xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 18 de noviembre de 2013

ULCERATE - Discografia



Nombre: ULCERATE
Género: Technical Death Metal
País de Origen: Nueva Zelanda

Sobre el año 2000 nace un acto neozelandés llamado BLOODWREATH, proyecto de solo estructuración musical, iniciaron creando algunas ideas y se tomaron decisiones importantes que se solidificaron en 2002 cuando se cambian de nombre para ULCERATE. La banda fue formada por el guitarrista Michael Hoggard y el baterista Jamie San Merat con el objetivo de crear una maquina de oscuridad opresiva bajo el camino del Death Metal. Rápidamente este enfoque ya se había desarrollado y transformado en una técnica mucho más dinámica con un sentido plenamente de atmósfera y estado de ánimo, mientras que la promoción de su incursión en el ala extrema más oscura del espectro genérico brindaba cada vez más herramientas para el crecimiento propio.
ULCERATE grabaron sus primeros demos en un período de dos años entre 2002 y 2004, el último de los cuales "The Coming of Genocid" cosechó para la banda su primer gusto de la atención internacional y la respuesta favorable de la crítica. Al tiempo se dio un cambio de line-up en el que se presentó al vocalista Ben Lee y el guitarrista en vivo Michael Rothwell, y desde ese momento se iniciaron los preparativos para el álbum debut de la banda, lanzado a través de la etiqueta holandesa NEUROTIC RECORDS en 2007. "Of Fracture And Failure" ofrece 9 pistas de trituración de Death Metal oscuro, una apreciación recién descubierta para el sistema de composición de canciones y una mezcla de las extremidades rítmicas y disonantes. Recorrieron Nueva Zelanda ampliamente y garantizado shows principales siendo teloneros de importantes influencias para la banda como: NILE, DECAPITATED, BEHEMOTH, CANNIBAL CORPSE, DEICIDE, entre otras.
En 2009, el bajista de la banda Paul Kelland intensificó su papel para hacerse cargo de la voz y líricas, y llevó a la banda a un ataque vocal diferente a sus primeros demos, y Oliver Goater fue reclutado como guitarrista en vivo. Asimismo firma con WILLOWTIP RECORDS, lanzando el disco, ampliamente promocionado, "Everything Is Fire", produciendo disonancias mezcladas con la marca registrada de su sentido de ligera melodía y ritmo de trabajo de constantes texturas, unido a una mayor incursión en el estado de ánimo y la atmósfera. El álbum recibió una increíble respuesta de la crítica internacional, posicionando el lugar de ULCERATE cementado en un sentido verdaderamente global. En Nueva Zelanda y Australia se produjeron giras como cabeza de cartel, y a finales de 2009 estuvieron de gira por Europa durante 5 semanas con el NILE, GRAVE, KRISIUN y CORPUS MORTALE.
Sus carpas en la máxima expresión del Death Metal mundial han ido escalando cada vez más en la escena, realmente se ve que será una de las máximas bandas del género de forma tal que se merecen el pantallazo que se les está dando, e incluso merecen más!

Of Fracture And Failure, lanzado en 2007, es el primer álbum de larga duración. Pocas, poquísimas, bandas de la actualidad pueden darse el lujo de decir que su debut ha sido por poco excelente; ULCERATE lo ha logrado de esa forma, con un estilo que de forma eficaz mezcla todos los factores necesarios que la llevan a ser una banda con carácter de grande. La guitarra tiene muchos riffs, con algunas incursiones de melodía y con mucha técnica, por lo que es difícil hablar de un enfoque específico, pero no teman, la técnica no es agotadora, no se hizo con el fin de que solo los fans de lo complejo lo escucharan, ya que como se dijo anteriormente todo está muy bien mezclado. La batería se trae una bronca increíble, es rápida y con ritmo, cosa que la hace muy inteligente; cuando la escuchaba me acordaba bastante de HATE ETERNAL. La voz es muy variada, como si fuera poco es otro punto a su favor, se intercambian gritos chillones con gruñidos muy potentes. Y no hay quejas de la producción.

