xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 25 de febrero de 2013

GORGOROTH - Discografia

Nombre: GORGOROTH
Género: Black Metal
País de Origen: Noruega

En 1992, nace en noruega una de las primeras bandas de Black Metal. Una banda regurgitada de lo más profundo del infierno y la mente macabra de un cuerpo cuya alma yacía a la diestra de Satanás. Su nombre fue, es y será GORGOROTH. Su fundador Infernus, quien ha sido el único que se ha mantenido en esta grandiosa banda a lo largo de más de dos décadas de producciones cargadas de riffs, poderosos golpes de batería y voces con esa esencia propia del  Black Metal old school.
GORGOROTH es una banda que ha tenido a su diestra las mejores casas disqueras del género, han producido sus álbumes en NUCLEAR BLAST, CENTURY MEDIA, SEASON OF MIST, MALICIOUS RECORDS y REGAIN RECORDS. Todas estas producciones acompañadas de giras por todo el planeta.  
El nombre GORGOROTH fue tomado de The Complete Tolkien Companion escrito por J.E.A. Tyler, dicha palabra proviene del sindarin o lengua de los elfos grises y corresponde a un valle maldito de Mordor.        
GORGOROTH ha sido una banda rodeada por los escándalos, tanto por sus integrantes como por sus shows catalogados por algunos como estrambóticos y perversos. Algunos miembros de la banda  han sido involucrados en diversos crímenes. Kjettar por ejemplo, fue arrestado por la quema de iglesias ocurridas en Noruega a principio de los noventa. Por otra parte, Gaahl pasó cuatro meses en prisión por torturar a un hombre de 41 años durante varias horas. Infernus fue llevado a juicio por secuestro, participación en violación y posesión ilegal de armas. Fue sentenciado a tres años de prisión por violación en 2005, apeló el veredicto, ganando este y quedando libre del cargo imputado. Aunque se le atribuyó el cargo de conocimiento del hecho. 
En 2007 Gaahl y King ov Hell decidieron sacar a Infernus de la banda. Lo que trajo consigo una batalla legal por los derechos del nombre. Gaahl y King hicieron un tour por alrededor de 18 meses sin Infernus después de copiar el logo y nombre de la banda creada por Infernus. Aun así, Infernus siguió trabajando, por lo que una nueva alineación fue necesaria.  
En 2009, una corte de la ciudad de Oslo invalidó la marca registrada por King ov Hell con la que le robaban a Infernus. Además Gaahl y King quedaron fuera de la banda por auto exclusión. La corte también dictaminó que Infernus no podía ser excluido de GORGOROTH a menos que él lo quisiera. 
Infernus ha sido el único que se ha mantenido en GORGOROTH durante los más de veinte años que lleva de trayectoria.  Los otros han salido por pago de condenas, nuevos proyectos o como King lo hizo por un tiempo, por incompatibilidad laborar, se le hacía difícil hacer música satánica y enseñar a tiempo completo en una escuela de primaria.
GORGOROTH ha participado en tributos a bandas legendarias como DARKTHRONE, en una producción realizada por MOONFOG PRODUCTIONS en 1998; así como también en el tributo a MAYHEM realizado por AVANTGARDE MUSIC con el cover del tema “Life Eternal”.
GORGOROTH ha tenido problemas durante su trayectoria, aun así se ha mantenido a lo largo del tiempo satanizándonos con sus producciones. De esta banda hay mucho por decir, pero lo importante está en su música, lo demás es cuento. Disfrútenla.

Pentagram, lanzado en 1994, es el primer álbum de larga duración. Este es un álbum producido por el legendario GRIEGHALLEN STUDIO y es el álbum debut de GORGOROTH. Esta producción sale en un año en el que el Black empezaba a tomar fuerzas de nuevo, tras la caída de varios servidores infernales. Este es un álbum que despliega toda la velocidad y el poder del mal que habían estado preparando. Es un álbum letal. En esta producción no hay efectos, arreglos de  teclados, las guitarras están bien marcadas, e Infernus es excelso, desde que comienza hasta que termina, tocando armonías y trémolos que son muy bien hechos y precisos, además de acoplarse perfectamente con la batería, la cual opera muchos recursos, yendo desde los súper rápidos blast beats hasta tiempos medios y bajos. Ni que decir de la voz (Hat) es un grito híper agudo y rompe oídos que complementa y llena de manea demoniaca a todo el álbum. En resumen, este álbum tiene todo lo bueno del Black Metal vieja escuela de mediados de los noventa. Es un gran álbum debut y esencial en la colección de quienes se hacen llamar seguidores del Black Metal.                

Antichrist, lanzado en 1996, es el segundo álbum de larga duración. Esta es una producción realmente brillante. Este es un álbum donde se pueden escuchar riffs que suenan Death Metal mezclados con blast beats variables y extremadamente refrescantes, en cuanto a lo musical. Este álbum se aprecia al ser escuchado, más al percibir la coordinación existente entra la dos guitarras a través del álbum, complementándose en los riff tremolo-picking, o  una guitarra regresando a la otra, o alternando para algunos muy interesantes interludios. En cuanto a la batería, Frost coloca algunas variaciones en sus blast beats por la incorporación de higt-hat y también de crash/ride cybals a tiempo. Crea complejos patrones que retienen el valor del blast beat pero sin la redundancia. La voz es impecable. Este es un excelente álbum, que demuestra como la banda va alcanzando madurez y se acerca a su obra maestra.

Under The Sign Of Hell, lanzado en 1997, es el tercer álbum de larga duración. Después del anticristo vino la obra maestra de esta banda que nace cuando el Black más la necesitaba. El álbum contiene riffs que son simplemente asombrosos comparados con riffs tocados por otras bandas de Black Metal, esto se puede notar en el primer tema del álbum, el riffs de inicio es rápido y muy oscuro perfecto para este género. La guitarra melódica aleja un poco a la banda del típico Black, dándole un poco de estilo folk. Frost ya no está en la batería en este álbum, si no Grim’s quien introduce el clásico sonido thunka-thunka, el cual encaja de manera armónica y perfectamente en el álbum. Pest en la voz nos trae ese estilo clásico del vocalista de Black Metal, aunque también adhiere un poco de variedad al álbum con su voz limpia, la cual es muy parecida a la de Fenriz en ISENGARD. Este álbum es una excelente producción llena de frio y oscuridad. Recomendado. 

Destroyer, Or About How To Philosophize With The Hammer, lanzado en 1998, es el cuarto álbum de larga duración. Un álbum muy diverso por cómo juegan los integrantes al momento de hacer cada canción. Aquí podemos apreciar a la betería como un hermoso estandarte, no suena repetitiva o programada, siempre está variando y armonizando cada canción del álbum. Por otra parte, las guitarras están bien cargadas de poderoso riffs. El bajo es inaudible como es común en este género, cuando se escucha no es nada asombroso, si está o no da igual. Este es un álbum rico en blast beats, doble pedal y riffs de guitarras ruidosos. Todo esto típico del Black Metal. En cuanto a las voces hay una mezcla, se puede escuchar a Pest, Infernus, Gaahl, y T-Reaper.

