xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

lunes, 11 de marzo de 2013

ANGEL WITCH - Discografia




Nombre: ANGEL WITCH

Género: New Wage Of British Heavy Metal
País de Origen: Reino Unido

Todo el proyecto empieza en 1976 originalmente bajo el nombre de LUCIFER, y estaba compuesto inicialmente por el guitarrista y vocalista Kevin Heybourne, el guitarrista Rob Downing, el baterista Steve Jones y el bajista Barry Clements. Pero LUCIFER duraría tan solo dos años por la división de Steve Jones que se unió a Bruce Dickinson para formar SPEED. Y el resto de LUCIFER en 1978 se convirtió oficialmente en ANGEL WITCH, banda enormemente prestigiosa y de excelencia musical al interior del Metal, tanto que son uno de los creadores directos del Thrash Metal, y creadores de uno de los emblemas típicos del Metal duro como lo es Baphomet. Todo empezó de excelente forma, con las excepciones de Barry, quien fue reemplazado por Kevin Riddles, y Steve Jones, quien fue reemplazado por Dave Hogg. Al año siguiente, Rob Downing abandonó la banda. La primera canción de la banda fue "Baphomet", que fue incluida en una compilación titulada -Metal for Muthas-. Esta canción generó una buena cantidad de atención a la banda, y finalmente firmó un contrato de grabación con EMI. Sin embargo, el acuerdo fue cancelado pronto, debido a que el gerente Ken Heybourne se negó a trabajar con ANGEL WITCH por problemas en la gestión. En 1980, BRONZE RECORDS reclutó a la banda y luego procedió a grabar y lanzar su álbum debut, titulado como homónimo, Angel Witch. Este álbum es considerado como uno de los más notables actos de la NWOBHM (Nueva Ola Del Heavy Metal Británico), pero con posterioridad a la publicación del álbum la estructura de la banda comenzó a desmoronarse. El retiro de Dave Hogg, y Kevin Riddles, este ultimo dejando la banda para unirse como vocalista en TYTAN; y a pesar de los intentos por continuar con la banda, Heybourne con otros músicos, el fin de la banda llegó en 1982. Pero Heybourne y dos músicos de DEEP MACHINE (banda a la que se había ido Heybourne) trajo de vuelta a la actividad en 1984 a ANGEL WITCH, quedando así junto al guitarrista Kevin Heybourne, el vocalista Roger Marsden, el baterista Ricky Bruce y el bajista Jerry Cunningham. Pero lamentablemente esta formación duró un tiempo muy corto porque la voz de Marsden no encajaba muy bien con el estilo de la banda. De esa forma fue despedido de la banda y Heybourne definitivamente asumió la voz una vez más, a la vez que militaba en BLIND FURY. Con una mejor alineación se empezaron a dar mejor las cosas y Dave Hogg regresó a la banda en su puesto de baterista. Esta formación grabó el segundo álbum en 1985, Screamin' N' Bleedin'. Luego, y de forma inexplicable David Hogg fue despedido una vez más de la banda. Pero al parecer todo fue pensado, ya que inmediatamente entra Spencer Hollman a ocupar esa butaca vacía. Con el nuevo baterista grabaron el tercer álbum en 1986, titulado Frontal Assault, que trajo muchos elementos melódicos a la banda, cambiando así un poco su rumbo. Luego Heybourne decidió que sería mejor trasladar a la banda para los Estados Unidos, pero los otros miembros no tenían manera de lograr eso, todos tenían una vida estable en su país de origen. Entonces, Heybourne decidió hacerlo de esa forma solo, por lo menos en principio, y así nació una encarnación americana de ANGEL WITCH. Se componía del bajista Jon Torres, el baterista Tom Hunting y el guitarrista Doug Piercy; esta formación estuvo funcionado bastante bien, y pronto la banda había reservado una buena cantidad de shows a lo largo de los Estados Unidos. Sin embargo, se encontró que Heybourne tenía algunos asuntos pendientes en materia de inmigración, y fue arrestado un día antes del primer concierto de la banda. Como era predecible sin Heybourne, ANGEL WITCH se disolvió pronto. Luego Heybourne regreso a su país natal, con más cambios de integrantes la banda sobrevivió a tantos tropiezos. En 2009 se dio a conocer que su canción homónima, Angel Witch, fue incluida en la banda sonora del video juego de acción y aventura, Brütal Legend. El nombre de aquel video juego le sienta bien a la banda, ya que continuó activa como una brutal leyenda...

