xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 13 de julio de 2015

EDGE OF SANITY - Discografia

Nombre: EDGE OF SANITY
Género: Progressive Melodic Death Metal
País de Origen: Suecia

La historia de la conjunción entre el Rock Progresivo y el Metal es bastante duradera, por ningún motivo se debe interpretar como un invento de la contemporaneidad. A partir de principios de los ochentas nacieron bandas que traían esa ola gigantesca del Rock progresivo setentero que empezaron a incursionar con sonidos de guitarra cada vez más fuertes, claramente inspirados en el Metal; los primeros intentos, como es deducible, se realizaron bajo las carpas del Heavy Metal (tema del cual no nos ocuparemos en esta ocasión) pero posteriormente nacieron grandes joyas como WATCHTOWER, VOIVOD, CORONER o MEKONG DELTA, las cuales engendraron su propio estilo a las puertas del Thrash Metal. Era entonces, el inicio de toda una generación de músicos que se sentirían identificados con el trabajo iniciado por los hombres del Heavy y más propiamente con los del Thrash porque era contundente, rítmico y creativo pero además era el inicio propiamente de la técnica (que luego se desarrollaría en el Death Metal como algo alternativo al movimiento de vieja escuela, presentado especialmente en Europa); la progresión fue lo que más caracterizó la escena naciente del Death Metal sueco, contraria a la estadounidense que generalmente se basó más en una inspiración thrashera.
Entonces, no podía ser de otra forma el caso de EDGE OF SANITY, como típica banda sueca fue vanguardia en lo que respecta al Death Metal progresivo y a la postre con tintes melódicos (escena también desarrollada en Suecia, en el reputado sonido Gotemburgo); con toda esa casta se puso a si misma como una agrupación sólida de Death Metal con la salida de su álbum Nothing But Death Remains, en 1991, pero su segundo álbum Unorthodox, de 1992, mostraba un gran impulso por la fuerza que estaba siendo alimentada por muchos de sus compatriotas y músicos del mundo. Sin embargo, a medida que pasó el tiempo se fueron incrementando las influencias progresivas, profundizando su propio estilo, y para la salida del álbum Crimson, de 1996, fue prácticamente puro Metal progresivo, distando en varias cosas de lo que se había realizado en el pasado. Crimson fue una sola canción de 40 minutos que tenía como tema un futuro post-apocalíptico donde el hombre había perdido la habilidad de procrear. Después de intentar trabajar arduamente, se sacó otro álbum, Infernal, de 1997, el vocalista/guitarrista/compositor Dan Swanö abandonó el grupo y su partida estuvo asociada con la pérdida de calidad del grupo y una fuerte decaída. Swanö fue reemplazado por Robert Karlsson, el vocalista de Pan.Thy.Monium (un proyecto aparte en el cual Swanö también estaba incluido), pero después de otro álbum se separaría la banda.
En el 2003, Swanö empezó de nuevo el grupo pero él solo (con varios músicos ayudantes) y grabó la segunda parte de Crimson, llamada Crimson II; sin embargo, inmediatamente después se volvió a terminar EDGE OF SANITY, dejando una historia llena de misterios e hitos en el contexto musical.

Nothing But Death Remains, lanzado en 1991, es el primer álbum de larga duración. Las similitudes con los demás actos del sonido Gotemburgo están ahí en primer plano, definitivamente hacen parte de forma protagónica de esa importantísima escena. Salta a la vista (o mejor al oído) el potencial musical que se estaba viviendo para aquella época tanto en su país de origen como en otros epicentros de todos los tamaños al rededor del mundo y que EDGE OF SANITY procuraba manejar a su forma; siempre con una contundencia tremenda. Sin embargo, muchas de esas buenas ideas no se logran plasmar de una forma adecuadamente interconectadas y la producción tampoco ayudó mucho para que sonara un tanto más compacto el sonido. De todas formas es interesante escucharlo por su autoridad en el Death Metal sueco.

Unorthodox, lanzado en 1992, es el segundo álbum de larga duración. No hay que suprimir el anterior disco, que hizo lo suyo empezando la carrera de esta gran banda, sin embargo, no hay que escatimar los esfuerzos en aclarar que es con este disco en donde EDGE OF SANITY hace un nombre y da un golpe con su estilo. Es tan interesante que en los primeros segundos de la primera canción cualquiera se queda boquiabierto con el desempeño de un violonchelo colocado de primer plano para sorprender, luego la música va sonando y queda claro que la guitarra sencillamente está hecha para patear culos por su fuerza y utilización de progresiones y melodías; además con una batería con precisión cirujana y un muy buen rendimiento de voces, de por sí la voz fuerte es violenta pero Dan Swanö da un paso más adelante poniendo algunos momentos de voz limpia. Definitivamente es un disco para tener obligatoriamente en las tribunas del Death Metal.