Everything Is Fire, lanzado en 2009, es el segundo álbum de larga duración. Como es típico cuando una buena banda nace y decide venirse con apuestas, es ya sabido que se crea una polémica enorme al respecto, sin embargo hay casos de casos, unos más extremos que otros. En esta oportunidad ULCERATE decide profundizar su sonido y lo que resultó aún más polémico fue el cambio de voz. Esto se explica en que la guitarra tomó esa técnica de riffs alargados de tempo bajo y ligeramente melódicos como los de IMMOLATION, colocándolos en el común denominador de sus canciones, hecho que muchos calificaron como una equivocación, de todas formas quien admire los aportes hechos por IMMOLATION y se dedique a escuchar con atención a ULCERATE encontrará que no se trata de más que una importante influencia aplicada con estilo propio. La oscuridad texturizada se hizo aún más evidente, frente a una batería que de forma cómoda enseña como tocar en una banda de gran talante que está destinada a ser un monstruo. La voz, quizás lo que más se criticó, ya no exhibe gritos en registro alto ni gruñidos de registro bajo, más bien inyectó una dosis de voz bastante fuerte y estable, cosa que le viene perfecto al sentimiento de carácter soberbio.

The Destroyers Of All, lanzado en 2011, es el tercer álbum de larga duración. Han encontrado un camino que los puede, con seguridad, llevar al podio con un estilo único que puede generar amores y odios. La gran influencia de HATE ETERNAL se ha desaparecido para entrar en una etapa post-IMMOLATION; es decir, riffs con mucha atmósfera normalmente alargados a tal punto de meterse en el Doom e incluso van más allá con texturas medio progresivas y sombrías. Mientras la guitarra es lenta, oscura y progresiva, la batería es todo lo contrario, tiene una muy buena velocidad promedio con frecuentes cambios de ritmo y buena técnica. El panorama está, entonces, con dos polos opuestos entre la guitarra y batería, mientras el bajo suena interesante de vez en cuando con incursiones de Jazz; mientras la voz no hace cosa distinta a lanzar una atacada de voces fuertes y demoledoras, no necesita variar su tono para sonar a punto.

Vermis, lanzado en 2013, es el cuarto álbum de larga duración. Esto estilísticamente se puede interpretar de varias formas, de todas formas ese es su objetivo, sonar de una forma muy extraña y siempre devastadora. Pareciera la atmósfera de un cataclismo que ataca hasta la caverna más lejana de la civilización, con una oscuridad constante de riffs lentos y alargados como el Doom, entre tanto potentes y creativos como el Anvantgarde; en todo caso son creaciones atmosféricas con un estilo muy diferente a lo común y que deja espacio para que los demás instrumentos se luzcan aún escuchándose dichos riffs en todo instante. Es algo muy inteligente. La batería tampoco cambia de estrategia, es parte del ya descubierto camino, con una velocidad alta y constante así como con ritmos complejos que de vez en cuando guardan espacio para los momentums-lentos. En síntesis, es un disco muy interesante que no puede gustar a todo el mundo, está dirigido más a los fans de los actos progresistas y con buena brutalidad como el Avantgarde en su faceta fuerte, por ejemplo gustará a los admiradores de GORGUTS o lo último de THE FACELESS y MESHUGGAH.