Incipit Satan, lanzado en 2000, es el quinto álbum de larga duración. En la mayoría de las producciones anteriores Infernus se encargó de escribir cada tema, en este, quiso darse un descanso y dejó a King ov Hell a cargo de ello, a excepción de una sola canción, que es la única que vale la pena en el álbum, en cuanto a lo lirico. Es un álbum veloz, con una batería acelerada y variables que no permite repeticiones continuas y monótonas, las guitarras siguen en velocidad a la batería, alternando con riffs y solos un poco simples pero perfectos para cada canción. La voz de Gaahl no se escucha tan bien, es muy “suave”.  Esto hace que sea un álbum ligero con respecto a las producciones anteriores.     

Twilight Of The Idols (In Conspiracy With Satan), lanzado en 2003, es el sexto álbum de larga duración. Algo interesante del Black Metal es que es un género no muerto, el cual es continuamente resucitado en una nueva y diferente forma, no solo por las nuevas bandas, sino también por los originales creadores de la escena misma. Este es un álbum que lo demuestra. GORGOROTH se ha caracterizado por combinar simples pero efectivos riffs, arreglos primitivos y una alta dosis de brutalidad, su discografía es realmente un viaje a través de múltiples formas. En este álbum se explota todo ese conocimiento alcanzado hasta el momento, más por inversión de nuevas ideas al contar son una alineación nueva compuesta por lores del género. La producción es impecable, todo el álbum suena muy bien. Digno de estar en la colección de un verdadero Black escucha.   

Ad Majorem Sathanas Gloriam, lanzado en 2006, es el séptimo álbum de larga duración. El triunvirato del Black, se encargó de producir esta obra maestra dentro del género, acompañados como invitado por uno de los mejores baterista del Black metal, Frost. Esta producción es veloz y oscura, con una batería increíble cargada de blast beats y mágicos riffs que le dan un toque lúgubre y pesado al álbum. La voz de Gaalh no es tan profunda, bastante audible, pero tiene esa magia demoníaca que le da a cada canción el poder y fuerza para que no se te salga de la cabeza por un buen tiempo. Un álbum que combina velocidad y calma, a veces un poco Doom/depresivo, dando ese estilo montaña rusa que hace de este álbum una gran producción.        

Quantos Possunt Ad Satanitatem Trahunt, lanzado en 2009, es el octavo álbum de larga duración. Antes de esta producción hay muchos más, que podrían ser removidos sin causar ningún desequilibrio o alteración en la discografía de la banda, creo que eso podría hacerla mucho más atractiva al público under, este álbum es el más digno sucesor de Antichrist, debido a que Twilight of the Idols (In Conspiracy with Satan) fue un peldaño hacia la resurrección completa. Este es un álbum inusualmente melancólico, con construcciones armónicas muy coherentes. Los riffs están muy bien hechos y bien colocados. Pest regresa a GORGOROTH y si, el sonido es increíble. La voz de Pest es audible, perceptible y clara. Más aún al agregar ese toque limpio característico de él. Askund en la batería, es diferente no se parece nada a lo acostumbrado, pero lo hace muy bien, aunque a veces parezca muy repetitivo y aburrido. Muy buen álbum y recomendado.

Under The Sign Of Hell 2011, lanzado en 2011, es el noveno álbum de larga duración. Como todos ya sabrán esta es un álbum re-editado, siendo el original una de las mejores producciones de esta banda. En este álbum las guitarras simplemente suenan genéricas. La batería no es nada sorprendente, lo único rescatable es la voz. Les recomiendo escuchen el álbum original y comparen, verán cómo se destruye algo bien logrado. Infernus debió estar afectado por sus problemas cuando hizo este álbum. No digo más e invito a sumergirse en las tinieblas de esta banda, con sus aciertos y desaciertos, siendo muchos más los primeros.

1994 - Pentagram

1996 - Antichrist

1997 - Under The Sign Of Hell

1998 - Destroyer, Or About How To Philosophize With The Hammer

2000 - Incipit Satan

2003 - Twilight Of The Idols (In Conspiracy With Satan)

2006 - Ad Majorem Sathanas Gloriam

2009 - Quantos Possunt Ad Satanitatem Trahunt

2011 - Under The Sign Of Hell 2011

Realizado por Lord Ishat.

lunes, 18 de febrero de 2013

DISMEMBER - Discografia

Nombre: DISMEMBER
Género: Death Metal
País de Origen: Suecia

Una de las primeras bandas de Death Metal europeo fue DISMEMBER, que se formó en 1988 con el trío sueco de Robert Senneback (vocalista-bajista), David Blomqvist (guitarrista) y Fred Estby (baterista). Esta alineación inicial sólo se mantuvo durante poco más de un año, pero durante ese periodo tuvieron gran actividad dando a conocer dos demos en forma de "Dismembered" y "Last Blasphemies". Después de haber firmado con la etiqueta alemana NUCLEAR BLAST, la banda empezó a trabajar fuertemente en la composición de nueva música, y así fue como DISMEMBER obtuvo gran atención por la escena en 1991, cuando su álbum debut fue confiscado por las aduanas británicas y australianas por ser "indecente y obsceno" (de ahí el título de su álbum de 1993); la banda le puso a su segundo disco de larga duración así, Indecent And Obscene, como acto de protesta y rebelión hacia las políticas en contra del arte que habían elaborado en su primer trabajo de estudio, ademas les sirvió como buena inspiración a la hora de componer. Debido a todo lo anterior y como resultado paradójico para la "ley" de algunos países que se aclaman de ser avanzados (pero de eso no tienen casi nada, y sino miremos los juicios que han enfrentado grandes personalidades del genero, como el juicio en Polonia contra Nergal por sus temáticas en contra de la religión católica), pero en este caso resultó positivo, aunque no debería ser esa la lógica, ya que el caso judicial posterior disparo el nombre de DISMEMBER a la vanguardia de la entonces nueva ola de actos que daban vida al Death Metal. La banda estuvo de gira por Europa como acto de apertura de MORBID ANGEL en junio de 1991, pero estas fechas se redujeron debido a los desacuerdos entre los dos actos. Luego vinieron más presentaciones en vivo para DISMEMBER, como las importantes apariciones que ayudaron a la banda a darse a conocer de una forma magistral, eso fue junto a la gran banda DEATH, PESTILENCE, OBITUARY, SUFFOCATION, DEICIDE, MORBID ANGEL y NAPALM DEATH. Tras un período de intensos conciertos, DISMEMBER volvió a la carga en los estudios a principios de 1995 con su tercer placa titulada "Massive Killing Capacity" y luego como parte de los eventos organizados por NUCLEAR BLAST RECORDS actuaron con sus compañeros de sello MESHUGGAH, HYPOCRISY y BENEDICTION.
La banda para estas alturas pasaba por un momento tremendo de su carrera, y después de tener ya su estilo musical plasmado por sus tres primeros discos de larga duración, se conoció que DISMEMBER sería anunciado como la cabeza de cartel del festival "Armageddon Generation" por junio de 2002 en Europa al frente de una importante lista de actos reconocidos como SINISTER, NECROPHOBIC, SEPTICFLESH, BLOOD RED THRONE y MERCENARY. De una forma muy buena continuo la banda destacándose como un gigante creador de la escena del Death Metal europeo gracias a sus diferentes discos y presentaciones en vivo. Pero todo terminaría para la banda en 2011, dejando así ocho grandes discos, que fueron piedras angulares para la fortificación de la escena mundial del Metal, pero desafortunadamente los integrantes quisieron tomar caminos nuevos y distintos dando así fin a DISMEMBER. Solo el tiempo dirá si algún día esta gran banda resucita...

Like An Everflowing Stream, lanzado en 1991, es el primer álbum de larga duración. La discografía de esta banda tan importante en la creación del Death Metal, empieza de forma muy buena y ademas con bastante controversia, ya que el disco fue prohibido en Reino Unido y Australia, que a su vez vino a desencadenas escándalo para la banda, eso por supuesto ayudo a dar a conocer la banda, de tal forma que la prohibición de su primer disco fue un arma de doble filo en el que ganó la banda. La guitarra es bastante dinámica, y muy influenciada del Thrash Metal, se escucha por todo lado esa atmósfera de riffs pegadizos y con bastante repetición; aunque desde luego, también se escucha su cuota de originalidad, que se convierte en brutalidad, esa misma que creó al Death Metal, aunque le hizo falta contar con una mejor producción. La batería es bastante regular, ya que tiene sus buenos momentos, pero mete la pata al ser demasiado repetitiva y muy básica; en realidad no muestra nada. Y por el lado de la voz si se puede decir que resultó muy buena, tiene un tono original y brutal.

Indecent And Obscene, lanzado en 1993, es el segundo álbum de larga duración. Con una mejor producción y con un impulso bastante grande en cuanto a la composición, la banda logró un material increíblemente bueno, en el que por ejemplo la brutalidad fue arriba así como en la melodía; lo que si sigue estando muy presente como estilo de la banda, es que hacen una música muy seca. La guitarra es interesante en todo lo que plantea, por ejemplo hay algunas progresiones y algunos tempos lentos con incorporación de Groove; y con unos solo que ayudan mucho a la gigantes de la música. La batería cambió bastante de actitud, ahora es más dinámica y variada, con mayores tamborileros que siempre se están haciendo notar en la mezcla, también es buena la administración de los elementos de la batería. Y la voz continua con su característico tono, que es brutal, igual a la música, pero totalmente inteligible.

Massive Killing Capacity, lanzado en 1995, es el tercer álbum de larga duración. Viniendo de aciertos, como los dos anteriores trabajos, este disco marcó todo un hito dentro del Death Metal, creándose así, un estilo muy particular; los factores de producción siguieron mejorando, en este disco todo es muy nítido y con una excelente mezcla porque todo se logra escuchar en muy buena forma. La guitarra es muy pegadiza en sus lineas de variedad en los tempos, brutalidad y una particular forma de adoptar melodía, es interesante que dentro de la brutalidad hagan las cosas melódicamente hablando sin necesidad de aterrizar en el Melo-Death; los solos están mejores que nunca, ayudando muchísimo a ese estilo tan pegadizo. La batería es tan buena que se complemente supremamente bien con los riffs, los ritmos marcados tienen una gran esencia de brutalidad y variedad, por la buena coordinación para mandar lineas realmente compactas, que se conjugan bastante bien con el resto de los instrumentos, incluso con el bajo que tiene una clara participación. Y la voz se vuelve un poco más baja para fortalecer a la brutalidad, pero solo es un poco, porque sigue siendo igual de fría y entendible.

Death Metal, lanzado en 1997, es el cuarto álbum de larga duración. Ahora con un paso hacia atrás en materia de producción, logran poner todo eso apropósito para hacer de la música algo mucho más oscuro, así que no es algo erróneo o por casualidad, sino algo totalmente pensado que vendría fortaleciendo la experimentación de la banda. En el enfoque de Death metal, como apropósito es el nombre del disco, el tono y mezcla poco tienen de acertado, pero para ramas oscuras como el Black, el Doom o incluso algo de Folk, esto tendrá todo de interesante; ya que la guitarra, bajo y batería están bien fundamentados y todos se escuchan bien dentro de su cuota. La melodía en la guitarra es mayor, aunque como ya se ha dicho, muy oscura; como también se tornaron muchos de los tempos más lentos, dejando entrever ciertos fundamentos de Doom. Y la voz sigue igual de arrolladora y muy original como siempre.

Hate Campaign, lanzado en 2000, es el quinto álbum de larga duración. Desde el anterior disco la banda ha entrado en una etapa de brutalidad, y de cierta forma lo han conseguido, abandonando así las grandes adiciones de melodía y ritmos muy pegajosos; la producción sigue siendo agradable, es muy clara y con buena mezcla, sin embargo el mejor trabajo en esta área como en composición se logro en el "Massive Killing Capacity", pero hay que aclarar que no es un mal disco, solo que en algunas cosas se estacaron. Se muestran riffs agradables y con un general tono de distorsión muy sucio, tratando de cumplir de forma efectiva la brutalidad en su estado más amplio; los solos valen la pena, tienen una gran función, quizás proponían más que los repetitivos riffs. La batería tiene un estupendo comportamiento, ademas la producción le ayuda mucho a mostrar cada una de las cosas que hace; el tema de mezcla dentro de las producciones en esta banda siempre han sido un punto brillante. Y por ultimo tenemos la voz, que parece más clara que nunca, es polémico este ligero cambio, porque es lo único que no se volvió ultra violento.

Where Ironcrosses Grow, lanzado en 2004, es el sexto álbum de larga duración. Con mucha fuerza en este acto, lograron lanzar un disco literalmente infernal, aunque no está presente la melodía y brillo del "Massive Killing Capacity" se las arreglaron para seguir con el camino de brutalidad forjado desde 1997; y también con una producción más robusta que muestra un poco de ese estilo de vieja escuela. Los riffs fueron por mucho mejores que en los dos anteriores discos, con mucho uso de estribillos y stop n' go, que suenan muy bien dentro del tono sucio que aun conserva la guitarra dentro de la producción; ademas se muestran pocos solos, pero los pocos que aparecen son de primera calidad. La batería parece estar más dinámica y motivada que nunca, si bien desde el segundo disco empezó a mostrar un comportamiento muy sobresaliente, en este disco logra poner una alta dosis de poder y variedad, es duda un gran control de potencia y coordinación. La voz con un tono más fuerte que en el disco anterior, logra hacer las cosas mucho más ásperas.

The God That Never Was, lanzado en 2006, es el séptimo álbum de larga duración. Siguen mejorando su estilo, ya que después del buen sabor que dio el anterior disco, este agarra la música con las dos manos y la lanza de forma muy brutal con un cierto retorno de melodía  pero no del todo; la producción de nuevo, como es típico de esta banda, es muy buena dentro de la claridad del sonido, los tonos de los instrumentos (por ejemplo la guitarra tiene un tono excelente, parece una motosierra, pero sin llegar a ensuciar todo el sonido) y la mezcla que casi fue perfecta, todo se logra escuchar en su adecuada forma, pero les hizo falta mostrar el bajo como en el segundo y tercer álbum. Como se decía anteriormente, la guitarra tiene un tono de producción estupendo, eso da la sensación a que todo el tiempo esté trabajando una maquina asesina, también se agrega un pizca de melodía sobre todo en los solos. La batería parece no cansarse en todo este tiempo; como sí ocurre en otros casos, es quizás el instrumento más constante de la banda a lo largo de sus años. Y la voz parece tener una recopilación de estilos, es decir, se escucha en la mitad de lo más distorsionado que alguna vez probó y en lo más claro que también se hizo alguna vez evidente.

Dismember, lanzado en 2008, es el octavo álbum de larga duración. Es agradable ver bandas tan clásicas como esta, que hagan las cosas tan bien después de tantos años en la lucha; se muestra el estilo pesado y seco de la banda con un poco de melodía, aunque es muy sutil los compases melódicos, sí existen. También hay que demarcar muy bien lo que fue la producción, que resalta muy bien la música dentro de su difícil sonido, pero se sigue extrañando el bajo dentro de la mezcla, si nunca lo hubieran mostrado seria menos extrañable, pero ellos ya lo habían hecho! La guitarra y batería están muy bien ejecutadas por sus respectivos lados; normalmente se muestra mucho el estilo de la banda, es decir, una guitarra con riffs de medio tempo y muy alargados, casi Groove, y una batería que es diferente, dando una cátedra de velocidad bastante emocionante. Y la voz por su cuenta se encarga de enviar varios gritos con su estupendo tono, pesado pero inteligible.

1991 - Like An Everflowing Stream

1993 - Indecent And Obscene

1995 - Massive Killing Capacity

1997 - Death Metal

2000 - Hate Campaign

2004 - Where Ironcrosses Grow

2006 - The God That Never Was

2008 - Dismember

lunes, 11 de febrero de 2013

RHAPSODY OF FIRE - Discografia

Nombre: RHAPSODY OF FIRE
Género: Symphonic Power Metal
País de Origen: Italia

Esta joya del Metal sinfónico nace en el año 1993, en un país que históricamente se se ha destacado en otros ámbitos por lo hermosamente orquestal, Italia, sin embargo esta banda es de Metal, en uno de los más interesantes sub-géneros del Metal como lo es el Power; en 1993 se empezaron a llamar THUNDERCROSS lanzando un demo titulado "Land Of Immortals" en 1994, pero este titulo solo duraría hasta 1995, desde ese momento cambian su nombre por el de RHAPSODY, empezando así una agrupación de llena de dragones, truenos y fantasía con el demo titulado "Eternal Glory" en 1995 estrenando así su nuevo rotulo de banda. Luego con su álbum debut, Legendary Tales, empezaron la estupenda incorporación del Metal con la música clásica y los sonidos barrocos, inventando así un género completamente nuevo pero poco conocido bajo ese nombre, "Metal Film Score", en el que se mezclan los estilos de compositores de bandas sonoras de películas como Danny Elfman, Hans Zimmer y Basil Poledouris, mas el Metal con toques modernos y sobre todo melódico, pesado y los interesantes temas de la fantasía.
En los años que siguieron, los talentosos miembros fundadores Luca Turilli y Alex Staropoli, junto con el estupendo vocalista Fabio Lione, perfeccionado este nuevo sonido con sus discos: Symphony Of Enchanted Lands (1998), Dawn Of Victory (2000), Rain Of A Thousand Flames ( 2001), y Power Of The Dragonflame (2002).
Luego de ser lanzado el álbum Symphony Of Enchanted Lands II -The Dark Secret- de 2004 todo había transcurrido con tranquilidad y éxito; pero en 2006 comenzó un nuevo capítulo con respecto a su nombre (RHAPSODY). Es complicado determinar lo que exactamente sucedió y de hecho hay varias versiones, unas realmente ilógicas" y otras más creíbles.
Lo que al principio parecía ser una pesadilla, resultó ser una gran ventaja para la banda al final", dice el vocalista Fabio Lione de la ahora RHAPSODY OF FIRE. Sin embargo, la banda tomó la decisión con calma y lo ve como una buena oportunidad para llevar su música al siguiente nivel con un nuevo comienzo. El tecladista y compositor Alex Staropoli agrega, "El nombre RHAPSODY OF FIRE representa mejor la energía que siempre ha estado presente en esta banda y su música".
Luego de todo ese triste incidente la banda no bajo la cabeza y poco tiempo después estaba de nuevo lista para liberar esa energía característica de la banda con un nuevo álbum, Triumph Or Agony. "Las letras de las canciones de la banda a menudo se refieren a la tradición mística de la época medieval y el valor heroico de aquellos tiempos, que nos recuerda la lucha eterna entre el bien y el mal. El mal se puede encontrar en todas partes", dice el guitarrista Luca Turilli. Y así, sus álbumes narran cuentos fantásticos de magos, dragones y magia, como lo demuestra toda la discografía. Pero después, exactamente en 2011, el estupendo y ademas co-fundador de la banda, Luca Turilli, se retira de RHAPSODY OF FIRE sin ninguna pelea con la banda, los tres fundadores Alex Staropoli, Fabio Lione y Luca Turilli continúan siendo amigos. Pero él sintió la necesidad de armar su propio proyecto siguiendo sus propias decisiones en su música, pero lo más curioso es que decidió continuar con parte del rotulo en disputa, así fue como LUCA TURILLI'S RHAPSODY nació como la hermana menor de la legendaria RHAPSODY OF FIRE pero con grandes resultados que significan una especie de rivalidad entre ambas bandas.

Legendary Tales, lanzado en 1997, es el primer álbum de larga duración. Tremenda debutada de estos chicos, es un estupendo disco por donde se le mire, con bastante fuerza y creatividad se las arreglaron para ser un disco como para quitarse el sombrero con muy pocos errores pero estos son realmente minúsculos  por ejemplo la producción tiene un ligero desperfecto en la claridad del sonido. La guitarra de Luca Turilli se trae todo un arsenal de riffs que sumados con el teclado de Alex Staropoli hacen en realidad toda una rapsodia! con muchísimos cambios complejos que dan un aire de misticismo típico del Power Metal pero en esta ocasión es realmente brillante ese ambiente. La voz de Fabio Lione es sencillamente encantadora, es perfecto el tono limpio y melódico que logra en todas las partes del disco, él puede cantar con su tremenda voz en los tonos bajos, medios y sin duda en los altos. Un discazo!

Symphony Of Enchanted Lands, lanzado en 1998, es el segundo álbum de larga duración. Se ve como la banda quiso llevar la música a su siguiente nivel que resultó más sinfónica y más lenta, con un énfasis bien grande en los momentos épicos de la excelente compenetración de la sinfonía y las letras de hazañas heroicas, esto es casi literatura instrumentalizada. Gracias a la muy solida producción es que se puede escuchar este disco tan bien, sobre todo en la excelente mezcla porque se escucha de forma inmejorable la sinfonía con los instrumentos tradicionales y con la voz; sin riffs muy poderosos y brillantes ayudados de una forma bastante aliada con los teclados que sin duda toman acá el protagonismo, y una batería más bien oculta trata de complementar en unas cuentas actuaciones duras de que existe. Y la voz es estupenda, no se podría pedir un mejor tono, haciendo claridad que acá está en un tempo bajo.

Dawn Of Victory, lanzado en 2000, es el tercer álbum de larga duración. Se siente un cambio importante en el contenido épico que ha presentado la banda, este comunicado expresa el mayor contenido de Epic y Speed hasta la fecha; es un excelente disco en el que se encuentran bastantes partes ambiciosas, y esto por supuesto siempre tiende a ser muy debatido al interior del genero, algunos lo tildan de demasiado cursi, otros de demasiado épico y otros aun más descontextualizados del cuento afirman que la banda se quedo sin ideas y todo lo han hecho bajo una misma estructura de tal forma que no hay mayores cambios entre las diferentes canciones. Sin embargo mi percepción es muy distinta, me parece un estupendo disco en todos los ámbitos, hay veces no entiendo a la gente unos critican que quieren cosas nuevas pero cuando las tienen califican de igual forma, solo que poniendo el argumento que la banda es demasiado ambiciosa, a diferencia de ellos esto a mi me encanta. La parte de los instrumentos tradicionales tomaron un protagonismo casi abrumador en este disco, dejando así la participación de los otros instrumentos operísticos en segundo plano, y con un énfasis de velocidad y magistralidad como nunca. La voz tiene un estupendo tono alto sin necesidad de recurrir al grito, y con un simbroneo impresionante en las secciones compactas del disco.

Rain Of A Thousand Flames, lanzado en 2001, es el cuarto álbum de larga duración. Más sinfonía y complejidad algo así como en el principio a groso modo, aunque se escucha un desarrollo de los riffs fuertes tipo Heavy y Power de vieja escuela, al parecer quien brindó esta fuerza de guitarra y batería fue el anterior disco, Dawn Of Victory, que conjugado con una mayor sinfonía hacen de este un disco muy bueno. Parece haberse puesto casi todo un poco más fuerte por ejemplo los riffs tienen una actitud muy energética, ademas de melódicos; y por el lado de la batería es un caso un poco distinto, ya que se ve más variedad que en sus anteriores discos, ya que se ve inmersa en los tempos variados del disco como también las pausas que están acá y allá. La voz tiene un tono alto y frecuentemente hace uso de diferentes tonos, es espectacular el comportamiento vocal, lo que se ve debatida es la parte hablada que es evidente no es muy cómoda  si se hubiera usado menos no hubiera pasado nada pero lastimosamente abuso de ese gran trozo de habladuría.

Power Of The Dragonflame, lanzado en 2002, es el quinto álbum de larga duración. Continúan los refinados cambios en la banda, algunos pueden criticar que la banda no cambia mucho su estilo pero mientras para algunos eso es negativo para mi es estupendo, a eso lo llamo estabilidad; ahora la banda se viene con mucha más sinfonía al parecer más que nunca, como también hay partes interesantes donde se hizo más fuerte la música  es un excelente disco en el que participan factores tan importantes como la técnica concepto de las letras, la sinfonía  la fuerza y la buena producción. La guitarra, teclados y batería están siempre perfectamente complementados, hay fuertes riffs que prácticamente desbordan el concepto de Power, como también existen varias partes épicas en las que tiene un grandísimo contenido de variedad instrumental. La voz es más poderosa que nunca, podemos ver partes en las que realmente se esfuerza la voz y se convierte en un grito casi desgarrado, mucha fuerza!

Symphony Of Enchanted Lands II -The Dark Secret-, lanzado en 2004, es el sexto álbum de larga duración. Excelencia absoluta, este disco marca un paso adelante tremendo para la perfección de la banda y del genero en lo global, primero por la perfección, majestuosidad y variedad de las ramificaciones del Power Metal, y segundo para la banda en concreto que sin duda alguna marcan su mejor disco hasta la fecha, es un gran ejemplo a seguir para nuevas bandas. La guitarra está perfectamente ejecutada con riffs y solos que van muy al estilo artillería, ademas de una buena velocidad y virtuosismo compartido por la sinfonía brindada por los teclados que no hacen nada menos que formar canciones muy pegajosas gracias a su gran énfasis de tenacidad épica. La batería también tiene una labor excelente, en la que de principio a fin se está escuchando de muy buena forma con ritmos y tempos variados. La voz, por favor que maestría! El tono empleado por este disco se compagina muy bien con la atmósfera, tonos altos y bajos, variedad, poder y virtuosismo puro es lo que presenta esta tremenda interpretación vocal.

Triumph Or Agony, lanzado en 2006, es el séptimo álbum de larga duración. Continúan con una maldita labor tremendamente buena de lanzar canciones pegajosas y muy épicas, debo decir que me encanta esta banda y sinceramente me le quito el sombrero a este disco ya que no es la excepción de excelencia de toda la discografía, para esta época habían pasado por unos problemas judiciales bien delicados, sin embargo no bajaron la cabeza y la volvieron a hacer en grande. La guitarra, sinfonía y batería tienen una actitud joven, con lo anterior me refiero a que la mayoría de las cosas que hicieron no son nuevas para la banda sino que es una continuación de su carrera arrolladora pero haciendo énfasis a que no envejecen, si bien es cierto como ya lo dije que la mayoría es una continuación también se ven cosas nuevas, ya que bien podría afirmar que este disco es más hechicero, más místico y más oscurantista frente al anterior trabajo, es hasta percibible en el arte de la caratula. Y la voz continua arrollando con sus tonos bajos de baladas o partes místicas como también con los medios y altos con su espectacular vibrado de coros.

The Frozen Tears Of Angels, lanzado en 2010, es el octavo álbum de larga duración. Después del más bien calmado, medievalista y misterioso anterior disco, la banda regresa con un registro mucho más duro que su predecesor; se pueden ver varios aspectos de regreso a la forma antigua de la banda aunque con la experiencia que han ganado se encargan de imprimir mucho de los estilos posteriores al debut, hasta se pueden encontrar elementos progresivos. La guitarra, teclado y batería tienen un foco de atención hacia lo duro de le puedan imprimir a las canciones como también a lo veloz, y en realidad se pueden encontrar pasajes nuevos en la banda como los pasajes duros y progresivos. La voz se parece bastante a la de Power Of The Dragonflame, que consiste en un tono duro y en ocasiones hasta grita con un casi desgarro.

From Chaos To Eternity, lanzado en 2011, es el noveno álbum de larga duración. Para esta ocasión se pueden ver algunos esfuerzos y otros desaciertos, se podrían ver algunas mareas bajas en su repertorio, y creo con seguridad que se debe al plan que empezó a gestar en esta época el guitarrista Luca Turilli de abrir su propia banda, ya hecho ya tenia otra con su propio nombre, pero ahora empezó a hacer realidad un proyecto más similar a esta banda incluso con el mismo rotulo y así fue como quedó LUCA TURILLI'S RHAPSODY, ya que ahí es donde está el mayor problema en la guitarra, está sin ganas; parece que no le puso mucha atención a este disco ya que estaba armando los riffs para su banda, de hecho el disco telonero que sacó al mercado estuvo muy bueno, así que hay de donde sospechar por el rendimiento de la guitarra de este disco y el de su propia banda. Por el lado de la batería tiene un comportamiento bueno, tiene esos momentos de brillo rítmico que tan bien le sentó en discos pasados, pero sin duda se nota el hueco de la guitarra. La voz no cambia, sigue con ese talento tan magistral.

Dark Wings Of Steel, lanzado en 2013, es el décimo álbum de larga duración. Con este trabajo se ha venido cometiendo una injusticia muy grande; después de la partida de Luca Turilli todo el mundo se llenó de fatalismo sobre el futuro de RHAPSODY OF FIRE, y estamos de acuerdo en que los dos anteriores esfuerzos resultaron poco complacientes, pero he estado notando que la gente no quiere escuchar con sinceridad lo que realiza Staropoli, Lione y compañía sino que de entrada dicen que es mal trabajo; y eso no deja de molestarme. Si la gente se toma el trabajo de escuchar la música con atención, sin pensar en las piezas neo-clásicas, que Luca Turilli continúa haciendo por su lado, se llevarán una sorpresa grande. Hay que entender que RHAPSODY OF FIRE ha tomado un nuevo rumbo, uno más pesado y orientado al Heavy Metal en dónde prevalecen más los riffs que los acordes de teclado; a mucha gente le disgusta que el teclado tome demasiado protagonismo en la mezcla y en este disco el paquete de guitarra y batería es quien manda, entonces, ¿por qué tanto negativismo? Incluso el bajo es muy audible, cosa que por lo menos a mí me ha sorprendido gratamente. El desempeño vocal sigue tan perfecto y potente que es un gusto ver la forma en que se sigue desempeñando.

Into the Legend, lanzado en 2016, es el décimo primer álbum de larga duración. Tal como lo manifesté, a mí personalmente no me desagradó del todo el anterior trabajo, creo que era parte de lo que necesitaba la banda sin una piedra angular como lo era Luca Turilli, es decir, el engranaje se tenía que producir a base de trabajo duro. Ante ello, han cumplido al pie de la letra porque este disco es todo un golpe contundente a quienes dijeron que Staropoli, Lione y Holzwarth estaban muertos sin Turilli; en realidad éste último ha tomado su camino con gran épica con su emblemático estilo de teclados y guitarra, mientras RHAPSODY OF FIRE, por su lado, han tomado el sendero de la pesadez musical con conservación de los elementos pasados. Staropoli y compañía en este disco tiran elementos muy importantes como tiempos lentos y pesados con la canción Winter's Rain, un gran dominio de la épica con uso de flauta alucinante en la canción A Voice in the Cold Wind y el clásico moderno instantaneo que propone la superma canción Valley of Shadows. De tal forma que si alguien opina que la música de Turilli es buena pero repetitiva, creo que volver a mirar a esta banda es una muy buena idea porque estos hombres están haciendo una gran tarea de variedad; además otro punto importante es que RHAPSODY OF FIRE sigue contando con el gran vocalista Fabio Lione, cosa que Turilli no ha podido igualar ni mucho menos superar. Obligatorio de escuchar!

1997 - Legendary Tales

1998 - Symphony Of Enchanted Lands

2000 - Dawn Of Victory

2001 - Rain Of A Thousand Flames

2002 - Power Of The Dragonflame

2004 - Symphony Of Enchanted Lands II -The Dark Secret-

2006 - Triumph Or Agony

2010 - The Frozen Tears Of Angels
Descargar Aquí

2011 - From Chaos To Eternity
Descargar Aquí

2013 - Dark Wings Of Steel
Descargar Aquí

2016 - Into the Legend
 
Descargar Aquí

lunes, 4 de febrero de 2013

OPETH - Discografia

Nombre: OPETH
Género: Progressive Rock And Metal
País de Origen: Suecia

Los interesantes y talentosos hombres suecos que conforman OPETH son un equipo poseedor de una devoción ferviente y constante a la progresión y al mismo tiempo siendo adictos del poder y del misticismo tomando influencia directa de los padres del Metal como BLACK SABBATH, DEEP PURPLE y LED ZEPPELIN.
Las raíces de la banda tienen lugar desde lo oscuro y algo de la brutalidad tomada del Death Metal escandinavo. Lo emocional y melódico también es parte del sello característico y único de la banda, logrando un brillante sonido a lo largo y ancho de la discografía de OPETH, comandado especialmente por el líder, cantante, guitarrista y compositor, Mikael Åkerfeldt, que ha construido todo un camino en el gigante bosque llamado Metal en el que existen numeroso caminos para recorrer tan maravilloso lugar, y OPETH es creadora de uno de los más divertidos e interesantes caminos.


Frente a las opiniones Mikael Åkerfeldt dice: "Me he convertido en sinónimo de OPETH"; reconociendo su dedicación constante al perfeccionismo y su decisión de estudiar todo lo concerniente al respecto de los cambios metodológicos, calculados y sorpresivos del grupo. Añade: "He estado escribiendo material desde el primer álbum y dirigiendo este barco desde hace muchos años y sigo estando muy a gusto en esta posición. Es algo que he creado y las personas que han estado con OPETH me han ayudado a hacer de esta una banda muy especial."

OPETH tiene una filosofía de banda totalmente establecida en la que por ejemplo se oponen a la comercialización de los "Singles", argumentando que eso no es arte o por lo menos no es el tipo de arte que les gusta a ellos, ya que no permitirán que un par de canciones sean más importantes que las otras al interior de la discografía. Es interesante todo de esta banda como anteriormente lo mencioné es una banda que no le jala al comercio dañino de unas pocas canciones; esa técnica del famoso "Single" es en una grandísima mayoría, por no decir que en la totalidad de los casos, se utiliza en las bandas que realmente temen a que su disco no sea lo realmente esperado, pero otras como OPETH creen en el trabajo compacto, ese mismo en el que necesitamos seguir creyendo en el Metal, llamados LPs-Albums. Esa filosofía de banda solo demuestra que es una banda de excelencia, me parece que muy bien ganado el éxito que posee la banda, con calidad, innovación y constancia, definitivamente se lo han ganado. OPETH no es una banda de Metal Extremo, pero de alguna forma es extrema, es algo así como una banda que hace discos de Metal extremamente progresivos y diferentes, es una encarnación musical tan meticulosa, enfocada y apasionada que no genera más sino admiración. También aclaran que cada uno de sus discos representan un concepto diferente; cada álbum podría ser el último, por supuesto no es una amenaza ni una frase de cajón como la suelen usar otros, en el caso de OPETH lo que realmente pretende es honrar esa tradición de hacer música para nosotros mismos y para la gente que también gusta de nuestros gustos como banda, si alguien se compagina por nuestros gustos y no por el mercado, la banda habrá logrado su cometido y en realidad son muchas las personas que gustan de esta gran agrupación. Frente a eso Mikael Åkerfeldt aclara: "Hemos encontrado un nuevo sonido que nos gusta explorar un poco más allá de lo que normalmente hacen los demas, eso hemos hecho durante muchos años con una y otra cosa que sale de las mentes, solo hay que ver a dónde nos lleva cada cosa, cada idea, cada experimento..."

