xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 27 de enero de 2014

GRAVE DIGGER - Discografia

Nombre: GRAVE DIGGER
Género: Heavy-Power Metal
País de Origen: Alemania

Los inicios de GRAVE DIGGER se remontan a 1980 en Alemania. Después de varias apariciones en pequeños festivales, la banda, que comprende Chris Boltendahl, Peter Masson, Willi Lackmann y Albert Eckardt, grabó una canción para el álbum recopilatorio "Rock from hell" en 1983, y eso les sirvió como un impulso en su trabajo propio, ya que un año después, GRAVE DIGGER lanzó su álbum debut "Heavy Metal Breakdown", sentando así la primera cuota de una gran banda que desde ese momento nacería de entre la tierra. Luego lanzaron su segundo álbum "Witch Hunter" en 1985, que les ayudó a dar un paso más en su verde carrera; después de completar este álbum, Eckardt dejó la banda, y fue reemplazado por C.F. Brank. En ese momento se les apareció su primera gran oportunidad de hacer una gira como teloneros de HELLOWEEN, y una gira como cabezas de cartel triple con CELTIC FROST y HELLOWEEN; sin perder el tiempo y trabajando arduamente lanzan unos meses más tarde su tercer álbum "War Games" en enero de 1986.
En 1987 el nombre de la banda fue cambiado por solamente DIGGER, nombre con el que lanzaron el álbum "Stronger Than Ever", este álbum no tenía nada en común con la música de los principios de GRAVE DIGGER; por lo que es un cambio de banda y no solo de nombre. Era más un intento de llegar a las masas con la corriente principal del Rock como el de Bon Jovi o Van Halen. El álbum fracasó, ya que no fue fácilmente aceptado por los fans originales ni de la 'nueva' corriente que la banda había incursionado. Como resultado, Chris Boltendahl declaró la disolución de la banda a finales de 1987; fue un fracaso fugaz, ya que el proyecto no duró siquiera un año. De esa forma la banda fue reformada en 1991 para seguir trabajando en la linea musical original, con Chris Boltendahl y Uwe Lulis, junto con dos recién llegados, Tomi Göttlich y Jörg Michael, que habían sido los bateristas de RAGE y RUNNING WILD, dieron a conocer un expediente de la reaparición de GRAVE DIGGER; el anhelado retorno sería con álbum de 1993 llamado "The Reaper".

Siguieron en 1995 con el álbum "Heart of Darkness" que se caracterizó por se un disco muy oscuro, como su título lo indica, e influenciado por los primeros trabajos de ANNIHILATOR. En 1996, Stefan Arnold se convirtió en el nuevo baterista de la banda. Este año también marcó el lanzamiento del álbum conceptual "Tunes of War", que trata de la historia antigua de Escocia; en concreto el álbum se dedicó a la primera parte de la Edad Media y estaba destinado a ser una trilogía. El próximo álbum fue "Knights of the Cross", la segunda parte de la trilogía, con Jens Becker en el bajo, se completó en 1997 y fue sobre el auge y caída de los Caballeros Templarios. Y la última parte de la trilogía, "Excalibur", que fue terminado en 1999, explorando la leyenda del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda. Poco después del lanzamiento de "Excalibur", la banda se embarcó en una gira mundial y se unió con el teclista Hans-Peter Katzenburg, quien más tarde se convirtió en un miembro permanente de la banda. Pero las buenas noticias no dejaban de suceder después de tanto tiempo en la escena, ya que en 2000 GRAVE DIGGER celebra su 20 aniversario, para celebrar la ocasión, se realizó un concierto con entradas agotadas en el Zeche Bochum; este concierto marcó un capítulo decisivo en la historia de la banda, porque Uwe Lulis dejó la banda poco antes del show debido a cuestiones, pero en cambio se encontraron con el guitarrista ex-RAGE Manni Schmidt, que aparece por primera vez en el trabajo de 2001 que resultó como una explosión nuclear, "The Grave Digger". Después de más de dos décadas trabajando decidieron ponerle a su próximo disco el nombre de la banda; las obras de Edgar Allan Poe sirvió como inspiración para las letras del disco. De esa forma GRAVE DIGGER abriría campo a una nueva era, que parece no agotarse, arraigada a la fidelidad de su música y de todo el marco que construyeron en el pasado hasta darlos a conocer como una de las más grandes bandas del Heavy Metal y una de las creadoras del Power Metal.

Heavy Metal Breakdown, lanzado en 1984, es el primer álbum de larga duración. Los hombres de GRAVE DIGGER estaban decididos a empezar con toda la energía, y de cierta forma lo han logrado con un disco más que decente. Algunos acuñan a que es un disco irregular y lleno de defectos, sin embargo, yo discrepo con todos ellos por tratarse de un disco de la primera mitad de los 80's en donde incluso bandas como la gran IRON MAIDEN estaban encontrando su pleno camino; y si se tratara de comparar (en el buen sentido y respetando las diferencias) yo estaría convencido que GRAVE DIGGER ha tenido un mejor debut que la misma IRON MAIDEN. Claro que la diferencia entre los álbumes de las dos bandas tienen una diferencia de 4 años, y en eso ya se establece una diferencia notoria por ser 'abridores de un nuevo camino', me refiero a IRON MAIDEN; son pocos los años de diferencia pero GRAVE DIGGER ya el referente de más discos para sus influencias y ejemplos de cómo hacer las cosas. ¿Pero por qué he traído a colación esta cita? Porque quiero hacer énfasis en que el inicio de GRAVE DIGGER corresponde a un estilo contrario a lo que los destacaría años después; su debut se daría sobre las tablas del Heavy Metal más no del Power Metal, que sería su especialización posterior. Algo para llamar la atención dentro del estilo de este disco es que la voz es bastante diferente y con mucha calidad; bandas como OVERKILL (al otro lado del mar) se podrían de acuerdo con esta banda para la solidificación de este estilo tan disfrutable de cantar.

Witch Hunter, lanzado en 1985, es el segundo álbum de larga duración. La banda ha decidido continuar con un par de cambios cosméticos en su música, cosa que le disgustó a algunos y nos agradó a otros. Hay que empezar por mencionar el leve mejoramiento en la calidad de la edición de estudio. Lo más notorio dentro de ese cambio 'cosmético', como lo reseñaba anteriormente, se refiere a una mayor fijación por el Speed Metal que sin duda alguna hace destacar las canciones a otro nivel del anterior, especialmente se nota la similitud con ANNIHILATOR; esto se refleja en un aumento de velocidad estandarte, así como una mayor utilización de riffs galopantes y pegajosos que se contrastan con muchos solos. Las letras han cambiado un poco en pro de la variedad, ahora se han incorporado letras que contrastan tanto en la diferencia como -el cazador de brujas- y -el amor es un juego- (traducido a nuestro lenguaje); dos tendencias letrísticas totalmente diferentes que confluyen entre sí para un alto nivel de variedad.

War Games, lanzado en 1986, es el tercer álbum de larga duración. Este trabajo es casi un disco conceptual, sin serlo del todo, que cuenta la historia sobre el Enola Gay (bombardero B-29) cuando se lanzó la bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima; de esa forma perfecciona su ambición por las temáticas de guerra que había exhibido con timidez en el pasado, esta vez sobre la disputa territorial/económica entre Estados Unidos y Japón en la Segunda Guerra Mundial. Pero además, en este disco han ido más allá de la variedad letrística que se hizo notar en el anterior disco, ya que ahora también han marcado esa idea en las estructuras de las canciones, por incorporar no solo ese mayúsculo Speed Metal sino también piezas a medio-tempo e incluso una interesante balada (que no desentona para nada). Es claro que GRAVE DIGGER siguen pensando y haciendo cosas en grande.

The Reaper, lanzado en 1993, es el cuarto álbum de larga duración. Luego de haber fracasado con su proyecto de Rock, GRAVE DIGGER ha vuelto con ansias de poder, y la forma para lograrlo fue un nuevo camino para la banda en donde se destaca el cambio de matiz en sus temáticas, en sus influencias instrumentales, en su producción y hasta en su enfoque (que hora luce más oscuro). En concreto, este es el comienzo del Power Metal en las filas musicales de la banda en donde se hace muy evidente su abandono mayoritario por el Speed Metal para darle la bienvenida a una especie de fantasía melódica, característica típica del Power Metal, donde se hace apreciable su toque de HELLOWEEN con su melodía, variación de tempos y oscuridad correspondiente. La banda sin aún haber modificado su voz le han sobrado los cambios, pero este parece ser definitivo hacia esa 'nueva' transición...