2007 - Of Fracture And Failure

2009 - Everything Is Fire

2011 - The Destroyers Of All

2013 - Vermis

lunes, 4 de noviembre de 2013

BELPHEGOR - Discografia



Nombre: BELPHEGOR
Género: Blackened Death Metal
País de Origen: Austria

Hacia el año 1991, cuando aún nacían varias de las escenas más extremas del Metal, aparece un proyecto musical llamado BETRAYER que cargaba una carga de brutalidad y oscuridad tan inmensa como el reino infernal al que le iban a componer, al siguiente (1992) cambiaron de nombre, y fue así como BELPHEGOR definitivamente empezó.
La primera alineación consolidada fue con Helmuth (guitarra), Maxx (bajo - voz) y Chris (batería), bajo esa formación lanzaron los dos primeros trabajos, "Bloodbath In Paradise" y "Obscure and Deep" en 1993 y 1994 respectivamente, bajo formato de EPs que contenían muy poco material pero una importancia mayúscula en su formación temprana de estilo; y luego de la misma forma arrojaron sus primeros álbumes. Después de ello 
BELPHEGOR como agrupación reconocida y admirada se han elevado a la condición de -icono- a la hora de crear su propia música, que la prefieren llamar como Supreme Death / Black Metal Art!
Desde su debut ya mítico "
The Last Supper" en 1995, el líder de la banda Helmuth y sus secuaces han trabajado continuamente en todo su camino hasta la cima con la habilidad técnica que lo caracteriza, la composición sofisticada y altamente cargada de letras blasfemas. El disco obtuvo de forma casi inmediata un respetable prestigio por ser una colección de himnos de bienvenida a los terrenos infernales para su creciente base de fans. Siguiendo su propio camino de pecado y acorde con su constante evolución de actitud anti- religiosa, anti - humanista; también el logotipo de BELPHEGOR queda renovado para incorporar dos cruces invertidas completamente rodeadas de sangre que representa la masacre por parte de los cristianos a los mártires. Bajo sus posteriores discos tomaron caminos cada vez más centralizados hacía la crudeza y oscuridad dominante, no son tipos flexibles de forma tal que no hay que esperar un cambio repentino de rumbo, sino más bien una continuidad totalmente coherente entre lo que han hecho y lo que continuarán haciendo con ciertos cambios pero totalmente adaptados a su propio estilo. La incorporación de las armonías poco convencionales con la ejecución dinámica y el trabajo vocal monumentalmente agresivo han dado a conocer a BELPHEGOR como una fuerte contendiente y "rival" musicalmente hablando con BEHEMOTH (a pesar de ser tan diferentes) por el reino del Blackened Death; es también de suma importancia su enfoque multi-idioma a la hora de preparar las letras, asimismo como los versos influenciados que se toman desde las obras del Marqués de Sade y Goethe, que contamina el monopolio de la iglesia con precisión brutal representada en el paisaje infernal de BELPHEGOR que musicalmente habita cómodamente en las entrañas del odio por el orden eclesiástico.

The Last Supper, lanzado en 1995, es el primer álbum de larga duración. Desde su origen mismo desmostaron la casta que tenían encima de forma tal que no les tembló la mano para hacer algo arriesgado para la época. El trabajo de producción no es totalmente perfecto, como es plenamente pensado, pero sí se debe admirar su certeza a la hora de imprimir un estilo propio. Las bandas más grandes empiezan de esta forma, con el pie derecho, y su prestigio nace desde acá; con un trabajo de guitarra, bajo y batería que no desmerita para nada a una banda experimentada. Tiene en realidad mucho más de Death Metal que de Black Metal, por ahora, incluso en algunos segmentos parecieran introducir claros mementums de Grindcore. De forma tal que la brutalidad de Death está a la orden del disco y la oscuridad del Black como suplemento apenas.

Blutsabbath, lanzado en 1997, es el segundo álbum de larga duración. Es un disco que le ha sabido dar la vuelta a muchas características anteriormente mostradas, empezando por la agudización del Black, que ahora se muestra en mayor medida, y la velocidad que ahora se disparó como fuego pirotécnico al firmamento. Los riffs tienen muchas características de Black Metal, como la atmósfera planteada por los mismos de forma repetitiva y alargada, pero también se muestran segmentos de Death Metal, especialmente con un tinte bien a lo MORBID ANGEL. La batería sí es típica del Death Metal, con una brutalidad, velocidad y hasta tecnicismo con blast beast incluidos que son típicos del género. La voz también ha cambiado, antes eran unos guturales bajos de Death Metal, pero ahora son más a lo Black Metal con fuertes incorporaciones de gritos de media-alta gama.

