xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 14 de julio de 2014

SODOM - Discografia

Nombre: SODOM
Género: Thrash Metal
País de Origen: Alemania

Ya es bien sabido que los grandes actos en el Metal nacen de una forma bastante modesta y sobre todo bajo la inspiración de los padres de todos los tiempos del Metal, la inspiración por bandas como MOTÖRHEAD y VENOM sentó las bases de SODOM, que fue formada en 1981 con la formación original de Tom Angelripper, Chris Witchhunter y Aggressor; estos tres hombres se encargarían de germinar el proyecto que más tarde se convertiría en uno de los actos más fuertes y reconocidos en el mundo metalero, sacando la casta y lo memorable de MOTÖRHEAD junto a la oscuridad característica de VENOM.
L
anzaron dos demos, "Witching Metal" y "Victims of Death", que dieron lugar a un contrato de grabación con la reconocida productora STREAMHAMMER. Aggressor dejó la banda poco antes de la liberación del EP de 1984 "In the Sign of Evil", y fue reemplazado por Grave Violator, que no duró mucho tiempo en la banda por decisión propia, y ya para el álbum debut "Obsessed by Cruelty" fue reemplazado por Destructor. Sin embargo, después de la liberación del disco Destructor dejó la banda para unirse a sus similares en KREATOR. A partir de entonces sus publicaciones irían en ascenso comercial, empezando con "Persecution Mania" que fue lanzado con otro guitarrista, Frank Blackfire. El siguiente álbum hizo famosa a la agrupación de SODOM; el golpe contundente de "Agent Orange", que fue lanzado en 1989, hizo de SODOM todo un gigante del Metal, y además uno de los tres grandes nombres del Thrash Metal alemán; los otros dos son KREATOR y DESTRUCTION (ocasionalmente se hace referencia conjunta de la escena alemana integrada por estas bandas junto a TANKARD). Una vez más un nuevo guitarrista, que se hacía llamar como Blackfire, también dejó la banda para unirse a KREATOR. El reemplazo para el trabajo se encontró en Michael Hoffman; con ese alineación el álbum "Better Off Dead" fue lanzado en 1990. Durante la gira por América del Sur, sin embargo, Hoffman decidió quedarse en Brasil y, por tanto, la banda se vio obligada a dejarlo ir y ponerse en búsqueda de un nuevo miembro. Su reemplazo fue encontrado en Andy Brings y un nuevo álbum fue grabado, titulado "Tapping the Vein", que estaba más influenciado que nunca antes por el Death Metal. Esto resultó ser el último álbum con el baterista Witchhunter, quien renunció debido a la falta de interés por esta música y esto desde luego fue un golpe bajo para la estabilidad de la banda... Sin embargo, hasta el día de hoy SODOM se mantiene vivo y con sed de buenos resultados musicales; es una banda que nunca defrauda, por lo que en su calidad musical siempre están buscando la fuerza característica que los hizo famosos con una buena dosis de madurez, y ciertamente así lo logran!

Obsessed By Cruelty, lazando en 1986, es el primer álbum de larga duración. Este es todo un clásico a la hora de hablar del Metal en general, incluso fue publicado en lo que se considera "el año de oro" en lo que a Thrash Metal se refiere, junto a reputados discos como Pleasure to KillReign in Blood; pero este disco es uno de aquellos que rebasa las barreras de lo genérico tal como lo fue el Thrash insipiente como el elaborado en sus inicios por VENOM e incluso, para no mirar tan lejos, como es la característica reconocida del Thrash alemán no sólo con SODOM sino también con KREATOR y DESTRUCTION. Este disco es tan especial y tan diferente, incluso del éxito en ese momento de KREATOR con su obra Pleasure to Kill, por su extrema cercanía al Black Metal, sus riffs son típicos de la construcción oscura y terrorífica de VENOM y con una batería que recuerda a los principios de BATHORY (de hecho el tipo de producción es campo en tinieblas); lo que definitivamente hace que este disco no esté matriculado en el Black Metal es sin duda su voz, y no precisamente por lo fina o melódica porque también es fuerte pero no llega a ser cercana con el grito y cotorreo escandinavo.

Persecution Mania, lazando en 1987, es el segundo álbum de larga duración. Este es un paso transitorio entre la fuerte presencia del Black Metal que se mostró en el anterior disco y la temática propia de guerra con sus riffs potentes que habían tan reconocida a la agrupación de SODOM con el siguiente disco. La técnica en la composición de sus canciones empieza a presentarse de una forma muy consistente y adecuada para su propio beneficio, con una batería intensa que no se preocupa mucho en ser sutil o estética sino a darle la mayor velocidad y potencia necesaria para que la buena voz arroje sus asesinas letras. En síntesis es un disco que no suele aparecer mucho en los listados pero que merece ser escuchado y valorado porque efectivamente es un disco muy superior a lo hecho por bandas ultra-comerciales como METALLICA.

Agent Orange, lazando en 1989, es el tercer álbum de larga duración. Sencillamente un clásico de clásicos, las palabras parecen pequeñas para describir la calidad musical tan impresionante que tiene este disco; para fortuna de la banda no es un álbum en donde existan picos y valles pronunciados sino que su excelencia es notoriamente estable, todas sus canciones son piezas que están entre lo más destacado del género. Es fácil de amar sus riffs trituradores, técnicos y en todo caso magistrales que nos llevan a un estado imaginativo exactamente como lo quieren lograr la letras, un ambiente lleno de batallas épicas; la producción hace un magnifico trabajo en la nitidez del sonido y en la mezcla al poner totalmente en su sitio a la batería, es decir, el golpeteo no está escondido pero tampoco roba la atención en exceso. La voz es también un punto importante por mencionar, ya que llega a ser fuerte pero totalmente inteligible; sus letras están muy bien compuestas y su interpretación es de primera. Esto es oro auditivo.

Better Off Dead, lazando en 1990, es el cuarto álbum de larga duración. Después de que una banda saca al mercado a su máxima joya es difícil dar el próximo paso, de hecho pocas bandas lo han hecho con efectividad e inteligencia como por ejemplo KREATOR, DESTRUCTION, TESTAMENT y el renombrado caso de SLAYER, marco en el que se puede agregar perfectamente a SODOM, porque este disco ha sido un digno -próximo paso- para la banda y ni siquiera porque se haya cambiado demasiado su fórmula, como fue el caso con SLAYER luego de Reign in Blood, el caso es que a este disco poco se le voltea a mirar a pesar de que cuenta con una muy alta calidad. Lo que diferencia a este disco es que los riffs fueron ligeramente cambiados, dejando de ser tan explosivos para convertirse en un conjunto de ritmos con más continuidad y por ende con menos cambios, por lo menos tan notables como se veía en el anterior disco; pero aún así se encuentran muchas continuidades que les trajeron rotundo éxito. Definitivamente lo que sí cambió bastante fue la voz, son aquellos cambios que pueden parecer minimalistas y resultan en un cambio sustancial. Es un disco muy respetable que vale la pena tener más en cuenta.

Tapping The Vein, lazando en 1992, es el quinto álbum de larga duración. Otro golpe contundente para los oídos de todo el mundo, este disco se destaca por ser uno de los más fuertes no sólo dentro de la discografía de SODOM sino de todo el Thrash y la música extrema. Sus riffs trituradores y técnicos que cambian mucho de ruta han vuelto en la plena forma de Agent Orange, y eso sin duda es una gran sorpresa; pero lo que hay que destacarles es que no se trata para nada de una copia de lo anteriormente hecho sino una continuidad de su propio estilo con un nuevo toque, en este caso de un coqueteo al Death Metal en el que incluso las voces logran ser más fuertes y sanguinarias que nunca antes.

Get What You Deserve, lazando en 1994, es el sexto álbum de larga duración. SODOM no se ha caracterizado por copiar literalmente el pasado pero tampoco por hacer cambios radicales, o como dirían varios en los mejores medios: "sencillamente, cambios estúpidos", como en el caso de KREATOR; es decir, mientras SODOM lanzaba este disco (muy sucio y veloz) KREATOR ya había lanzado el exabrupto de Renewal y estaba apunto de lanzar el fracaso en cadena Cause for Conflict; no hay que confundirnos, SODOM no siguió su estilo, también realizó su experimentación en la década de los 90's como el resto de las bandas Thrash pero la gran diferencia radica en el -tipo- de experimentación, acá las cosas no se fueron al polo de la torpeza como en Renewal sino por el contrario se hicieron más sucias y arrebatadas que nunca antes. Puntualmente, se ha tomado el instinto metalero con mucha adición del Punk Rock, y sinceramente, siendo yo un amante exclusivo del Metal, quiero decir que la música suena muy bien; las canciones son muy veloces (y de corta duración como en Reign in Blood) con letras de rapiña, una producción bastante sucia y una voz realmente extrema.