Heart Of Darkness, lanzado en 1995, es el quinto álbum de larga duración. Sin subestimar los anteriores trabajos (para nada) pero hay que resaltar el papel de este disco en la discografía de la banda, podríamos decir con franqueza y claridad que este es un clásico, el primero de la banda. Es tan meritorio este álbum por varias razones: primero porque la calidad de producción es casi impecable (a pesar de ser del 95), por ejemplo el trabajo de la mezcla y respectiva participación del bajo es no menos que fenomenal; segundo porque el dinamismo que muestra el trabajo de guitarra es impresionantemente entretenido, son riffs muy creativos y pegadizos debido a su creatividad en materia de variedad estilística; y tercero porque todo lo anterior se une para formar el proyecto que da inicio al Power Metal, junto al anterior álbum, que se está cocinando cada vez más. La voz registró un cambio, ya no es predominantemente aguda sino que con la misma fórmula lo hace de una forma más fría, ese cambio también empezó a datar desde el anterior disco.

Tunes Of War, lanzado en 1996, es el sexto álbum de larga duración. Aquí empieza el primer capítulo perteneciente a la trilogía de la historia escocesa, y a decir verdad marca un punto de diferencia notorio frente a todo lo anteriormente realizado. Es una mezcla de orientaciones que se reúnen para crear un sonido más o menos único, para empezar se marca la influencia de ACCEPT, así como la mayoría de bandas alemanas que le guardan una especie de 'tributo sonoro' a su estilo, también se puede notar cierto tinte a JUDAS PRIEST; son las influencias que más se notan en el direccionamiento con la inclinación mayoritaria hacía el Power Metal que les sienta muy bien. Sin embargo, no siento que haya igualado ni mucho menos superado al anterior trabajo. El trabajo de producción no fue tan perfecto como en el pasado, ya que no se nota ni en la composición ni producción una debida mezcla del bajo; y la voz es buena en su estilo áspero y seco, pero definitivamente me quedo con el tinte agudo.

Knights Of The Cross, lanzado en 1998, es el séptimo álbum de larga duración. La segunda manga de la trilogía de escocia y su historia, esta vez con su interesante temática de las cruzadas; lo primero que se puede apreciar es la recuperación del trabajo en estudio, ya que luce más nítido y con una mejor mezcla. Y la segunda característica que se nota es un aumento del uso de teclados, que por cierto lucen muy bien en la música, por lo menos en teoría. Pero los problemas también se hacen notar rápidamente, que tienen que ver principalmente con esa sensación de que algo le falta para ser completo o creíble, el medio tempo con el que llevan intentando esta vez no luce, se supone que la disminución de la velocidad y la incorporación de teclados solo busca un efecto oscuro y atmosférico; pero me temo que no les ha salido tan bien como lo planearon. Hay grandes canciones e ideas sueltas que les hizo falta más trabajo para que lograran su objetivo. La voz ya se va tornando de poco simpática a insoportable; este disco tiene subidas y bajadas, es decir, muy inconstante.

Excalibur, lanzado en 1999, es el octavo álbum de larga duración. Esta es la última parte de la trilogía medieval escocesa, y es bueno decir desde ya que resultó ser el mejor de los tres que componen la temática histórica, asimismo resultó ser un exitoso y reconocido trabajo de GRAVE DIGGER. Digamos que varios de los errores graves de los dos anteriores discos han sido subsanados en su mayoría (no es su totalidad) para ya sentar completamente su estilo de Power Metal con ese infaltable toque de Heavy, que no solo posee esta banda sino que poseen todas las bandas alemanas, incluso los padres del Power Metal, HELLOWEEN. Tiene un uso contante de riffs vieja escuela y variados en tempo, cosa que lo hace muy agradable porque se logró hacer adecuadamente y con coherencia. Además de lo interesante que resultó hasta la portada, la voz con muchos coros, sin ser perfecta, se las arregló para lucir mucho más pegadiza que en el anterior disco.