Necrodaemon Terrorsathan, lanzado en 2000, es el tercer álbum de larga duración. No goza del prestigio y conocimiento del anterior disco, ni siquiera del primero, pero aún así se las arregla para ser una pieza sólida con resultados individuales y con mucho carácter; la producción por su parte no está a tono de ser perfecta. La guitarra con su tono grueso y acaparador tiene riffs en velocidades altas, aunque no iguales al anterior trabajo, y con bastantes incursiones de atmósferas oscuras heredadas del pasado cercano de la banda. Por otro lado la batería sí trae toda la energía imprimida del anterior disco, con velocidades bastante altas y brutales, pero lo que acaba de hacer a la percusión interesante es el grado de técnica que elabora de una forma bastante adecuada y sin excesos. Un punto complicado es la voz, que ha cambiado, no se sabe si para bien o para mal, es complicado por su tono generalmente equilibrado de Death Metal con algo de Black Metal pero siempre priorizando la inteligibilidad, cosa que desde luego molestará a algunos oídos por aflojar la brutalidad.

Lucifer Incestus, lanzado en 2003, es el cuarto álbum de larga duración. Es el disco que sencillamente los puso en el punto de apogeo de sus carreras, con este disco la banda ha dejado de ser valoradamente 'sobresaliente' para convertirse en un proyecto de 'excelencia', porque muestra el perfecto equilibrio entre la oscuridad con la brutalidad, entre la velocidad con el ritmo distinguible, y entre la melodía controlada con la técnica sobria. Asimismo se llevaría honores en el trabajo de edición, ya que exhibe un tono grueso pero sin necesidad de caer en algo feamente sucio, como dicen está en su punto. Definitivamente la guitarra, bajo y batería tienen un muy buen comportamiento, muy fuerte pero respetándose los lugares entre sí en pro de unas canciones distinguibles y originales. La voz, ¡vaya voz!, no exagero en afirmar que en este sector también han sido capaces de reaccionar frente al error; sí, porque en el anterior disco se podían notar unas debilidades en la firmeza de la voz para priorizar la comprensión de las temáticas, pero ahora lo han corregido importándoles poco y nada ese asunto dando toda la batalla para tener el mejor tono de oscuridad y barbarie.

Goatreich - Fleshcult, lanzado en 2005, es el quinto álbum de larga duración. Capacidad para no decaer es lo que le sobra a esta banda, ya que luego de haber alcanzado un punto tan alto en sus carreras con el anterior trabajo vuelven a crear otra obra demencialmente perfecta, y no es necesariamente porque le siga los pasos a lo que ya les funcionó sino por el contrario porque cambian de hilo pero manteniendo muy viva su propia esencia. Para esta ocasión tuvieron como propósito la creación de piezas oscuramente fuertes y con algo de melodía, afortunadamente lo lograron con éxito. Y para ejemplo de que esta banda es muy inteligente en lo que hacen está como ejemplo los tempos muy variados que muestra este disco, como ya se sabe utilizan elementos tanto de Death Metal como de Black Metal pero la novedad que se había perfilado en el pasado y que se aumentó en esta ocasión son las corrientes de Doom y hasta de esos -historic riffs- (como los llamo yo) que hacen referencia a las atmósferas creadas por bandas de temática histórica como NILE o MELECHESH. Por último la voz también ha cambiado un tanto, ahora imprimiéndole algo de tono agudo.

Pestapokalypse VI, lanzado en 2006, es el sexto álbum de larga duración. A estas alturas del paseo ya queda complicado establecer si "Lucifer Incestus" es realmente su apogeo, como se apuntó anteriormente, y no, no se trata de un error o contradicción a la hora de escribir toda esta discografía, sino más bien de acuñar con certeza la capacidad de duda acerca del material de esta banda en el que este y los dos anteriores discos se disputan la punta de lanza en todo el camino de la banda, siendo, claro está, discos tan diferentes en ejecución pero tan afines en estilo. Esperando que lo anterior no se tome como contradicción, trato de decir que este disco también se debe tomar muy en serio porque material de primera es lo que tiene por mostrar...

