xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 25 de enero de 2016

GRUESOME - Discografia

Nombre: GRUESOME
Género: Death Metal
País de Origen: Estados Unidos

GRUESOME nació en 2014 como un proyecto que recogiera respetuosamente la esencia pura del Death Metal de vieja data y nada mejor que hacerlo con la fuente directa de la emblemática banda DEATH, para esto retoman el tipo de riffs como Chuck Schuldiner haría. La superbanda (como se le conocen a los proyectos musicales fundados por dos o más músicos de grupos reconocidos) surgió de la participación mutua entre el guitarrista/vocalista Matt Harvey (EXHUMED) y el baterista venezolano Gus Ríos; esta unión es explosiva a plena vista y más allá de eso, ya que Matt es uno de los vocalistas más versátiles que se pueden encontrar y Gus es un latinoamericano que ha sabido cómo hacer su carrera pasando por grandes bandas como RESURRECTION y MALEVOLENT CREATION. Rápidamente se embarcan con la gira Death to all, en donde se presentaron algunos problemas en la disposición del tiempo de los dos fundadores de la banda. Si embargo, y pese a la adversidad, la pareja se mantuvo en contacto y discutió su gusto mutuo (siendo una obsesión para ambos) hasta llegar a proyecciones reales que girarían en torno a la primera mitad del catálogo de DEATH. Después de discutir y descartar la idea de armar otra encarnación de DEATH para centrarse exclusivamente en los dos primeros álbumes, Harvey sugirió, medio en broma escribir sus propias canciones en ese sentido. No pasó mucho tiempo antes de que la idea tomara fuerza, y se convirtiera en una realidad; hasta el punto en que la banda tuvo cinco canciones escritas. Con Harvey escribiendo en California, mientras Ríos reclutó al guitarrista de POSSESSED Daniel González y al bajista de DERKETA Robin Mazen para grabar el material en la Florida, mientras que Harvey rastreó sus voces en la costa oeste. El resultado es una losa verdaderamente horripilante de finales de los 80's y principios de los años 90's de "Florida Death Metal" que celebra específicamente los registros de DEATH en su etapa temprana. Trágicamente, nunca habrá verdaderamente un nuevo material de la la banda original, pero GRUESOME se determina humildemente para mantener el sonido clásico de la banda viva lo más fielmente posible.

Savage Land, lanzado en 2015, es el primer álbum de larga duración. El tema de las bandas tributo son un verdadero debate (que no es usual que traigamos a colación en este espacio), sin embargo, siempre hay una primera vez y una excepción a todo lo establecido y esta vez se trata de un proyecto musical que pretende mucho de una u otra forma; pretender revivir a la emblemática DEATH es jugar con fuego, hay que tener pelotas para hacerlo. Pero Matt Harvey (EXHUMED) y Gus Ríos (venezolano) ciertamente cuentan con todas las exigencias anteriores, con precisión y, por ahora, con buena reacción en el público, cosa que no hubiese sido posible sin el trabajo duro y profundo en la composición musical. La forma en que se expresan los riffs con armonía y cierta técnica (típico de Schuldiner) está muy a la par de la realidad expresada en 'Scream Bloody Gore' y 'Leprosy', junto a la batería muy precisa como era característica de DEATH (en este tema hay que aplaudir la producción). Otro punto importantísimo es la voz de Harvey, quien ha tratado de acercarse lo más posible a la de Schuldiner sin que lo logre con pleno efecto; ante esto tengo por señalar que es suficiente el esfuerzo realizado porque tampoco es que se requiera una voz 100% igual, ya que también es interesante algo de diferencia en la banda. Sin duda, recomendado.

2015 - Savage Land

lunes, 11 de enero de 2016

WINDIR - Discografia

Nombre: WINDIR
Género: Blackened Viking-Folk Metal
País de Origen: Noruega

La historia del Viking y del Folk es fascinante, o debería serlo, para nosotros en calidad de latinoamericanos, su esencia y deber ser tendría que impactarnos la mente, el recuerdo y el sonido de lo que somos. BATHORY y ENSLAVED hicieron lo suyo desde principios de los noventas, con pleno furor de exponer sus raíces como sociedad; ahora los latinoamericanos parecemos poco inmutados por hacer música que mezcle nuestra pasión por el Metal pero con la originalidad que le brindan los elementos folclóricos de nuestros orígenes sociales. Hay mucho material indígena por trabajar que sigue estando ahí, en el olvido, sin que alguien audaz sepa retomar y transformar en un muy buen producto de Folk Metal americano (apropósito: América es todo el continente, no únicamente Estados Unidos).
Al club de bandas que supieron hacer lo suyo como metaleros y personas orgullosas de sus raíces, se le suma WINDIR a partir de su fundación en 1994. Su estilo está claramente marcado por tintes del folclore de la zona de Sogndal y muchas de sus letras están cantadas en sognamaol, el dialecto del noruego que se habla en la zona (es por eso que me resulta muy importante llamar la atención sobre la creatividad de nuestro continente en materia de Folk). Por esos tiempos de inicio, Terje "Valfar" Bakken era el único miembro de WINDIR, él hacia las veces de un todo para la creación de la música, los primeros trabajos de demos: -Sognariket- y -Det Gamle Riket- mostraron toda la experiencia que había obtenido Valfar en las banas por las que él había pasado anteriormente; el trabajo fue tan bueno que rápidamente las etiquetas empezaron a solicitar sus servicios.
WINDIR se desempeñó en gran parte de su existencia bajo el mérito exclusivo de su líder y único miembro, de esa forma se publicaron los dos primeros discos; posteriormente se unieron varios músicos para hacer parte de las filas de la banda, con esa alineación obtuvieron también muy buenos resultados. Finalmente, la banda se separó cuando Valfar murió de hipotermia, debido a una gran tormenta de nieve que tomó por sorpresa a Valfar en un territorio difícil para andar. Después de esto sus miembros colaboradores fundaron la banda VREID (proyecto muy fiel y estable que se mantiene con sus filas intactas).

Sóknardalr, lanzado en 1997, es el primer álbum de larga duración. Con éste registro empezaba una leyenda, una que gozó de multitudinarios aplausos por su talante integral de varios géneros con la única intención de darle un nombre a su música. WINDIR a lo largo del material da pinceladas gruesas de talento puro, empezando por su amor evidente al Black Metal pero además con una dosis adecuada de otras cosas como Folk y Power, incluso en la forma en que utiliza las voces da un golpe contundente a la variedad por encima de cualquier etiqueta musical. Hay problemas de producción y una que otra de incompatibilidad entre algunos experimentos, pero nada que no se le pueda personar a un disco debutante.

Arntor, lanzado en 1999, es el segundo álbum de larga duración. Con este trabajo WINDIR consiguió el prestigio absoluto, grandemente recordado por varios años como algo emblemático a la hora de hablar sobre Folk y Viking. No es para menos, el trabajo se ha centrado en ser tan épico como brutal, los resultados son perfectamente compatibles y los detalles finales (como la voz limpia) le han dado un toque único de calidad y perfección a la música. Totalmente merecido su prestigio y por eso vale la pena que siga recordándose como un clásico.

1184, lanzado en 2001, es el tercer álbum de larga duración. Los mejores músicos son aquellos que son capaces de seguir a un clásico con otro clásico competitivo, y eso ciertamente lo ha logrado Valfar, un joven que se estaba convirtiendo en un gigante del Metal. Más allá de las explicaciones, se puede remontar el caso de este disco a una serie de ligeros cambios pero que especialmente se pueden explicar en dos sectores fundamentales: la voz y la guitarra; en el primer caso (voz) se han dejado atrás los protagonismos de voces alternas a la principal, es decir, se ha eliminado la voz limpia para que reine absolutamente la tipo Black Metal; en el segundo caso (guitarra) se ha vuelto más viral en las canciones, los riffs son más protagonistas y su calidad es impresionante, su interacción con teclados y batería es de primera. Es por eso que este disco parece más fuerte que el anterior, diferentes pero igualmente convincentes y llenos de talento puro.

Likferd, lanzado en 2003, es el cuarto álbum de larga duración. Lo primero por decir es que ya había gozado de buen resultado en torno a sus portadas, siendo las tres muy interesantes y en especial la anterior pero en este (el último disco) es excelente. En cuanto al sonido casi todo está a la altura de sus anteriores trabajos, los instrumentos hacen una tarea más densa, sí aún más densa que en 1184, pareciera que Valfar no está dispuesto a abandonar del todo a sus raíces con el Black Metal, ni mucho menos en una banda que la escuche cualquiera; y podrá estar tranquilo en su tumba porque su misión ha salido al pie de la letra. La producción tiene un pequeño problema, en la mezcla particularmente, ya que la voz está más de lo justo por debajo del volumen de guitarra; aunque no es un problema mayúsculo, a veces es algo para tener en cuenta. Este disco es tal vez el menos valorado entre los demás, sin embargo, hay que tenerlo en cuenta porque hace un muy buen trabajo.

1997 - Sóknardalr

1999 - Arntor

2001 - 1184

2003 - Likferd