The Grave Digger, lanzado en 2001, es el noveno álbum de larga duración. Sí, el anterior trabajo fue valorado como un clásico pero este disco sin proclamarse como tal hizo más de lo que hizo su predecesor, y eso se nota en todas las áreas. Firmando con NUCLEAR BLAST le dieron un excelente disco al sello y sobre todo a la gente. La temática, ya distinta a los tres anteriores álbumes, se dedicó de una forma más mórbida al terror de manera sólida y creíble, además está muy bien 'ambientizado' (permitan la expresión inventada), es decir, la atmósfera constante relata de una forma muy competente las temáticas oscuras que poseen cada una de las canciones. Los pasajes de guitarra están muy bien escritos y ejecutados tanto solitaria como mancomunadamente con los demás instrumentos, incluso la batería que ha sido lo más débil de la banda en toda su historia ha tenido un gran realce. No hay duda que es un álbum excelente; en una época en la que mientras otras bandas decaían GRAVE DIGGER no cedía ni un milímetro de terreno y por el contrario continuaba con su imparable ritmo de clásicos.

Rheingold, lanzado en 2003, es el décimo álbum de larga duración. Una joya indiscutible para el Power Metal (con el tinte alemán acceptiano), y mientras otras bandas han caído en la monotonía o sencillamente en fórmulas experimentales fracasadas e ilógicas (como sus compatriotas de KREATOR), ellos por su lado parecen empeñados en trabajar duro, sin disimular su falta de ideas como otros, y por el contrario se le ve lúcidos de poder. Los riffs tienen ese aditivo pegajoso y variado, que resulta tan importante en una banda de vieja data; los estilos varían de lo fuerte, inclinado al Speed, hasta unas creaciones de baladas y tempos lentos terriblemente magistrales. Los teclados ayudan bastante a los demás instrumentos en los momentos claves, y las voces parecen más interesantes que nunca ¡por fin tomaron esta decisión!

The Last Supper, lanzado en 2005, es el décimo primer álbum de larga duración. Como es pensable han continuado con la exitosa fórmula de hacer música, y ha vuelto a arrojar sus resultados. Su parte conceptual ha molestado a algunos pero yo me alejo de todas esas opiniones radicales, porque sin modificar demasiado su sonido han querido hacer un álbum conceptual que a mi ha agradado por su oscuridad y respectiva diversificación, que no se detienen por el hecho de ser conceptual. Este disco tiene muchas cosas originales con riffs de primera, que recorren sus últimos tiempos así como algo de sus raíces, y una adecuada participación de batería, bajo y teclado; además la buena participación vocal que sigue siendo muy potente, y con la respectiva ayuda de coros magistrales y épicos.

Liberty Or Death, lanzado en 2007, es el décimo segundo álbum de larga duración. Es un disco algo controvertido por su cambio, muchos señalan al disco de mediocre pero yo me temo contradecirlos, una vez más, no se trata de purismos ni tampoco de apuñalar las raíces; los dos extremos son perjudiciales y si se está en cualquiera de los dos lados dicha opinión no se puede tomar como algo serio. Este trabajo logró cosas muy importantes que el sesgo ideológico no permite aceptar, como lo es el uso mayoritario de melodía y un enfoque menos fuerte que no le gustó a la gente más apegada a lo violento. Los riffs son como siempre muy buenos y con cierto tinte de magistralidad, solo que se ejecutan de una forma menos rápida que en el pasado, y unos solos predominantemente sencillos pero algo conmovedores; la batería sigue teniendo un papel adecuado mientras que el bajo sigue luciéndose, como es típico en las producciones esta banda. Las temáticas tratan de libertad, luchas épicas e históricas, muy interesantes, cantadas-gritadas por ese tono tan particular.

Ballads Of A Hangman, lanzado en 2009, es el décimo tercer álbum de larga duración. Ahora firmando con NAPALM RECORDS, se vuelven a lanzar con otra sólida pieza conceptual y además recuperando el poder característico de la banda, por el que tanto pelearon los puristas en el anterior trabajo, sencillamente todo fluye; tristemente la banda no es demasiado conocida como otros actos, pero hay que asegurar que estuvieron cerca de lanzar otro clásico en serie, de eso ha estado llena esta banda, de una fortaleza inmensa que pocas bandas logran realizar en sus carreras. En calidad y estabilidad esta banda es más fuerte que actos musicalmente similares como por ejemplo MANOWAR, que posee un prestigio ilimitado en la escena pero que realmente se ve opacada con la calidad de GRAVE DIGGER (algunos acérrimos fans de MANOWAR me madrearan por decirlo tan contundentemente). Cada una de las piezas están perfectamente ensambladas y con la adecuada actuación de la guitarra como protagonista del juego logra dejar a varios con falta de argumentos para criticar negativamente.