Masquerade In Blood, lazando en 1995, es el séptimo álbum de larga duración. Es lamentable que ha este disco no se le haya escuchado de una mejor forma y por consecuencia se le haya presentado una tan mala fama a este discazo, sí, no escribí mal, de este disco tan sólido. Las influencias de Punk siguen estando presentes pero ahora con un mayor equilibrio frente al Thrash, incluso contiene temas que son netamente de thrasheros, como "Fields Of Honour", y es que resulta injusto que se le considere un mal disco cuando está repleto de buenas piezas, independientemente de si es o no Thrash convencional; la producción es un arma de doble filo acá, ya que por un lado hace un muy buen trabajo para deleitar los oídos más rústicos (en mi caso alcanzo a disfrutar mucho el sonido) y por el otro lado es una edición bastante desequilibrada en nitidez y mezcla. Aclarando ante todo que el propósito del disco fue precisamente sonar muy sucio y grueso, así que para nada buscaban ser decentes; mi única crítica es que la guitarra pudo haberse destacado un poco más en la mezcla, pero aún así este disco es una verdadera joya con mucha actitud, y no exagero...

'Til Death Do Us Unite, lazando en 1997, es el octavo álbum de larga duración. Claramente no es uno de sus discos insignia pero se la han arreglado para volver a complacer sus seguidores clásicos, así es, el Punk se ha alejado mayoritariamente para volver a tener un dominio thrashero; sin embargo, algunas de sus composiciones recuerdan ese pasado fugaz empapado de Punk, un ejemplo de ello es la canción "Gisela". Mientras la producción cambiaba al ritmo de la música, con más notoriedad de la guitarra y con un tono generalmente un tanto más digerible, la batería continuaba siendo atrevida y sin ceder ni un sólo centímetro de su protagonismo, cosa que sin duda es una buena noticia.

Code Red, lazando en 1999, es el noveno álbum de larga duración. Mientras que KREATOR, una vez más se presenta la inevitable comparación, titubeaba sobre su regreso al Thrash Metal (cosa que no es muy diferente hasta nuestros días) SODOM dio un golpe trascendental para quienes alguna vez habían dudado de las capacidades compositivas de SODOM y de paso para quienes se oponen a compartir la opinión de superioridad de SODOM por sobre las demás bandas de su país. Sus riffs fuertes, pegajosos y con algo de técnica han vuelto de una forma violenta que son alimentados por una continuidad de percusión con actitud y estruendo que rematan de la mejor forma las salvajes voces; esa conjunción de talento instrumental alientan al bajo para que cumpla un rol de vocería en el ritmo generalmente veloz que traen sus canciones.

M-16, lazando en 2001, es el décimo álbum de larga duración. Como si fuera poca la atención que lograron concentrar con sus sólidos últimos discos, incluso en su etapa de experimentación, arrojan un disco que la pone muy difícil a la hora de seleccionar su ranking de mejores discos, si alguien se atreve a jerarquizarlos estoy convencido que sería todo un motivo de polémica por la sencilla razón que SODOM tiene una estabilidad musical increíble en su historia; lo que no temo en asegurar es que SODOM son los líderes del Thrash alemán, claro que esa opinión también causará malestar en específico para los fans más fieles de KREATOR, pero no nos vengamos con engaños, el porcentaje de acierto musical entre SODOM y KREATOR salta a la vista, por más que se ame una banda se debe tener la responsabilidad de aceptar que SODOM no han fallado ni en uno sólo de sus lanzamientos (ni siquiera en el controvertido Masquerade In Blood, como muchos lo pretenden señalar sin muchos argumentos de peso). las melodías que trae este disco están muy bien compactadas en la representación de todos los instrumentos en su conjunto, este es un trabajo en equipo increíblemente compacto en el que todos caminan por la misma dirección; es el camino del éxito y la coronación porque repito sin temor: ellos son los reyes del Thrash alemán.

Sodom, lazando en 2006, es el décimo primer álbum de larga duración. Luego del ingreso del guitarrista Bernemann, en 1996, que se sentó en el trono junto a Tom Angelripper para quedarse del todo gracias a una química y amistad grande que desarrollaron en pro de SODOM; de esa forma se celebraran los 10 años de Bernemann trabajando para la banda, y sus resultados han saltado a la vista (como lo hemos visto disco tras disco) pero en esta oportunidad han decidido festejar ese motivo con el disco homónimo de la banda y con ello desarrollar la variedad más significativa en su larga historia. Algunas partes del ritmo exhibido en la época de Persecution Mania han sido revividas y los riffs grandilocuentes de Agent Orange también han sido traídos pero con dos características notables: 1) uso general del tempo medio, sólo con un par de excepciones pero el disco se consolida como no-veloz y extremadamente variado; y 2) la melodía ha sido utilizada dentro de esa variedad para convertir algunos de sus mejores momentos en piezas pegajosas. Con este disco envían el mensaje de su versatilidad compositiva y de paso seguir dejando en lo más alto el nombre de SODOM; sin agotamiento alguno en sus ideas este tren sigue su curso!

The Final Sign Of Evil, lazando en 2007, es el décimo segundo álbum de larga duración. -Retorno a sus raíces más profundas-; es por eso que tanta gente (me incluyo) apreciamos y respetamos tanto a esta banda, porque hasta el día de hoy siguen haciendo su propia música, sin ilusiones mercantilistas, ellos no juegan a ser mercachifles, solo crean música letal para nosotros siempre con su estilo. Esta es una re-interpretación pero suena casi tan crudo como el EP "In the Sign of Evil" que data de 1984. Pero, por suerte es mejor porque suena oscuro y demencial como en el EP que se inspiraron; trae las canciones originales de 1984 y adicionalmente otras creaciones. A lo largo del álbum, hay riffs malévolos llenos de puro Thrash, pero no son tan orgánicos y pegajosos como es el caso en álbumes anteriores; esto se debe por la fuerte incursión que SODOM tuvo en sus primeros años y que acá se ha tratado de resucitar con pleno éxito.

In War And Pieces, lazando en 2010, es el décimo tercer álbum de larga duración. Con sólo leer el título del disco ya se sabe que se trata algo bueno, del estilo clásico de SODOM, y desde luego que la interpretación no es errónea. Se percibe un esfuerzo de la banda en colocar las cosas en orden para poder imprimir algo fuerte y fluido, pero además trabajan para darle algo de variedad a las canciones; los intros son importantes para la forma en que ellos han creado sus canciones, y ciertamente es una jugada inteligente, ya que una de las partes fundamentales del oyente es identificar cómo empieza la canción. No es un disco tan limpio y melódico como M-16 pero son capaces de fusionar los diferentes factores de su historia para hacer algo realmente inspirado con sus propias herramientas.

Epitome Of Torture, lazando en 2013, es el décimo cuarto álbum de larga duración. Todos sabemos que en la actualidad las bandas de vieja escuela ya no son ni la sombra de lo que fueron en sus años mozos, pero en el caso de SODOM esa historieta suele plantear más apelativos que acuerdos; ellos mismos se han encargado de demostrar con sus discos que aún se puede hacer música de calidad y por tanto que a SODOM no se le puede meter en ese saco de bandas decaídas. Sus riffs y golpeteos de batería se complementan muy bien para que la música suene ordenada, tal parece que a sus épocas de experimentación punkera con esa suciedad y locura constante no volvieron a contagiar a la banda desde hace varios años, ya que acá se plantea lo contrario: una base rítmica en la instrumentación que dan pie para que en la voz se hagan cantos increíblemente pegajosos con la sobria utilización de melodía; canciones como "My Final Bullet", "Cannibal", "Invokating The Demons" o"Into The Skies of War" son piezas de este gran disco que una vez entendidas no se lograrán olvidar fácilmente.

1986 - Obsessed By Cruelty

1987 - Persecution Mania

1989 - Agent Orange

1990 - Better Off Dead

1992 - Tapping The Vein

1994 - Get What You Deserve

1995 - Masquerade In Blood

1997 - 'Til Death Do Us Unite

1999 - Code Red

2001 - M-16

2006 - Sodom

2007 - The Final Sign Of Evil

2010 - In War And Pieces

2013 - Epitome Of Torture

4 comentarios:

  1. Hola un gran saludo desde Chile, gracias por el blog y por compartir esta magnífica música, te pasaste con el blog muy bueno y los links ya no se encuentran así siga culturizandonos aún más Aguante el metal !!!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente banda, y excelente opinión! Gracias por subir buena música y tomarse el tiempo para hacer una buena reseña!

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reseña, gracias por el aporte!
    Tengo los demos "Witching Metal" y "Victims Of Death", y también "Obsessed By Cruelty". Si te interesan para publicarlos y añadirlos a esta maravillosa colección, escribime y te los envío.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Excelente !!! Una bandota ya legendaria saludos /,,/

    ResponderEliminar