The Spectral Sorrows, lanzado en 1993, es el tercer álbum de larga duración. Abriendo con uno de los mejores intros del Death Metal, desarrollando su concepto de brutalidad con progresión y melodía de forma devastadora y cerrando con un outro bastante liberal. Todo está muy bien armado en materia compositiva, Swanö se destaca como líder aunque habrá tenido varias ayudas de sus compañeros de sesión, con guitarras que recuerdan mucho a sus compatriotas de ENTOMBED, DISMEMBER y GRAVE; adicionalmente el comportamiento de la batería tiene un poco más de prudencia respecto al pasado, cosa que no está del todo mal pero tal vez algo más de locura le hubiese venido bien. En general, desde la guitarra hasta la voz tienen un muy buen impulso, lucen muy seguros. Es tan buen trabajo de todo el disco que entristece que no haya tenido el respaldo suficiente y hasta hoy día continúa medio refundido en la escena.

Purgatory Afterglow, lanzado en 1994, es el cuarto álbum de larga duración. La demostración de capacidad por parte de la banda había sido rotunda en sus últimos dos discos, sin embargo, no lograba despegar con un nombre propio por completo y es con este gran trabajo que así lo logra. Sus atributos son varios pero llama la atención el incremento de progresión, mientras al otro lado del mundo bandas como GORGUTS hacían su música progresiva con bastante complejidad y llena de elementos brutales, en Suecia se encontraba EDGE OF SANITY que hacía las cosas totalmente al contrario: con gran simpleza y énfasis hacia su profundidad instrumental y vocal. Este disco es recordado por dar un golpe contundente en la maestría musical, en lo que a progresión se refiere, junto a un cambio incluso estético de portada.

Crimson, lanzado en 1996, es el quinto álbum de larga duración. Como si fuera poco el gran trabajo realizado por la banda durante un buen tiempo, prácticamente sin lugar al error, ahora se vienen con una gran canción que abarca la totalidad del disco. La temática es interesantísima, ilustrando un mundo en el cual los seres humanos poco a poco perdieron su capacidad de reproducción (cómicamente lo contrario a la realidad en donde por el contrario sufrimos de la asquerosa sobrepoblación), hasta que aparece un niño misterioso del cual no se sabe si es producto de los cielos o del infierno y así continúa el desarrollo de la misma historia, que sin duda cautiva a cualquiera. Todo está muy bien pensado y puesto en la grabación; sin embargo, me parece que la música no es lo suficientemente compacta como para haberla colocado en una sola pieza, que apropósito me parece algo agotador escuchar todo en un solo comunicado, mientras que hubiese sido una mucho mejor idea colocar unos tres capítulos de la historia separados en tres canciones diferentes pero conectadas al mismo hilo de la historia. De todas formas es un disco muy sobresaliente y, por ello, hay que tenerlo si se gusta de la progresión.

Infernal, lanzado en 1997, es el sexto álbum de larga duración. Después de trabajos tan sólidos como los predecesores es verdadero drama para definir el camino a seguir, de uno u otro modo no queda sino hacer algo muy diferente para que no quepa mucho lugar para la comparación y especulación, eso es lo que la gran mayoría de bandas hacen cuando han lanzado sus mejores discos pero EDGE OF SANITY tomó el camino facilista de hacer un disco que intentara recoger sus diferentes tendencias exitosas en el pasado. Lamentablemente no les salió como lo planeaban porque se escucha un álbum totalmente dividido, es exceder la variedad para caer en la confusión de no saber el desarrollo de la música. Pero, vamos, no es para caer en el fatalismo, el disco trae buenas ideas (que no fueron adecuadamente conectadas) de tal forma que hay que disfrutar de esas buenas ideas por separado; sabiendo que, por su falta de gestión, pudo ser otro clásico.

Cryptic, lanzado en 1997, es el séptimo álbum de larga duración. Lo primero que hay por resaltar es la ausencia de Dan Swanö, muy lamentable realidad pero curiosamente es un disco sólido, no se entiende cómo se lograron estructuras tan sólidas entre lo anterior de la banda y el legado progresivo de Swanö, de hecho es como si él hubiese dejado material escrito. Una de las cosas que más se notan es el cambio de énfasis que se le dan a los riffs, ahora algo más cercanos a Unorthodox con uso de progresión pero mucho más a lo vieja escuela sueca, en muchos aspectos similar a DISMEMBER y GRAVE. Robert Karlsson de Pan.thy.monium ha sido reclutado para manejar la voz, y fue una muy buena idea porque logra representar bien el legado de Swanö, lógicamente sin superarlo.

Crimson II, lanzado en 2003, es el octavo álbum de larga duración. En su forma de estructurar la música es lo contrario a Crimson I porque aquí en lugar de lanzar una única pieza con todo el material allí contenido se ha trabajado en un material extenso con muchísimas pistas; pasó de un extremo al otro. Esto por supuesto tiene opiniones contrarias pero son más los que lo erigen como una obra suprema. Grandes progresiones se encuentran condensadas en pequeños espacios, tanto así que la canción más larga es de 1:42 minutos, en todo caso todas las canciones traen grandes momentos que, por supuesto, son enormemente apreciadas a lo largo del tiempo. Es recomendable para la gente que gusta de la mayor progresión.

1991 - Nothing But Death Remains

1992 - Unorthodox

1993 - The Spectral Sorrows

1994 - Purgatory Afterglow

1996 - Crimson

1997 - Infernal

1997 - Cryptic

2003 - Crimson II

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada