xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 16 de mayo de 2016

NAPALM DEATH - Discografia

Nombre: NAPALM DEATH
Género: Grindcore/Death Metal
País de Origen: Inglaterra 

A la hora de hablar de una banda tan influyente, histórica y laureada en los diferentes círculos musicales, podríamos pasar páginas y páginas escribiendo con mucha pasión sobre la biografía de estos monstruosos músicos, entonces, qué mejor que darles la palabra a ellos mismos como protagonistas de la banda (incluyen algunas adiciones y ediciones de nuestra autoría):
¿Qué hace tan especial a NAPALM DEATH? Hemos visto a esta banda aparecer por todos lados, son una máquina de renombre, y bueno, para entenderlo generalmente vamos a pensar en 30 años atrás: Nace una banda de Grindcore originaria de Birmingham sonando desde su fundación misma (1981) en las listas oficiales de álbumes con algunos de los ruidos más infernales puestos en solo trabajo, entrando en el libro de Guinness Records de la canción más corta jamás registrada o aparecer en una serie prominente de televisión del Reino Unido llamada "Skins", que sería parte de un episodio personificando a Alice Cooper en la BBC Never Mind the Buzzcocks (programa de comedia británica) para adivinar a partir de un par de parecidos físicos con el cantante de NAPALM DEATH. De modo avasallante, un muchacho con los pies en la tierra llamado Mark "Barney" Greenway, siendo un aficionado al fútbol (particularmente al Aston Villa FC), un vegetariano, monstruo progresivo del Metal y uno de los más reconocidos representantes de la historia de la música con el estilo denominado "cookie monster", estilo de voces que lo convertirían en toda una personalidad dentro del ámbito de la música extrema que no se trata simplemente de beber cerveza y los relatos del fondo del infierno; sino trabajar por ser sinónimo de sonar duro, mientras que se toma el papel de decir cosas inteligentes, decir lo que otros no son capaces de decir en la música con afinidades al Metal.
Desde habitaciones sucias y sudorosas de ensayo, clubes pequeños y cafés, NAPALM DEATH ha conquistado todos los festivales de música que alguien se pueda imaginar y ha viajado a través de los rincones del mundo con una gran cantidad de bandas que ni siquiera las más activas se atreven a recorrer, mientras va adquiriendo popularidad gracias a la combinación de la música brutal con el fuerte compromiso político y con los valores éticos más allá del cliché habitual de sexo, drogas y rock and roll. Y, como la mayoría de los curiosos estarán encantados de leer, esta notable historia está lejos de haber terminado, ya que las palabras escritas ayudan en buena parte pero la música, con cada uno de sus discos, son mejor muestra de su implacable sonido e ideología crítica de la realidad del mundo...

Scum, lanzado en 1987, es el primer álbum de larga duración. Toda una leyenda de disco; empezando por los músicos que lo conformaron, Lee Dorrian (CATHEDRAL), Justin Broadrick (GODFLESH), Bill Steer (CARCASS) y Mick Harris (quien fue el primero en utilizar los términos "blast beat y grindcore) son algunos de los superhombres que militaron para la banda en su inicio con la materialización del trabajo en este álbum recordado por siempre. En este momento el líder de la banda era Nicholas "Nik Napalm" Bullen, quien era único fundador vigente, empezando desde el primer demo titulado 'Halloween' de 1982. Los instrumentos, excepto la batería, estaban compartidos por más de uno de ellos y las líricas junto a la voz también lo estaban. NAPALM DEATH en este instante tenía un estilo de voz pero no un único vocalista que monopolizara el micrófono. Habían dos guitarristas, Justin Broadrick y Bill Steer, quienes se retirarían de la banda rápidamente para dedicarse a GODFLESH y CARCASS respectivamente. Las canciones eran de corta duración, siendo una de sus más importantes innovaciones; su sonido era rotundo y pesado, otra de sus características; las voces eran variadas, normalmente predominaba un tono fuerte pero totalmente inteligible para la exposición de las letras pero especialmente a partir de la segunda mitad del disco surgen nuevos tonos más pesados a modo de gritos menos entendibles, siendo otra de sus innovaciones; y finalmente el arte de su portada resultó una patada en el trasero para muchos, era una demanda, al igual que sus líricas, al capitalismo y a la política vigente, figuran marcas como CocaCola, Nestlé, Ford, Exxon, McDonald's, IBM, General Motors y otras más, en medio de calaberas como simbología de muerte y barbarie, estando en la parte inferior de los "señores" artífices de toda esa economía y política perversa. Apto únicamente para personas que no tragan entero!

From Enslavement To Obliteration, lanzado en 1988, es el segundo álbum de larga duración. Después de haber 'roto', en el buen sentido, la escena de música extrema con el lanzamiento de Scum, con su aparente desorden e irreverencia en todo apecto, solidificado en el padre indiscutible del Grindcore. Esta vez ordenan la casa en materia de sus músicos, la batería a cargo de Mick Harris, el bajo con Shane Embury (quien llegaría para quedarse definitivamente en la banda), la guitarra con Bill Steer (su último disco antes de dedicarse a la fundación de CARCASS), y Lee Dorrian esta vez como único vocalista (también siendo su último álbum de larga duración con la banda); de esa forma se daba algo de estabilidad en su alineación y empezaba a surgir la NAPALM DEATH definitiva con la llegada del bajista Shane Embury. La fórmula musical sigue siendo básicamente la misma que Scum, pero en este esfuerzo se ajustan los detallen y se profundizan aspectos instrumentales y de producción.

Harmony Corruption, lanzado en 1990, es el tercer álbum de larga duración. Es aquí en donde empiezan las cosas realmente como banda, y no es que los dos discos previos no tengan importancia, por el contrario tienen un peso incalculable pero con éste se consolidan las cosas en todos los temas. Entra Mark "Barney" Greenway para hacerse cargo de las voces y no soltarlas nunca más. También entra el de origen mexicano Jesse Pintado para encargarse de una de las dos guitarras, él fue gran infleuncia en todo el movimiento del Grindcore, ya que inicia con un estilo muy propio que luego repercutiría en otros de sus proyectos grandes como TERRORIZER, LOCK UP y BRUJERIA. Así como también entraba para quedarse Mitch Harris, para encargarse de la otra guitarra; Pintado y Harris hicieron una dupla fenomenal del trabajo de guitarras, normalmente a velocidades variables y con bastante simpatía con el Death Metal que aún estaba naciendo, incluso la duración de las canciones se habían extendido considerablemente. El Deathgrind había nacido.

Utopia Banished, lanzado en 1992, es el cuarto álbum de larga duración. La última gran adición de la historia de NAPALM DEATH se produciría con este disco; pues, Danny Herrera entraría para hacerse cargo definitivamente de la batería. Hubo varias mejoras en la banda, precisamente la batería tendría otro comportamiento a lo largo del disco, uno más orientado al virtuosismo típico del Death Metal; el trabajo de guitarra también sería muy importante en esa búsqueda por ser más intensos que nunca. La duración de las canciones es un promedio entre lo mostrado en sus dos eras anteriores, es decir, no son tan cortas como en Scum pero tampoco tan largas como en Harmony Corruption, promedian la barrera de los 3 minutos. La voz es fuerte y pegadiza, los aportes de Mark "Barney" Greenway son muy importantes, aunque ya existía una controversia comparativa entre él y su predecesor, Lee Dorrian. En general parece ser un retorno a un poco más de Grindcore, ya que el anterior disco se distanció tanto de sus ráices, una mezcla equilibrada, o al menos pretendida, entre el Grindcore y el Death Metal que les era tan interesante de explorar.

Fear, Emptiness, Despair, lanzado en 1994, es el quinto álbum de larga duración. Con una producción mejorada, de hecho muy significativa para la época por su gran trabajo de afinación generalziada pero sin perder la pesadez pretendida. Y no solo su emblema en la portada cambió, también es evidente un cambio de actitud, esta vez pareciera no interesarles nada, sus mentes no piensan en la temporalidad; es decir, la banda ha dejado de pensar en lo que fueron sus anteriores discos y lo que pueden ser en el futuro si siguen o no con la tendencia de Grindcore y/o de Death Metal, simplemente están buscando la rudeza, la clidad en sus canciones, la desesperación narrativa del mundo tal como lo indica el nombre del disco.

Diatribes, lanzado en 1996, es el sexto álbum de larga duración. Definitivamente diferente, sin pensar en nada más que el presente; y nos ponen en una posición muy interesante de observar, pues, no están haciendo casi nada de Grindcore para empezar a realizar una especie de Groove-Industrial-Deathgrind. Ese experimento, iniciado desde el anterior disco, les costó una avalancha de críticas a su respecto. Por lo personal, yo disfruto de este disco, lo considero un muy buen disco de escuchar por todo lo nuevo que muestran en buena forma; luego, me uno a la controversia y particularmente al bando minoritario que ve en éste muchas fortalezas (sin necesidad de negar otras debilidades).