Orchid, lanzado en 1995, es el primer álbum de larga duración. Primero que todo hay que aclarar que esta banda no es de hits, como bien lo dijo Åkerfeldt y que lo mencioné arriba, hay que escuchar a OPETH en su forma completa de los discos así que una vez entendiendo eso no habría que quejarse del estilo de la banda y de sus largas canciones. La guitarra y batería están bastante compactas de una forma regularmente variada, ya que hay secciones intensas y otras muchísimo más pausadas y progresivas. Hay que destacar el excelente trabajo de producción que dejó mostrar tan bien a todos los instrumentos que con su buena mezcla y nitidez lograron brillar por su presencia, por ejemplo el bajo y los teclados se escuchan muy presentes en todos lados. Y por el lado de la voz con un estilo Death Metal deja entrever el lado más brutal y genérico del disco con respecto al Death Metal, que será lo único que tenga de dicho genero, esto es un Metal bastante progresivo.

Morningrise, lanzado en 1996, es el segundo álbum de larga duración. Sin duda es extraño y complejo, todo el trabajo realizado en este disco no puede quedar atrás de la importante evolución de la banda hacia la experiencia dentro su estilo musical; más progresivo e imponente que el disco anterior, por ejemplo sus canciones se tornaron aun más largas y las estructuras más difíciles de entender. Frente a lo anterior de las estructuras hay que decir que es principalmente por la participación de la guitarra apoyada de la batería, que se tornó más compleja en el sentido de que pareciera que se vuelve melódico un ritmo pero resulta que no, coge para otro lado, así que eso no permite seguir el ritmo de la canción en las mentes de quien lo está escuchando y luego recordarla, es importante que la música de una banda no sea demasiado predecible pero yo creo que acá falta su adición de melodía para comprender más la música, sin embargo hay que entender de que OPETH es compleja y ese estilo no lo van a cambiar muy fácilmente. Por el lado de la voz y su interacción con los instrumentos pareciera también tener un par de cambios interesantes como algunos preludios en las que la voz entra a luchar, en el buen sentido de la palabra, con la guitarra, batería  bajo y teclado, que apropósito gracias a la adecuada y suave producción se escuchan muy bien.

My Arms, Your Hearse, lanzado en 1998, es el tercer álbum de larga duración. Hay varios cambios para esta ocasión, empezando por una mayor agresión en las canciones es más pesado y sin quedarse atrás la producción que se endureció también pero parece que este ultimo no fue un buen cambio ya que no se escuchan las lineas de bajo ni la atmósfera de antes, este es un disco más pesado como ya lo mencioné, eso es positivo, pero con una mejor producción hubiera quedado aun mejor el disco. La guitarra y batería hacen una fenomenal hazaña que es la de ir más pesadamente en las estructuras, continua por fortuna la variedad instrumental en materia de texturas y tempos, ademas de magníficos solos. Ahora con unas canciones más intensas pareciera mejor acomodada la voz de Death metal.

Still Life, lanzado en 1999, es el cuarto álbum de larga duración. Este es un excelente intento por poner toda la vitalidad y creatividad de la banda en un solo paquete, primeramente hay que aclarar que se trata de un disco conceptual que exactamente trata de un hombre que afronta sus duelos debido a su destierro y la búsqueda de su amor; también hay que decir que la banda ha cambiado un poco ya no se volvió a escuchar las claras lineas del bajo que expusieron en sus dos primeros registros, sino que ahora quiere volver su música más maximizada hacia la guitarra y batería, que apropósito lucieron muy bien con ritmos realmente cambiantes dentro de lo medianamente pesado y las atmósferas más sombrías que se suelen encontrar en la banda. Esta excelentemente escrito, excelentemente ejecutado y por lo tanto interpretado vocalmente.

Blackwater Park, lanzado en 2001, es el quinto álbum de larga duración. Interesante cambio por el que atravesaron en esta oportunidad, es agradablemente fresca como siempre y con toques de brutalidad que le quedan muy bien, ademas hay que mencionar el buen trabajo de producción que ha logrado hacer de la banda un sonido muy refinado y que se puede escuchar todo hasta las interesantes notas del bajo. La guitarra y batería se caracterizan por tener un tempo bajo, pareciera que se metieron bastante en esta oportunidad con el casi Doom, ademas de notas de los diferentes instrumentos que se unen para crear ritmos melódicos y bastante alargados, repetición de riffs y golpes de batería pero que le sientan muy bien a la banda. Y la voz está empezando a probar con más cotidianidad los refinados toques de voz limpia en medio de la buena voz pesada tipo Death Metal.

Deliverance, lanzado en 2002, es el sexto álbum de larga duración. Este disco puede ser perfectamente uno de los mejores o porque no el mejor hasta estas alturas de la carrera de OPETH, de lo que sí estoy seguro es que la banda se endureció más pero sin abandonar la esencia tranquila de los pasajes acústicos y trayendo un poco del refinado estilo Doom del anterior disco. La guitarra y batería se mancomunan muy bien a la hora de la melodía que también vino arriba, ademas se nota un tanto de tecnicidad sobre todo en la batería que hizo un trabajo majestuoso; los riffs parecen más maduros en el sentido que son completos y de esa forma pueden recordarse e identificarse muy bien con el tiempo, es un trabajo enorme de riffs y solos. Como mencioné entre lineas anteriormente, la instrumentación es encantadora y como no podía quedarse atrás pareciera tener también un endurecimiento de las voces duras de Death Metal, con una que otra adición de voces limpias, pero en realidad esas disminuyeron un poco.

Damnation, lanzado en 2003, es el séptimo álbum de larga duración. Se lucieron con esta joya del metal progresivo, durante el recorrido de todo el disco no vamos a encontrar ninguna parte pesada, en lo absoluto; es un contraste muy grande entre el anterior disco que fue bastante agresivo y este que es totalmente pasivo y memorable. La excelente producción deja escuchar perfectamente todos y cada uno de los instrumentos, en los que primeramente participa de forma protagónica la guitarra acústica con una melodía increíble, también participan algunos riffs pero no son nada distorsionados por el contrario se emparejan muy bien con la acústica; también colabora de forma bastante positiva el bajo que se puede escuchar perfectamente, como también la batería tiene su cuota de precisión dentro de la melodía y bastante atmósfera agregada por los teclados. La voz por su lado es quien remata con lo que ya se venia escuchando, el Rock, que tiene su importante adición dentro de este disco con la total participación de una bella voz limpia.

Ghost Reveries, lanzado en 2005, es el octavo álbum de larga duración. Retorno a la pesadez, o bueno pesadez dentro del contexto de la banda, pero trayendo mucho del estilo del anterior disco que fue todo un acierto; continúan teniendo una muy buena producción pese a que términos generales este disco es muy distinto al anterior. La guitarra aporta riffs de artilleria para contribuir a todo el sonido que se tornó bien complejo, eso por supuesto fue arriba en la calidad del sonido por la existencia de varias caras instrumentales y rítmicas al interior de las canciones; es un gran aporte los teclados así como la gran preservación de la guitarra acústica que complementen muy bien el sonido de los fuertes riffs. La batería muy compaginada con los demás instrumentos logra apoyar muy bien la música pero su gran hazaña es que logra mostrarse no solo de forma grupal sino también individual. Y la voz esta vez llega recargada de esa voz limpia que protagonizo de forma arrolladora el anterior disco, pero ahora tiene que compartir con los guturales tipo Death Metal que la banda asentó desde el primer disco. Sin duda alguna es un disco muy completo en el que se juntan las mejores cosas de la banda; no para de hacer las cosas bien esta magnifica banda.

Watershed, lanzado en 2008, es el noveno álbum de larga duración. Para esta ocasión trajeron de nuevo muchos de los elementos que habían sonado tan bien en el pasado, solo que esta vez tiene un poco más de misticismo, la composición de letras es muy buena y la instrumentación ayuda a dar aun más misterio; por el lado de la producción es un excelente trabajo, como era de esperar en esta banda. La guitarra y batería vuelven a hacer un exquisito trabajo de variedad, ya que están poniendo brutalidad y misterio en forma de texturas acá y allá, se cuenta con riffs fuertes que acompañados de una precisa administración de tambores hace que suene lo acertadamente fuerte; no podían faltar de ninguna manera los pasajes calmados y de mucha atmósfera aportando una enorme variedad al sonido. Y la voz se las arregla para mezclar la voz fuerte al estilo Death Metal con las más introspectivas y suaves, ya lo habían hecho en el pasado y sonó muy bien.

Heritage, lanzado en 2011, es el décimo álbum de larga duración. Polémico, así puedo describirlo en una sola palabra, debido a que abandonaron el Metal para hacer un completo Rock progresivo, el abandono del género provoca desilusiones y aunque se debería entender algunas cosas que hizo la banda en otras realmente no hay justificación ya que prácticamente ni siquiera la guitarra toma protagonismo; soy uno de los que piensa que este disco dio un paso atrás por ignorar todas las cosas que habían hecho en el pasado, esto es no solo un punto aparte en la discografía sino también una pasada de página. Como era de esperar con un disco tan suave y orgánico la producción fue bastante minimista, no se ve que hayan hecho méritos para rescatar riffs fuertes o toques potentes de batería sino que por el contrario toma gran protagonismo el teclado que no hay que negar el buen trabajo que realizó pero es muy simple, no hay capas de sonido, realmente hay que tener un gusto muy grande para poder saborear este disco que parece calcado de la progresión de los 70's. Y la voz es completamente limpia, es muy buena la voz suave y melodiosa de Åkerfeldt pero me gusta mucho más cuando toma el reto de cantar con los dos tipos de voces (gutural y limpia). 

Pale Communion, lanzado en 2014, es el décimo primer álbum de larga duración. Es evidente que OPETH ha ido muy lejos en su intento de ser original dentro del Metal, siendo francos ha desbordado su aspiracionismo al punto de despedirse por completo del Metal; el anterior y este disco son Rock Progresivo de los 70's, y, en lo posible, mirándolo desde el punto neutro de originalidad Åkerfeldt con esto tampoco está creando algo nuevo, ya que es un género desarrollado hace varias décadas. Es simplemente un esfuerzo en vano que pudo haber sido mejor aprovechado, ya que la creatividad está ahí pero se desperdicia al no vincularlo con el Metal; de hecho el mayor reconocimiento de OPETH se produjo cuando mezclaba la progresividad incesante con la brutalidad metalera que le daba ese toque realmente particular y único, tiempos memorables que han quedado en el nostálgico pasado, pero Åkerfeldt cortó el camino de tal evolución para hacer algo tan estéril como esto. Estoy seguro que esta nueva etapa tendrá sus fans, pero esa no es la discusión, el meollo del problema es que por el bien del Metal y de la propia banda Åkerfeldt jamás debió ir tan lejos con su -incontrolable aspiracionismo desbordado-.

Sorceress, lanzado en 2016, es el décimo segundo álbum de larga duración. El arte de las portadas siempre juega un papel fundamental en el Metal, en muchas ocasiones se ve cómo un excelente disco musicalmente hablando es dejado a un lado por su mala portada; el otro caso es cuando una banda realiza una excelente movida para poner un arte de portada muy llamativo pero la música es terriblemente mala. Creo que es evidente para todos los lectores que conocen de OPETH, al menos medianamente, pues han sacado a la luz con Sorceress una portada increíblemente llamativa que nos obliga a sentir curiosidad de lo que hay en su interior. Sin embargo, ¿en cuál de los dos casos se encuentra OPETH? Lamentablemente en el segundo, este disco es generalmente un engaño. Sencillamente han perdido el rumbo puntualmente desde Heritage, los problemas de estilo a partir de entonces se han agravado más, al punto de lanzar un disco sin carácter, sin ganas y que engaña muchísimo. No esque nunca se muestren buenas ideas, porque las hay, el problema es la división y su poca explotación real que lo lleva a ser un disco más concentrado en remedos del Progressive de los 70's - 80's y no en una banda seria que tiene un nombre demasiado grande a partir del Progressive, que hasta el año 2008 aún tenían una identidad propia de una especie de progresivo sombrío. La voz de Åkerfeldt sigue siendo pretenciosa con su fallido enfoque exclusivo de voz limpia que se esfuerza por parecer dramática pero no le sale. A algunas personas les parecerá esta una crítica demasiado pesada, es natural, pero tan solo escuchen y piensen en sus discos de Watershed para atrás y entenderán un poco el reclamo por la falta de carácter al que han caido; así que es difícil no hablar fuerte de una banda con tan grande historia, que ahora ha desviado su camino y en donde ni siquiera la producción suena bien. Los integrantes de OPETH, pero particularmente Åkerfeldt, deben entender que no son JETHRO TULL ni PINK FLOYD, son los grandes OPETH!

1995 - Orchid

1996 - Morningrise

1998 - My Arms, Your Hearse

1999 - Still Life

2001 - Blackwater Park

2002 - Deliverance

2003 - Damnation

2005 - Ghost Reveries

2008 - Watershed

2011 - Heritage
Descargar Aquí

2014 - Pale Communion
Descargar Aquí 

2016 - Sorceress
 
Descargar Aquí