Bondage Goat Zombie, lanzado en 2008, es el séptimo álbum de larga duración. Frecuentemente se suelen ver personas que le califican a este disco con una vara demasiado pesada, no es del todo objetiva esa fuerte critica, es en pocas palabras una critica excedida. Estamos de acuerdo en que no iguala a los tres anteriores intentos, pero vamos, hay que entender que el metal está hecho en general por discos individuales en los que persiste un estilo más no un -molde- como algunos descontextualizadamente lo manifiestan de forma bastante contradictoria. La banda no ha cambiado dramáticamente, y se realizaron cosas muy buenas en este disco y sin abandonar esas influencias Doom con las que recientemente se han metido; en realidad hacen tempos lentos a su forma, segmentos lentos más no canciones del todo lentas. Señalo lo anterior después de ver gente que señala que las canciones Doom en BELPHEGOR no les queda bien, ¿cómo se dice eso si la banda jamás ha lanzado ni una sola canción propiamente lenta?, creo que necesitan echarle un ojo a las bandas que realmente hacen Doom.

Walpurgis Rites - Hexenwahn, lanzado en 2009, es el octavo álbum de larga duración. Este esfuerzo trata de darle continuidad al anterior disco, con toda la excelencia que han hecho resultaría irrespetuoso de mi parte llamarle una copia del trabajo predecesor, más bien me quedo con el calificativo de una -continuidad- sobre un camino que han decidido abordar y recorrer. De esa forma sería predecible encontrar esos duelos de segmentos lentos con explosiones de velocidad, pero con una ejecución de riffs a largados un tanto atmosféricos, mientras el bajo sigue notándose para bien gracias a la pulida producción. La batería como ya es parte de la esencia de la banda, tiene mucho uso de blast beasts con algo de técnica y una velocidad constantemente alta.

Blood Magick Necromance, lanzado en 2011, es el noveno álbum de larga duración. Ahora sí que han acabo de perfeccionar su producción, es totalmente entonada para el tipo de música que estos tipos han hecho por tantos años. Algo a desatacar es que ese uso de los historic riffs con el tipo de producción se han acercado mucho al estilo inconfundible de MELECHESH, por lo menos se nota en algunos segmentos claros de identificar como en la primera canción que suena cuando colocamos el disco. La batería es realmente lo que los diferenciaría radicalmente a esa banda anteriormente mencionada en los segmentos que estoy señalando, que no son pocos, esos riffs alargados y con tinte de historia épica se han vuelto costumbre en la banda pero no para ilustrar temáticas de Mesopotamia, Egipto, Grecia o Roma, sino para ilustrar el odio medievalista por el cristianismo. La voz por su lado se ha encargado de tener como fuente una dura dosis de agresividad que se aproxima más al Black Metal.

Conjuring The Dead, lanzado en 2014, es el décimo álbum de larga duración. Estos austriacos continúan con su filosofía de no-rendición, ellos nos cambian dramáticamente su estilo ni tampoco flaquean en persistir bajo la misma fórmula general; tan así que lo ha vuelto a hacer, un disco lleno de intensidad y variedad sonora. Hay que decir que está muy bien armado con mucho relevo instrumental; es decir, ninguno de los instrumentos es significativamente más poderoso que el otro, ya que todos participan de una forma conjunta y dándose el espacio adecuado, pero para esto es vital señalar que la producción jugó un importante papel para que esto saliera como salió. Es uno de los mejores discos que podremos ver por los últimos años; es audaz en materia compositiva, de interpretación vocal y de producción.

1995 - The Last Supper

1997 - Blutsabbath

2000 - Necrodaemon Terrorsathan

2003 - Lucifer Incestus

2005 - Goatreich - Fleshcult

2006 - Pestapokalypse VI

2008 - Bondage Goat Zombie

2009 - Walpurgis Rites - Hexenwahn

2011 - Blood Magick Necromance

2014 - Conjuring The Dead
Descargar Aquí