Angel Witch, lanzado en 1980, es el primer álbum de larga duración. Esto es sencillamente maestría musical, sin el animo de comparar, pero este debut es mucho mejor que el de IRON MAIDEN y JUDAS PRIEST. No hay parte alguna en este disco en donde se vean falencias, porque se ve incluso una variedad muy grande en estilos y temáticas, pero sobre todo predomina la excelente temática de hechicería, oscuridad y maldad; claro, ciencia ficción. Se pueden escuchar riffs que definitivamente son los padres del Thrash, con bastante adición de melodía insipiente, es decir, logran poner partes melódicas pero sin caer en que se vea demasiado happy, sino por el contrario, melodía oscura; y como ya se dijo la influencia en la temática que más tarde se iba a tomar por las bandas pesadas, es clarísima. La batería hace todo lo posible en este disco por brindar fuerza y acompañamiento, como es perfectamente lógico; y aunque la batería con la guitarra tengan velocidad alta y gamas medias, también es de resaltar el excelente uso de los tempos bajos, que suenan estupendo como en "Socerers" o "Free Man". La voz es maravillosa, totalmente limpia, agradablemente melódica, capaz de pegar chillidos medio altos y con capacidad de vibrar. Este disco es muy difícil, por no decir que imposible de superar, incluso tratándose de las bandas más reconocidas como las anteriormente mencionadas.

Screamin' N' Bleedin', lanzado en 1985, es el segundo álbum de larga duración. Un paso adelante muy eficaz; resultaba realmente complejo superar el primer disco, así que la banda decidió cambiar algunos aspectos que le hicieron dar un estilo diferente a la música; por cierto otro clásico  Con una guitarra un poco menos oscura, no del todo, pero más melódica y con un tempo realmente notable que se inclinó hacia el tempo medio; los solos son más técnicos pero menos frecuentes. La batería tiene la misma misión que en el pasado, un acompañamiento apropiado pero que siempre se está haciendo notar por coordinación y tenacidad. Por ultimo en cuanto a la voz fue quizás lo más diferente, porque acá entró uno diferente a Heybourne, quien lo hacía excelente pero no era profesional en la materia, lo que evidentemente le hizo falta experiencia  en algunos aspectos con los que Dave Tattum sí cuenta, y de sobra, porque el tipo sabe que tono poner en cada momento.

Frontal Assault, lanzado en 1986, es el tercer álbum de larga duración. Con mucha energía se recibe este disco, y en realidad es otro éxito que le sigue los pasos al anterior trabajo, con un poco menos de oscuridad pero con una mayor entrega hacia los pasajes melódicos y pegajosos la banda se dio el gusto de lanzar otra pieza supremamente solida. Los riffs tienen una mayor inclinación y fascinación por hacer canciones que se queden incrustadas en la mente de los espectadores, y en realidad es maravilloso como lo logran con efectividad, son ritmos muy melódicos y frecuentemente logran tener un énfasis de medio tempo que logran llegar al alma; por eso es tan pegajoso junto al trabajo vocal. La batería es bastante pulida, evidentemente perfeccionando la técnica de precisión y variedad. Y la voz a cargo una vez más de Dave Tattum, hace lo mismo que en el trabajo anterior pero se nota a leguas mucho más cómodo, incluso a veces grita, cosa que vino muy bien.

As Above, So Below, lanzado en 2012, es el cuarto álbum de larga duración. Después de 26 años de su más reciente álbum y de 32 años con respecto a su debut, la banda, en especifico Kevin Heybourne que es quien siempre ha luchado por la banda y lógicamente es el miembro permanente, logra hacer un trabajo muy respetable y aunque no iguale a ninguno de sus predecesores si se puede decir que los sigue de cerca. Con una apropiada producción se pueden escuchar en buena forma la guitarra y batería, principalmente con un énfasis mayor hacia riffs, no tanto solo, de hecho es raro para escuchar un solo realmente consolidado, al parecer fue lo que realmente le faltó al disco para ponerse a la par de los anteriores trabajos; todo concuerda bien con los golpes sutiles pero precisos de la batería que siempre está agregando ese acompañamiento importante en todos los rincones del disco. Y la voz de Heybourne, que vuelve a tomar el control después de 32 años de su debut en el que fue la primera y ultima vez que cantó; logra sentirse realmente bien, con algunas carencias de energía en las notas altas, pero en general está bastante bien todo lo presentado.

1980 - Angel Witch

1985 - Screamin' N' Bleedin'

1986 - Frontal Assault

2012 - As Above, So Below

8 comentarios: