xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 5 de agosto de 2013

ASPHYX - Discografia

Nombre: ASPHYX
Género: Death Doom Metal
País de Origen: Países Bajos

Formados en 1987 bajo la influencia de actos antepasados del ​​género tales como VENOM, HELLHAMMER, CELTIC FROST, SLAUGHTER y DEATH. Principalmente por el baterista Bob Bagchus quien contó con la colaboración momentánea del vocalista y bajista Joost, y del guitarrista Tony Brookhuis; así como trió, ASPHYX comenzó la construcción de su reputación legendaria con varios demos que se extienden por los años 1988-1991 con un total de cuatro demos, un EP y un split, desarrollados dentro de la comunidad del Metal underground que en el caso particular de la banda cada vez creaba más interés por los diferentes sectores. En 1989 empezaron a realizar acercamientos con el modesto sello GORE RECORDS y de esa forma lanzaron su EP "Mutilating Process", pero tan sólo un año después se hicieron a una asociación con CENTURY MEDIA, que consistía en un sólido acuerdo de colaboración reciproca, tanto así que luego de sus varias separaciones prevalecía la asociación con dicha casa disquera y hasta el día de hoy ASPHYX y CENTURY MEDIA siguen juntas.
Luego de mucho trabajo, la banda c
onquistó la escena del Metal en todo el mundo con clásicos inmortales del Death Metal como "The Rack" (1991) y "The Last One On Earth" (1992). La banda estuvo de gira mundial con sus compañeros de Death metal, los también precursores de ENTOMBED, BOLT THROWER y BENEDICTION, para establecerse rápidamente a sí mismos como la punta de lanza de la escena internacional del género y claramente así se constituyeron. Sin embargo, no del todo, ya que a mediados de los años 90's resultó ser un momento difícil para el Death Metal y ASPHYX sufrió de "implosión" en el género al no alcanzarse a dar a conocer lo suficiente como algunos de sus compañeros o como los actos principales de Estados Unidos. Ademas graves problemas de line-up se hicieron evidentes hasta el punto de producirse un decaimiento rápido de la banda en 1994, de esa forma el vocalista Martin van Drunen dejó la banda después de "The Last One On Earth" e incluso el miembro fundador, Bob Bagchus (batería), decidió tener un tiempo de espera; este periodo duró poco menos de un año, de tal forma que para 1995 la banda estaba una vez más con vida. Este trabajo arduo, con problemas incluidos, fueron insuficientes para un mal resultado en materia discográfica, por lo que sus siguientes versiones mantienen un muy alto nivel de producción musical. Pero parecía que aun la banda no sentía del todo conforme, la química interna no acababa de darse, por lo que en 1996 la banda se disolvió, y de forma repetida (como la primera separación) esta pausa no alcanzó a tomar ni un año, sólo duró unos cuantos meses para retomar las actividades, solo que esta vez bajo el nombre de SOULBURN (aun con el apoyo incondicional de CENTURY MEDIA). Debido a que la banda sonó tan cerca de ASPHYX se decidió abandonar ese proyecto y continuar bajo el nombre original, y evidentemente el sonido resultó lo más fiel posible con "On The Wings Of Inferno" (2000), el nombre clásico, ASPHYX, había regresado para quedarse pero no así la banda como tal, ya que en ese mismo año del lanzamiento del disco (2000) la banda se separó por tercera vez debido a la salida de Eric Daniels.
Después de estos tiempos turbulentos, la reforma de ASPHYX en 2007 fue un proceso menos complicado y comenzó con una demostración de la reunión increíble como cabeza de cartel en el festival Party.San de 2007 en Alemania. Varios miles de aficionados de todo el mundo dieron la bienvenida al line-up que consistía en devolver a Martin van Drunen (voz), Wannes Gubbels (bajo/voz), Paul Baayens (guitarra) y Bob Bagchus (batería), dando así un reinicio a un conjunto de músicos totalmente talentosos con ansias de que todo salga bien en la reencarnada ASPHYX. Empezaron con más exitosos shows en vivo de festivales reputados como por ejemplo en el Arnhem Metal Meeting (Países Bajos), Hole In The Sky Festival (Noruega), Rock Hard Festival (Alemania), Maryland Deathfest (Estados Unidos), Deathfeast (Alemania), y un par de años después en el Full Force Festival (Alemania), así como muchos otros festivales internacionales de alto nivel.

The Rack, lanzado en 1991, es el primer álbum de larga duración. La brutalidad no siempre se logra por medio de la velocidad, ya que bandas como ASPHYX representan la otra cara de la moneda dentro de esos sonidos extremos, la lentitud, ellos no son los fundadores absolutos del Death lento, ya que en Estados Unidos/Europa y en su mismo país habían actos que se estaban multiplicando casi como plagas de esta corriente, pero lo que sí son es -unos- de los creadores y a final de cuentas uno de los actos más prestigiosos en la materia. La guitarra tiene una muy buena actitud en la creación de riffs muy pesados con énfasis lentos e incluso algo lodosos en los que pareciera ejecutar un hechizo, también tienen poco pero acertado uso de solos lo que fomenta el mayor protagonismo de los riffs de medio tempo; el "pero" del asunto y de todo el disco es el abuso del tinte -chuggy- producido por tantísima presencia del -stop n' go-, eso se torna molesto si se usa de forma tan repetitiva como se hizo en este disco. El disco parece muy llamativo si se escucha sin mayor atención, pero tanta pausa entre los riffs es un problema mayúsculo, ya que da la sensación de una mala mala realización a la hora de conectar riffs, se puede interpretar de que en este disco no hay absolutamente nada de "continuación", no existe un hilo conductor porque todo se está parando-arrancando cada 15 segundos; pero creo que eso sería darle una critica demasiado pesada al disco, teniendo en cuenta ese gran error hay que aceptar primeramente que tienen ideas muy buenas y que se pueden disfrutar. Dejando a un lado lo malo, fue una excelente labor por parte de la batería  bajo, voz y producción, ya que todo se escucha en orden y con una muy buena mezcla, demás el rendimiento de los instrumentos fue estupendo, y la voz es claramente influenciada de PESTILENCE, muy buen tinte.

Last One On Earth, lanzado en 1992, es el segundo álbum de larga duración. Los -chuggs- parecen estar una vez más presentes, como si la banda los quisiera hacer parte de sus esencia, solo que aquí se usan de una forma mucho más inteligente y con un acompañamiento más fiel de la estabilidad en los tempos/ritmos, que resultan mucho más divertidos e interesantes de seguir. Muy buen desarrollo de guitarra pero a veces cuesta aceptar tanta pausa, definitivamente hay que sentir gusto por esta técnica de stop n' go que la banda logra hacerlos esta vez agradablemente en una forma superficial por lo que ya no es tan exagerada peeero sigue molestando un poco. La batería parece tener un poco más de lucimiento no solo en mezcla sino también en el protagonismo ganado a puro pulso, la forma como se ejecuta cada pieza da a entender de que el disco se hizo también pensando en un aumento en el interés por los tambores y no solo en la guitarra; en algunas ocasiones llega incluso a apartar los riffs para salir en la parte delantera y mostrar lo que tiene. La voz sigue teniendo su toque evidente de PESTILENCE, pero esta vez un poco más neutralizado.