Inside The Torn Apart, lanzado en 1997, es el séptimo álbum de larga duración. Parecen no intimidarse por las críticas, ellos simplemente van tirando música como una locomotora enfurecida, potente y repleta de espacio que no muestra ningún indicio de desaceleración. Siguen por su camino experimental, pegadizo pero apartado de todo lo que hicieron en su primer y segundo periodo; con algo bastante particular de señalar: pues, la norma general es que las bandas en periodos de experimentación reciben muchas críticas de diferentes frentes y eso ocasiona molestias internas que se traducen en separaciones, pese a ello, admirablemente, NAPALM DEATH no deja ver cansancios, ni conflictos de ninguna índole, siguen juntos y fuertes como las raíces de un gran árbol lleno de vida en tierra fértil.

Words From The Exit Wound, lanzado en 1998, es el octavo álbum de larga duración. Sugue siendo un esfuerzo por descubrir nuevos horizontes, sin embargo, aún se pueden encontrar algunas influencias de Grindcore. Es un disco que se encuentra en la línea del Groove-Death con algunos elementos melódicos e incluso progresivos, por ejemplo en la forma en que a veces se tocan las guitarras y en una que otra palabra cantada con voz limpia. La batería sigue con su racha de perfección, es muy precisa y con gran capacidad para hacerse notar fácilmente. Trae canciones un tanto regulares pero otras que sacan el pecho por el disco en general, de todas formas esa ha sido una característica de los últimos cuatro trabajos que se metieron de lleno en la experimentación propia. Es el último disco con el sello que los había respaldado desde el primer momento, EARACHE RECORDS, muy apropósito de su decaimiento como sello discográfico de altísimo prestigio que empezó a caer en diversos problemas por aquellos años.

Enemy Of The Music Business, lanzado en 2000, es el noveno álbum de larga duración. Aquí se mandaron una estrategia inteligente y conservadora a la vez, sin ninguno de los dos excesos, porque claramente sus anteriores discos les acarreó una doble realidad: por un lado, la de las fuertes críticas por separarse de sus raíces y, por el otro lado, la simpatización de nuevas personas a causa de su expansión de fronteras musicales. En todo caso, con este lanzamiento logran hacer un retorno aparente de su sonido más clásico pero sin abandonar ese lazo evidente con el Death Metal, por esa razón el disco es un promedio de las dos épocas pero con una inclinación hacia darle cierto 'contentillo' a los reclamantes del sonido Grindcore.

Order Of The Leech, lanzado en 2002, es el décimo álbum de larga duración. El caos y el ruido típico del Grindcore ha vuelto ¿De qué forma y con cuáles resultados? Esa sería una muy seria pregunta para abordar. Primero que nada, éste disco es veloz y ruidoso, es un incremento sustancial respecto a su más reciente predecesor, que procuró hacer de nuevo lo que mejor saben hacer, con unas guitarras y batería muy bien trabajadas en la producción para darle ese sentido de locura que todos reclamaban. Sin embargo, consiguientemente, no podemos decir que es un disco memorable, tal vez le hizo falta algo más de enganche en sus buenas ideas. No es para nada malo, pero su calificación, si de eso se trata, merecería un promedio bueno pero no más que eso. Éste es el disco de despedida de Jesse Pintado con la banda.

The Code Is Red...Long Live The Code, lanzado en 2005, es el décimo primer álbum de larga duración. ¡Lo lograron! Después de la polémica generada por la experimentación musical de NAPALM DEATH en los noventas y el intento de retorno con los siguientes dos discos, en la mitad de la década del dos mil se toman una cierta pausa de tres años (ya que estaban siendo una máquina lanzando discos cada año o dos años por mucho) y finalmente se reagrupan en ideas para pueblicar su disco más fuerte en los últimos años. La voz retornó a su tinte de Grindcore, es potente y fácilmente identificable, acompaña muy bien la caótica música. La guitarra hace ciertamente lo suyo, con riffs sencillos, rápidos y pegadizos. La batería ha dejado un poco de lado la tónica que estaba ejerciendo en el pasadomás reciente y, ahora, parece decidida a dar golpes contundentes con el propósito de apoyar la rítmica. Buen resultado de la mezcla Grind-Death; muy recomendado incluso para escuchar el bajo por cuenta de la impecable producción.

Smear Campaign, lanzado en 2006, es el décimo segundo álbum de larga duración. Parecen empezaños con la furia, si su más reciente publicación nos dejó un buen sabor de boca (bueno, mejor de oído literalmente) por su robustez musical y su magnífica respuesta de producción, pues, alegra recibir otro disco potente, enojado y muy bien ejecutado. El cuarteto de Barney Greenway, Shane Embury, Mitch Harris y Danny Herrera, claramente no están haciendo otro Scum, además hay que recordar (tal como se señaló en su momento) que esta formación no fue la artífice de ese disco, ni siquiera Embury que es el más antiguo de la banda; luego, parece desproporcionado y falto de contexto que se les pida re-hacer lo que ellos jamás inventaron. Ellos están haciendo lo que les corresponde que es una mezcla entre el Death Metal y el Grindcore. Ante eso, hay por decir que les suena muy bien, tal como lo mostraron en sus primeros trabajos de los noventas pero especialmente en Utopia Banished, claro está, respetando los matices entre ambos discos. Definitivamente es un disco que saca muchos elementos a la luz de todos sus simpatizantes, como antiguos y nuevos seguidores.

Time Waits For No Slave, lanzado en 2009, es el décimo tercer álbum de larga duración. La discografía de NAPALM DEATH es increíble, por eso son la banda más representativa del Metal -extremo- británico, siempre se están reinventando pero bajo marcos de mucha astucia. No es una banda cambios radicales, sin embargo, siempre están deseosos de recorrer nuevos caminos por menores que sean. Esta vez la atención se fija sobre la profundidad musical y la complejidad vocal, pues, la banda ha puesto guitarras que de vez en cuando son capaces de hacer una especie de atmósfera; mientras la voz hace uso incrementado de los gritos agudos que contrastan con la voz seca y alta generalmente empleada.

Utilitarian, lanzado en 2012, es el décimo cuarto álbum de larga duración. Realmente increíble ¿Alguien puede pensar en otros veteranos que después de más de dos décadas continúen realizando música de calidad y con tal estabilidad como banda? Pues, va a ser difícil encontrar una respuesta certera, ya que la discografía de NAPALM DEATH es compleja de estaduar porque, pese a sus cambios musicales, hay muchos factores que indican puntos a su favor en casi todas las facetas. Con éste gran trabajo muestran que sus últimos discos no son una coincidencia, ni tampoco un simple remedo a estructuras existentes. Las guitarras ya no tienen ese tinte de profundidad, el coqueteo con la atmósfera quedó atrás, particularmente en Time Waits For No Slave, sino vuelven a la sencillez en riffs que hacen las canciones tan memorables y fuertes. El avance va en ese sentido, en el retorno de los elementos propios del Death Metal con los de Grindcore. Pero, además, hay otro punto muy importante por resaltar de éste buen disco, la voz sigue haciendo esfuerzos por tener variedad y recordamos que en las anteriores oportunidades se escuchaban chillidos para contrastar pero ahora hay un poco de voz limpia y unos cuasi-chillidos (no tan fuertes como en el pasado). Muy recomendado.

Apex Predator - Easy Meat, lanzado en 2015, es el décimo quinto álbum de larga duración. Pese a la portada tan poco ilustrativa y sin mucha sintonía con la temática del disco, volvieron a hacer de las suyas bajo otro enfoque. Mientras en el disco anterior se dejaron ver ciertas variedades y hasta elementos progresivos, acá se retorna a un énfasis más punkero, por ejemplo las canciones se acortaron un poco más y su sonido pertenece a un ambiente más caótico y contundente. La lírica siempre ha sido muy contestataria hacia temas políticos, económicos y sociales, es algo heredado desde Scum, pero acá la forma en cómo se canta es más rígida, claro con su tono seco y áspero, sin traer a colación tantas voces chillonas y mucho menos las limpias. Ha sido la dinámica de la banda, ir, volver y recorrer en esa dinámica musical variable, siempre con buenos resultados.

1987 - Scum

1988 - From Enslavement To Obliteration

1990 - Harmony Corruption

1992 - Utopia Banished

1994 - Fear, Emptiness, Despair

1996 - Diatribes

1997 - Inside The Torn Apart

1998 - Words From The Exit Wound

2000 - Enemy Of The Music Business

2002 - Order Of The Leech

2005 - The Code Is Red...Long Live The Code

2006 - Smear Campaign

2009 - Time Waits For No Slave

2012 - Utilitarian

2015 - Apex Predator - Easy Meat

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada