualizada para la época, en el año 1994, el guitarrista Øystein G. Brun, que hasta entonces venía desempeñándose en la corriente del Death Metal, comenzó a trabajar en una visión musical inclinada al Black Metal (ya que también le simpatizaba bastante recorrer esos territorios musicales), una visión de audacia musical que tenía en mente a modo de experimentación nueva. Se pude decir que fue la visión variada de un no-purista de los géneros convencionales; habiendo sido siempre aficionado a las atmosferas melódicas, reclutó a músicos con gustos afines de bandas tales como ENSLAVED, GORGOROTH, ARCTURUS, IMMORTAL, y ULVER con el objetivo de romper las periferias de lo que se consideraba Black Metal "puro" o tradicional. Así nació la anomalía brillante y sofisticada que es BORKNAGAR.
En 1996, después del lanzamiento de su primer álbum homónimo por medio del sello alemán MALICIOUS RECORDS, que no era una marca de renombre pero tampoco era del todo chica, ya que estaba firmando bandas ligadas al Black Metal que resultaban ser exitosas en el tiempo, como por ejemplo a GORGOROTH y AURA NOIR. En breve, gracias a las primeras reacciones de la publicación de su primer trabajo, la banda firmó con CENTURY MEDIA RECORDS y lanzó The Olden Domain en el año 1997. El comienzo en firme de la banda significó mucho para los aficionados y críticos por igual, ganándose una gira europea en 1998 apoyando a IN FLAMES, era la ventaja de no ser unos puristas encerrados en su nicho musical blackero convencional. A partir de entonces, y con mucho apoyo de su sello discográfico, lograron sacar a la luz varios trabajos musicales consecutivos y con una gran interacción de shows en vivo, haciendo crecer cada vez más su nombre de banda, del cual hoy no frenan su estrepitoso ritmo. Sin duda alguna, BORKNAGAR se ha consolidado en sus ya varios y exitosos años en una agrupación con un nombre propio, plenamente identificable, gracias a su música en constante y arduo trabajo compositivo que han sabido reproducir en el mundo entero.

Borknagar, lanzado en 1996, es el primer álbum de larga duración. Gran debut, además de poseer el nombre de la banda, cosa que nos hace pensar que la agrupación desde un primer momento se planteó con firmesa. Toda su instrumentación hace un trabajo simpatizadamente mancomunado para sacar a flote estructuras bastante apegadas al Black Metal, de hecho hasta su producción es cruda y encriptada, pero lo bueno esque no se conforman con ello y proponen elementos acústicos de Folk y algunas voces limpias de coro muy interesantes. Éstos primeros discos junto al comienzo de ENSLAVED son los padres de la ola de bandas del Progressive Black Metal con líricas y elementos del Folk-Viking.

The Olden Domain, lanzado en 1997, es el segundo álbum de larga duración. Muchos lo consideran el mejor trabajo realizado por lo hombres de BORKNAGAR, ya que realmente exhiben su propio estilo. La producción fue para mejor, como es apenas pensable con la firma de un gran sello discográfico, el comportamiento de guitarra es muy rico y variado en cada una de sus dinámicas canciones, lo mismo ocurre con la batería que sigue mostrando de qué está hecha. Así, la instrumentación fue para mejor, es siempre grandicoluente, pero el cambio más sustancial pasa por el gran protagonismo que cobraron las voces limpias con coros muy pegadizos. Este disco viró tanto de rumbo que ya poco o escaso tiene de Black Metal; estilísticamente está cerca del ultraclásico del Viking: el Hammerheart de BATHORY.

The Arcaic Curse, lanzado en 1998, es el tercer álbum de larga duración. La progresión va en aumento, y de una forma muy interesante, ya que no lo hacen desde formas demasiado alusinantes (al menos por ahora), ya que evidentemente desearon plasmar una buena dosis de elementos tradicionales junto a muchos otros de tendencias liberales. Uno de los aumentos más significativos se presentó en la atmósfera, con unos sintetizadores que son protagonistas y pieza fundamental pero sin robarse el show por completo, ya que ese lugar le corresponde a la guitarra como debe ser en este género. La voz también es un buen ejemplo de ello porque siempre se está alternando el tono de Black con los cantos épicos limpios.

Quintesence, lanzado en 2000, es el cuarto álbum de larga duración. Pese a la horrible portada, que en lugar de atraer lo que hace es desmotivar a priori, este trabajo cambió varias cosas en su lecho o, mejor, intensificó muchos de los elementos que se habían visto en sus dos anteriores discos. El primero es la velocidad, la instrumentación tiene un gran despertar en torno al aumento de los tempos, los cuales están bien representados entre guitarra y batería por igual. El segundo cambio se manifestó en la melodía, progresión y participación del sintetizador, los tres elementos de esta segunda parte se pueden ver en interacción constante como un único eje estilístico en canciones como "Colossus" e "Invincible", en su forma bastante simpatizada a DIMMU BORGIR; de hecho, los elementos fueron tan drásticos pero no necesariamente con un buen resultado musical en pro de un propio nombre, que por su propio bien debarían apartarse de este experimento que no resultó tan exitoso. Por último, es una gran voz, pero nuevamente no significa la búsqueda de un nombre propio.

Empiricism, lanzado en 2001, es el quinto álbum de larga duración. Mucho mejor, con la realización de este gran trabajo lograron poner todas las piezas unidas para el propósito único de sonar en buena forma, tal vez no como una banda absolutamente única pero al menos sí como una agrupación de prestigio y con elementos identificables propios. Le bajaron un poco a la melodía, aunque sigue existiendo como es natural; lo mismo ocurrió con el papel del sintetizador que trae un papel similar al exhibido en The Arcaic Curse; y la voz, de la mano de un nuevo vocalista, mejoró un montón.

Epic, lanzado en 2004, es el sexto álbum de larga duración. La estructura de las canciones se ha solidificado en torno a mostrar pasajes cortos de teclados que van muy bien para la temática vikinga, en todo caso parece una propuesta muy bien realizada, por más de que en veces anteriores lo hayan mostrado también, pero tal vez este disco sobresale por una mejor composición instrumental en donde ninguno de las partes se queda atrás. Ante el resultado positivo hay que hacer mención positiva de la producción que potenció bastante el sonido de la banda. Para rematar también se perfeccionó el trabajo de voces, y hay que hablar en plural porque en verdad es un trabajo demasiado variado en torno a diferentes estilos vocales.

Origin, lanzado en 2006, es el séptimo álbum de larga duración. Una vez más hacen muy mal trabajo en la pintura de portada; sin embargo, vaya sorpresa la que dieron al crear un disco con mucho espacio acústico. Suena deslumbrante! Tiene una composición de pura élite creativa, tanto así que es pegadizo hasta el punto de querer escucharlo continuamente una y otra vez, al menos yo no me canso de escucharlo y admirarlo. También es admirable la perfecta producción, al punto que por ejemplo se trae un papel protagónico de bajo que lo hace muy especial.

Universal, lanzado en 2010, es el octavo álbum de larga duración. A veces lo conservador arroja sus buenos frutos y retorna el orden de un camino recorrido con varias curvas problemáticas. Fue lo que ocurrió con este material, que llegó para recomponer el camino. Todos los elementos del pasado se han vuelto a articular en esta ocasión, pero ahora cada uno de ellos tiene facetas más orgánicas y frescas, como por ejemplo el uso de los teclados articulados con la base melódica de la guitarra, los cuales actúan bajo rítmicas más inteligibles y menos experimentales; también sucede algo muy similar con la voz, que tiene un buen tono limpio pero no es deslumbrante, es apenas eficaz, junto al tono de Black Metal que lo hace robusto y muy bien ejecutado. Son razones por las cuales se le puede considerar como un disco más eficaz, con respecto al estilo con el que habían experimentado en exceso, siempre considerando su base progresiva y melódica como la base fundamental de su estilo musical pero en esta ocasión de una forma más conservadora y eficaz. Es justo, como último punto a resaltar, el trabajo tan impresionante de la producción porque simplemente es exactamente lo que necesitó el disco para desempeñarse bien.

Urd, lanzado en 2012, es el noveno álbum de larga duración. Este disco retoma su andar por el camino que se hahabía recorrido en el trabajo predecesor, es fluído, natural y con mucha interacción de progresividades constantes a la par de sus fuertes riffs, que para nada tienen como objetivo mostrarse brutales o realmente oscuros sino fuertes en sus facetas contextuales de melodía. La atmósfera está bien armada y ejecutada, tal vez incluso con mejor composición que en el disco anterior.

Winter Thrice, lanzado en 2016, es el décimo álbum de larga duración. Agradable y con mucho enganche, es un disco increíble. La composición es extensamente rica, pues las canciones tienen todo un aparataje progresivo que se superpone a la monotonía, los toques de misterio le quedan muy bien a la música en general, pero además los riffs muestran mucha calidad en las filas de la banda. No es un disco fácil de escuchar, tiene una calidad compleja que se hace más visible entre mayor sea el número de escuchadas. Hay un muy buen balance de elementos fuertes con los más épicos, definitivamente han logrado su apogeo musical. La banda no es del todo bien apreciada, pero sin fijarse en lo comercial, es un disco obligatorio en mis listas de los mejores discos de 2016.

1996 - Borknagar

1997 - The Olden Domain

1998 - The Arcaic Curse

2000 - Quintesence

2001 - Empiricism

2004 - Epic

2006 - Origin

2010 - Universal

2012 - Urd

2016 - Winter Thrice