Asphyx, lanzado en 1994, es el tercer álbum de larga duración. Se empiezan a poner aun más interesantes las cosas, ya que pasó el alabado disco "Last One On Earth" calificado por muchos como su obra maestra, yo tengo mis dudas sobre ello pero sin desconocer que es un clásico. Debo decir que este disco tiene algunas cosas muy superiores al anterior, empezando por la producción que luce mucho más adecuada, muy problemático el punto por que es menos dura por darle más espacio a la mezcla que por lo menos en estos términos a mi me gusta más, basta con escuchar el bajo en todas las partes del disco para que se entienda mi punto. La guitarra es otro gran avance, contiene igual o casi igual rendimiento en calidad de riffs al pasado pero esta vez están mucho mejor ensamblados; tal parece que se cansaron de tanta pausa y decidieron cambiarlo de una forma radical, en mi opinión lo respeto y aplaudo al máximo porque era necesario. Quizás la gente no estima tanto este disco por el tempo tan bajo, y sí, es verdad que el tempo es bastante lento con respecto a sus predecesores pero debo aclarar que eso no es nada malo, solo están profundizando su género. La batería fue el punto que me quedó debiendo, era difícil por el bajo tempo pero hubiese sido interesante más creatividad en ese instrumento. La voz sí que es aun más polémica (ahora con Ron van Pol), es totalmente distinta a las anteriores, a mi me parece que les queda bien para el contexto y en últimas este cambio significa más sello personal para la banda.

Embrace The Death, lanzado en 1996, es el cuarto álbum de larga duración. Este material originalmente estaba dispuesto para ser su disco debutante pero se aplazó sin explicación alguna, sencillamente se lanza en este momento por retornar a la raíces de la banda, y sí que lo hicieron porque todo suena muy antiguo, empezando por la producción que suena algo cercana a horrible, muy áspero el sonido y grabado como en una cueva. La guitarra y batería sin duda tienen un toque muy especial de brutalidad, lentitud y curiosamente algo de Thrash, pareciera contradictorio hablar de lentitud mezclada con Thrash pero aquí se hizo realidad. En la voz volvió el vocalista original, Theo Loomans, quien hace un trabajo de continuación del anterior disco, es decir, ya no más tinte de PESTILENCE, es hora de continuar con la voz personal de ASPHYX.

God Cries, lanzado en 1996, es el quinto álbum de larga duración. En esta oportunidad solo participaron la dupla de Bob Bagchus y Theo Loomans (quien fallece en 1998) y en realidad les faltó impulso y apoyo de otros músicos para hacer un mejor trabajo. La producción seguía teniendo sus errores, aunque ya no tan garrafales como en el anterior disco, en algunas cosas que habían obtenido grandes logros sencillamente se quedaron rezagados, como en la brillante mezcla que permitía exhibir el bajo, eso ya no existe. Y en cuanto a la composición, guitarra y batería, pareciera agonizar dentro de sus propias ganas de vivir. Es decir, la música se torna monótona pero existen destellos de potencia que no son suficientes para agarrar el mando del asunto, resultan ser pocos para la gran "planicie" de ideas que resultaron muy ineficaces. La voz tiene el tinte de sus dos anteriores discos, dándole originalidad a la banda, pero todo queda en planes o teoría, ya que ahora el tono medio gritado no se acaba de ajustar con la música.

On The Wings Of Inferno, lanzado en 2000, es el sexto álbum de larga duración. Es definitivamente su disco más sólido y que le puede dar una batalla grande a "Last One On Earth", seguramente y guardando el debido respeto por los clásicos si analizáramos estos dos discos ignorando la fecha del lanzamiento probablemente este sería el ganador, es más consistente y tiene unos mejores enlaces entre sus diferentes ideas y conceptos, ademas como si fuera poco posee la mejor voz de toda su historia; estos son los argumentos por los cuales este disco es tan maravillosamente estupendo. No puse en la comparación el tema de producción por lógica espacial, no podemos comparar casi una década de diferencia tecnológica. Es magnifico la forma como desaparecieron los molestos/saturados chuggs, los riffs en esta ocasión sí saben como mantenerse totalmente juntos siguiendo una adecuada hoja de ruta manteniendo siempre su propio proceso. La batería tiene muy buenas cosas por mostrar, igual que la guitarra tienen más "espacio" para hacer diferentes cosas por la variedad de tempos en los que predomina el medio-tempo pero cuando se hace necesario se acelera sin problema alguno. La voz de Wannes Gubbels, añadido en SOULBURN, hace un trabajo fenomenal, sin duda alguna es el mejor vocalista que la banda ha tenido en su historia, él sabe como mezclar la voz original con influencia de PESTILENCE y la baja y oscura que se dio luego, el resultado de final es un tono muy original que le viene de maravilla a la banda.