The Clans Will Rise Again, lanzado en 2010, es el décimo cuarto álbum de larga duración. Otro puñetazo en la cara de varios, así se puede interpretar de primera instancia a este gran disco, podría ser uno de los trabajos más sólidos desde Rheingold. La maestría de estos veteranos hombres es tremendamente eficaz a la hora de poner ideas y juntarlas para un nievo disco, ya que acá podemos apreciar con asombro la calidad de canciones que nos han enviado; los riffs son sobresalientes, no todos son de primera, pero de alguna forma se las arreglan para hacer que todo resulte pegadizo, es como reemplazar las partes débiles de guitarra por una gran actuación vocal y de coros, de batería o simplemente de atmósfera con el teclado y bajo. La producción es de primera como nos tienen acostumbrados desde su origen mismo, y el arte de la portada es excelente igual que en el anterior álbum.

Clash Of The Gods, lanzado en 2012, es el décimo quinto álbum de larga duración. Chris Boltendahl, principal artífice de la banda, no parece envejecer, su cerebro aún produce cosas interesantes, frescas y disfrutables, a pesar de su avanzada edad; con la ayuda de sus compañeros han lanzado otro disco destinado a ser un clásico contemporáneo (y ya sabemos que de esos hay pocos por estos días). Todos unos veteranos guerreros, que lo demuestran musicalmente y no solo en fotos (llámese el caso de MANOWAR). Este disco es la continuación de su predecesor pero con una significativa nueva apariencia, más fresca en específico; probablemente por una mayor conexión entre el guitarrista, Axel "Ironfinger" Ritt, (que se estrenó en el anterior disco) y los demás miembros. Es en conclusión un gran esfuerzo de la banda por enviar un comunicado fuerte, estable y aún con calidad. Definitivamente hay que inclinarse frente a GRAVE DIGGER, con más argumentación que los que lo hacen con otras bandas ultra-reputadas en el mercado pero que realmente han decaído en calidad; de forma contraria la veterana de mil batallas GRAVE DIGGER sigue dando golpes contundentes.

Return Of The Reaper, lanzado en 2014, es el décimo sexto álbum de larga duración. Pocas bandas se pueden dar el lujo de llegar a un repertorio tan extenso de discos, y todos elaborados con la coherencia de su propio estilo; por lo que pueden sacar pecho al presumir de un montón de discos realizados sin experimentaciones estúpidas y sin sentido. Honores que alimentan a este disco con su sonido que parece de plomo, tan fuerte y retumbante que no trae fecha de caducidad; la forma en que los instrumentos se mancomunan para crear sus canciones es un poco variada, cosa que es una buena noticia, ya que se pueden encontrar lineas de su estilo más lejano con recorrido hasta su actualidad. Es decir, con un par de variaciones de forma, sus riffs son sencillos y con coros pegadizos que invitan a dar un aplauso por la continuidad de esta bestial banda de antaño!

1984 - Heavy Metal Breakdown

1985 - Witch Hunter

1986 - War Games

1993 - The Reaper

1995 - Heart Of Darkness

1996 - Tunes Of War

1998 - Knights Of The Cross

1999 - Excalibur

2001 - The Grave Digger

2003 - Rheingold

2005 - The Last Supper

2007 - Liberty Or Death

2009 - Ballads Of A Hangman

2010 - The Clans Will Rise Again

2012 - Clash Of The Gods

2014 - Return Of The Reaper
Descargar Aquí

6 comentarios:

  1. muchas gracias espero con ansias el nuevo cd Return Of The Reaper

    ResponderEliminar
  2. Pedazo de post amigo, te las mandaste, muchas gracias :DD

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tremendo aporte. Muy buena discografía.
    Saludos desde México. \m/

    ResponderEliminar