Death...The Brutal Way, lanzado en 2009, es el  séptimo álbum de larga duración. Ahora con una producción bien distinta a las anteriores se lanzan con este disco que dio de qué hablar de forma positiva, en realidad es una producción difícil de describir, ya que tiene la nitidez necesaria para hacer un trabajo del año en que fue lanzado pero tampoco se torna demasiado moderno el sonido. La guitarra es seguramente el punto de referencia de esa producción tan impecable, ya que el tono es nada limpio, de hecho está lejos de ser una guitarra con total nitidez; y por el lado de la composición de riffs, podemos disfrutar desde el primero hasta el último que cierra con broche de oro, algo muy importante es la dejación (no del todo) del tempo bajo, en general la banda no se escatima con la velocidad mostrada en la que prolifera un tempo medio - rápido, en esas dos velocidades se desempeña el trabajo (cosa de vital importancia por su historia de tempo Doom). La batería no va a estar demasiado agradecida con la producción, ya que el tono groso de la guitarra le resta un poco de espacio para que se logre escuchar, de todas formas es un buen trabajo en el que ya dependerá de los gustos si se resienten o no con la producción. Y con respecto a la voz hay otro tema particular, ya que continua Wannes Gubbels, pero acompañado de Martin van Drunen, que regresa a la banda después aproximadamente 17 años de ausencia. Ellos dos cantan todo el tiempo, por lo que se puede escuchar una voz ensamblada de los dos tonos, pero brilla más el tono de Wannes Gubbels, cosa por la que no fueron demasiado inteligentes en ese aspecto, en lugar de desperdiciar otro tono vocal debieron aprovechar para que se reemplazaran mutuamente (algo similar a lo que ocurre en bandas como DYING FETUS).

Deathhammer, lanzado en 2012, es el octavo álbum de larga duración. Este disco sigue todos los parámetros de su predecesor, con algo más de influencia Thrash que en el fondo se transforma como evolución de unos "nuevos" (para la banda) tempos de exploración, ademas de una producción complicada que continúa siendo bastante atípica, pareciera que con estos elementos quieren acabarle de dar el toque de vieja escuela que tanto han buscado. La guitarra tiene unos muy buenos riffs, como es costumbre, en el que se dan varios motivos para seguir pensando que no quieren hacer evidente el Doom, por lo menos no usarlo más allá de simples lapsos de tiempo o exagerando colocar una sola canción en el disco con tempo bajo; como decia anteriormente se ha mostrado más evidente ese -deseo- de velocidad, por lo que en este disco se aprecia una mezcla de Death-Thrash-Doom (léase en el orden de mayor a menor importancia) que a fin de cuentas suena muy original. La batería parece que no está jugando a nada más que a apoyar, dado caso por el que en muchos segmentos nos queda debiendo. Y la voz ahora solamente a cargo de Martin van Drunen, volviendo al tono original de la banda en su primer álbum, es decir, con ese tinte notorio de PESTILENCE.

1991 - The Rack

1992 - Last One On Earth

1994 - Asphyx

1996 - Embrace The Death

1996 - God Cries

2000 - On The Wings Of Inferno

2009 - Death...The Brutal Way

2012 - Deathhammer

6 comentarios:

  1. hay varios links que no funcionan arregla eso por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted ha estado denunciando varios links rotos y es mentira. Creo que es problema de su computador porque los links están perfectos.

      Eliminar
    2. los de vomitory se resolvieron, pero los de asphyx aun sigo sin poder bajarlos.

      Eliminar
  2. Hola hermano un super favor... podrias subir el The Rack a 320kbps???
    muchas gracias

    ResponderEliminar