xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 18 de mayo de 2015

LETHIAN DREAMS - Discografia

Nombre: LETHIAN DREAMS
Género: Ethereal Doom Metal
País de Origen: Francia

Como hemos visto en oportunidades previas, la escena francesa es singular porque agrupa proyectos musicales que se saben distinguir con luz propia sobre los demás actos de países diferentes, en el Death Metal tienen un interesante legado contemporáneo y en el Black Metal y sus subcorrientes es aún más deslumbrante. Por supuesto el Doom no podía quedar atrás como un mundo lleno de sensaciones extrañas, pasadas desde lo funeral, pasando por lo épico e incluso hasta lo etéreo.
Sobre esa última corriente anteriormente citada se destaca LETHIAN DREAMS, que vino a la existencia en el verano de 2002, de la mano de Carline Van Roos y Matthieu Sachs. Rápidamente le llamaron a su forma de hacer música como Ethereal Doom Metal, que se resume en una especie de Atmospheric extraño, pero para entender mejor el término 'etéreo' dice el diccionario: -Que es intangible o poco definido y, a la vez, sutil o sublime. Por lo menos eso intenta la banda desde su creación básicamente Doom Metal.
LETHIAN DREAMS nace con el propósito de hacer música de sensación, música profunda como resultante de pensamientos más allá de estructuras musicales. Propósitos nada fáciles de cumplir por varios factores que se podrían resumir en básicamente tres estrechamente ligados: 1) la gran demanda de creatividad por hacer música sencilla en apariencia pero con gran profundidad y complejidad emocional; 2) la problemática de apoyo en un género, como lo es el Metal, que no le abre total paso a propuestas que no tengan que ver con distorsiones y velocidad; y 3) debido a los dos primeros puntos nace la dificultad de financiar y darle continuidad a proyectos de esa naturaleza por contar con un presupuesto a veces precario.
Pero más de uno se hará la preguntará: ¿Por qué enumerar los puntos principales de una problemática que presentan bandas de géneros no muy aceptados? Básicamente por intentar, desde este modesto sitio virtual, de darle un mensaje contundente a la gente que gusta del Metal: ¡Ábranse a las posibilidades! La vida, por medio del tiempo, enseña a no tener mayores radicalismos y cuando logramos comprender eso en un tema como lo es la música nos damos cuenta de gustos internos que no habían sido descubiertos y por el egoísmo de seguir el 'estatu quo' del Metal (Thrash, Death y Black) no nos damos la oportunidad de transitar por nuevos senderos. No garantizaré que a todos les guste este tipo de música, es obvio, pero sí estaré seguro que a un buen número de personas que se motiven por el arte se sentirán afortunadas de haberse abierto la puerta. Esta reflexión nace porque este escritor era de los radicalistas que no quería saber de nada más que de Thrash, Death y Black, y si quedaba tiempo de Heavy, pero nada más podía existir en mi colección, hasta que llegaron bandas como MY DYING BRIDE, ANATHEMA, PARADISE LOST, SATURNUS, FUNERAL e incluso la anfitriona de este post: LETHIAN DREAMS, y me di cuenta de cuánto me estaba perdiendo en el pasado.

Bleak Silver Streams, lanzado en 2009, es el primer álbum de larga duración. A pesar de no ser una banda de vieja data saben bien lo que hacen y ciertamente suenan diferente, además de dejar su propio nombre en alto también lo hacen con el de su país natal. Hacen su música para expresar los dolores más profundos y sacar a flote las luchas que por sí solas no salen. Algo que debe tener el Doom, en cualquiera de sus expresiones, es la precisión por sus tempos bajos, lo que se haga tiene que ser muy riguroso, y en eso LETHIAN DREAMS se lleva varios aplausos porque hace despertar en nosotros reflexiones de forma muy efectiva que se manifiestan de la mejor forma con la música; en ese trabajo de precisión es difícil pensar que sus melodías podrían ser mejores. Pero su éxito no se debe únicamente a sus melodías sino también a su acertada decisión de poner voces femeninas (las fuertes son complementarias), esto le imprime un sello muy sensible al sonido general.

Season Of Raven Words, lanzado en 2012, es el segundo álbum de larga duración. Anteriormente hicieron canciones largas (todas entre 8 y 9 minutos) pero ahora han modificado de entrada eso para tener piezas más cortas y variables en el tiempo. La voz de Carline Van Roos es hermosa por donde se le mire, su toque femenino le sienta a la perfección para lograr sus propósitos; pero acá se ha dado en el trabajo de alargar más sus notas con pleno dominio de ella, por lo que se han eliminado todos los rastros de voces fuertes. Por otro lado la atmósfera intangible de la que hace honor su término para denominar su género (Ethereal Doom) se ha cocinado muy bien acá porque, al igual que voz, los tempos se han alargado y enredado bastante.

Red Silence Lodge, lanzado en 2014, es el tercer álbum de larga duración. Lo primero que se nota al escuchar el disco es la mejora sustancial de producción, creo que es un trabajo inmejorable de estudios; por esa razón todo el sonido pareciera más contundente, el anterior disco lució un poco más suave pero acá las cosas se han endurecido, tal vez no tanto como pareciera pero finalmente es la importancia de lo que puede hacer una buena o mala producción. Algo que realmente me encantó es el protagonismo dado a la batería, su importancia es crucial en una banda de este género, contrario a lo que muchos creen, es ella la que hace explotar sectores aparentemente dubitativos estratégicamente; por más simplista que pueda ser su desempaño si es precisa encaja perfectamente en el sonido y luce completamente diferente a si fuera vista con ojos faltos de profundidad porque no necesita poner grandes innovaciones rítmicas para hacerla majestuosa. Muy recomendado.

2009 - Bleak Silver Streams

2012 - Season Of Raven Words

2014 - Red Silence Lodge

lunes, 4 de mayo de 2015

CYNIC - Discografia

Nombre: CYNIC
Género: Progressive Death Metal (Rock)
País de Origen: Estados Unidos

Una bestia con apariencia feroz pero con efectos mágicos apareció por 1987, aunque por aquellos días su confluencia con el Rock era evidente, llamados PORTAL quisieron ser la tercera cara de la moneda. Se pensará que proponer una tercera cara de la moneda es ilógico pero ellos así lo proponían. Por cada palabra que uno podría asociar con su música, su contrario podría aplicarse en la misma medida: la agresión y la tranquilidad, la fluidez y el éxtasis intrincado, la gracia y lo natural; todo eso en un solo sonido que para la fecha era impensable. Durante más de dos décadas, los fans y críticos por igual han tenido problemas para explicar, o tal vez, para contener sus palabras a la hora de explicar a CYNIC (nombre que empezaron a usar desde 1988 de forma definitiva hasta hoy día). Algunos han ofrecido análisis musicales detallados, mientras que otros han sugerido que las palabras son el último lugar para buscar el significado del sonido, ya que las palabras no son suficientes.
Paul Masvidal, Sean Reinert y Sean Malone tienen una larga historia juntos, desde la grabación de su primer álbum (Focus, 1993) en Miami, siempre con un contexto dificultoso, igual a su música, para salir a flote. Uno de los huracanes más fuertes de Estados Unidos les arrasó con su estudio de grabación con equipos y todo, sin embargo, la banda no se quedó con la mirada baja y continuó trabajando para conseguir sus herramientas. Desde el principio, las sesiones de estudio para Focus se saturaron con expectación. El sello discográfico esperaba aprovechar el impulso y la reputación establecida por demostraciones tempranas de la banda, por el trabajo de Masvidal y de Reinert sobre la base que ya había establecido DEATH con su aclamado álbum Human (1991). La base de fans incipiente pero creciente de la banda esperaba un CD de larga duración, con la música impresa de la misma línea que sus demos. Pero CYNIC resultó con algo aún más progresivo de lo que se esperaban, -en exceso- se precipitaron muchos al calificarlo. Su situación era mayoritariamente compleja porque los fans del Death Metal no estaban demasiado abiertos a escuchar secciones limpias y cantos mejorados, mientras que los fans del Rock progresivo no estaban dispuestos a engancharse con las voces guturales. En pocas palabras la banda dejó sin palabras a muchos por sus enormes esfuerzos en composición. Pero con una recepción que osciló entre la indiferencia a la hostilidad, el fin del CYNIC llegó rápidamente y de manera concluyente, pues no habían condiciones en la escena para continuar con lo que les gustaba hacer.
La última actuación de la banda fue el 24 de junio de 1994 en el Limelight en la ciudad de Nueva York. Exhaustos, descorazonados, y con nada más por dar volvieron a sus casas. Sin embargo, ellos no se rindieron, ya que dejaron atrás su frustración por la poca respuesta de la escena, convirtiendo ese capítulo en solo el primero de una serie de metamorfosis.
En 2004 los funcionarios de ROADRUNNER RECORDS contactaron a la banda con el interés de realizar una re-edición de alguno de sus materiales musicales con la celebración de los diez años de Focus, de esa forma fue lanzado precisamente dicho disco con una nueva mezcla y con bonus de sus demos previos. Lo más importante de esa edición de lujo no sólo fue la exposición de CYNIC a un público más amplio, sino también re-energizó su base de fans existentes en el primer periodo. Pero no fue sino hasta 2006 que algo que una vez fue lo más alejado de la mente de todo el mundo se convierta en realidad: la reunión de CYINIC. La banda montó una gira y jugó a las audiencias apreciativas en Europa y América del Norte, pero sin Göbel (que ya no se persigue una carrera de la música) y Malone (que tenía compromisos universitarios) pero lo dieron todo en tarima, sin rendirse, exponiendo con orgullo su propio estilo y sin querer ir por el camino de la tendencia musical. Nadie estaba más sorprendido por esta entusiasta recepción que ellos mismos, y aunque la reunión no fue diseñada originalmente como una reaparición de por sí, la energía de estas actuaciones serían el paso adelante para escribir y grabar un nuevo disco de larga duración en 2008 llamado Traced in Air. En gran parte CYNIC a partir de entonces tuvo una mucho mayor receptividad en las masas por las luchas que emprendieron bandas que se inspiraron en el ala progresiva de DEATH y de ellos mismos, de esa forma empezaron a disfrutar de una escena con más garantías para ser escuchados y de hecho lo materializaron con la creación de más música.
Es por eso que CYNIC ama la vieja escuela pero le agradece a los tiempos actuales por brindarle un mayor apoyo, agracias a los diferentes gustos musicales que se han abierto con los años.

Focus, lanzado en 1993, es el primer álbum de larga duración. Grande en todos los aspectos, hasta en el ámbito de sus detractores, porque sabe traer cosas nunca antes vistas en el género, o por lo menos no en las dimensiones en que lo hizo. CYNIC goza de un estatus invaluable por tener una historia medio victimizadora en la que sucedía algo como: "era tan grande que en su tiempo pocos lograron apreciarlo por diversas razones, no saben de lo que se perdían..." y no es que anteriormente la gente haya sido torpe musicalmente sino que en la escena había una explosión de brutalidad frenética, era la dinámica reinante, que no se dio el espacio para las propuestas diferentes y CYNIC no logró preservar su actividad en los años. Dudo que sin DEATH (Human) y sin estos hombres el resto de bandas progresivas hayan logrado las realidades presentadas porque esas dos bandas, junto a otras dos importantísimas como ATHEIST y PESTILENCE, hayan tenido espacio para sus presentaciones y éxito comercial; pensemos por un momento en agrupaciones como OBSCURA, que sin duda alguna disfrutaron del terreno que había preparado con anterioridad los anteriormente mencionados. Todo en el sonido ocurre tan rápido que es realmente complejo escucharlo, quieres repetirlo para obtener más detalles de lo sucedido, y todo esto se vio grandemente heredado con posterioridad.

Traced in Air, lanzado en 2008, es el segundo álbum de larga duración. Después de haber sentado bases importantes y pasar como mártires de la historia en el género para convertirse en héroes. Pues se han venido con otra obra que no deja de ser polémica, seguramente no en las dimensiones de su antecesor pero aún así es polémico, ya que se alejó un poco del Metal para tener una presencia más fuerte de Rock, eso por supuesto no nos gustó a muchos. Sus voces son mayoritariamente limpias (y por mucho), cosa que le quita un par de puntos al disco. Su parte fuerte está en su estilo progresivo latente dentro de su instrumentación, con un bajo protagónico, que igual a Focus, es capaz de liderar muchas notas sin mayor dificultad, es en general un uso más intensivo de notas entendibles, ya no suceden tantas cosas a la vez como antes, mostrando una evolución menos frenética de sus habilidades. Es un gran disco con voces equivocadas.

Kindly Bent to Free Us, lanzado en 2014, es el tercer álbum de larga duración. Parece que se sienten bastante cómodos con lo que hacen, la historia lo dice y el presente lo ratifica, porque continúan haciendo más Rock que Metal, de hecho la presencia del Death Metal ya ni se encuentra, si al caso tímidamente en algunos riffs pasajeros. De forma tal que hay diferencias notorias respecto Focus, hay que entenderlo como algo diferente y dejar de pensar en otra cosa distinta a la que estamos escuchando; frente a eso manifiesto que me atrae mucho, es pegadizo y simpático, todavía con su característica del bajo imponente con un muy buen acompañamiento de batería, extrañamente con una batería más sencilla que parece sentarle mejor al sonido. Hay muchos ritmos interesantes para disfrutar pero a la vez lamento que no se le imprima un poco más de fuerza y que se deje de usar la voz gutural que les cayó tan bien al principio de su carrera; es una banda que al igual que OPETH, tenían una espectacular voz metalera que inexplicablemente han dejado atrás para dedicarse exclusivamente a la voz limpia.

1993 - Focus

2008 - Traced in Air

2014 - Kindly Bent to Free Us

lunes, 20 de abril de 2015

RADOGOST - Discografia

Nombre: RADOGOST
Género: Folk Metal
País de Origen: Polonia

RADOGOST es un acto muy conocido en Polonia, país que se ha caracterizado por tener un puñado de agrupaciones de excelencia en el metal más ligado a lo oscuro o como en este caso en el Folk (que de alguna forma tiene afinidad con lo primero), a veces elogiada como la ''Korpiklaani polaca'' debido a su uso constante de humor y contenido lírico generado por el alcohol (en términos del folclore), así como un enfoque específico para su música acerca de sus antepasados.
El nombre de la banda, RADOGOST, es tomado de un antiguo dios de la mitología eslava. Puesto que el nombre proviene etimológicamente en el sentido de algo como "estimado huésped", Radogost fue proclamado como el dios eslavo de la hospitalidad y como tal entró en el Panteón eslavo, reconstruido en los tiempos modernos. Incluso mitos con respecto a él fueron construidos a lo largo de la historia, basados en diversas costumbres populares de la hospitalidad sagrada. Costumbres similares, sin embargo, son conocidas en muchas mitologías indoeuropeas sin una deidad distinta explícitamente asociada con ellos; es decir que el término se expandió de forma muy diversa. Otra etimología posible puede ser la de origen eslavo: "rada" (consejo) y "gościć", "hostit" o "goszczący" (acogimiento); Radogost es el nombre de un anfitrión, consejo o asamblea de los pueblos, liderazgo o altavoz y es uno de los atributos de los dioses. Esta visión podría ser apoyada por el templo de Radogost en el papel político jugado en la vida de las tribus eslavas occidentales. Según algunas fuentes literarias también es el dios de la guerra, noche, fuego y el cielo nocturno. Le gusta invitar a los banquetes supremos, es totalmente negro y está armado con una lanza y un casco.
La agrupación nace gracias a la unión de Łukasz "Mussi" Muschiol (guitarra líder - voz), Marian Kolondra (guitarra rítmica) y Młody (violín) en el año 2006 con el fin de romper paradigmas al interior del metal, no se inventaron el Folk pero sí le dieron un impulso desde su propio punto de vista, de alguna forma alimentaron la considerable corriente que se venía presentando a principios de los 2000 en lo referente al folclore y el uso intensivo de instrumentos alternativos para la creación de nuevos conceptos metaleros. Propiamente incursionaron con el violín; instrumento que les brindaría desde su inicio un espacio de diferencia musical muy atractivo y romántico de las atmósferas y temáticas tratadas. Ellos empezaron de forma emocionante, ya que al principio no tenían proyectadas grandes metas sino por el contrario divertirse un poco y mirar lo que sucedía en el futuro gracias a su propagación de canciones de internet; pero luego se les presentaron oportunidades de tocar en vivo y esto fue tomando cada vez más entusiasmo hasta que lograron grabar su primer álbum, que fue recibido con una gran admiración en el medio y de esa forma fueron fortaleciéndose cada vez más a puro trabajo propio.

W cieniu wielkiego dębu, lanzado en 2008, es el primer álbum de larga duración. En la biografía de la banda se dice que es muy respetada en su país natal, Polonia, y a decir verdad cuando se escucha la música se comprende que no es una exageración o simples palabrejas para promocionar la banda porque logran ser eficaces en todo lo que hacen, ¡sí, en todo! Su origen eslavo me resulta tan interesante de escuchar que de primerazo logran entrar sin muchos problemas. La música es profunda pero no compleja de escuchar, de hecho es hasta refrescante y pegadiza, creo que esa es una característica del Folk, gracias a las interesantísimas melodías que son alimentadas por todos los instrumentos, acá no hay un instrumento que pisotee a los demás sino unos instrumentos que trabajan hombro a hombro. Un punto interesante es que la aplastadora mayoría de bandas de Folk hacen uso de teclados mientras que RADOGOST toma un violín y de inmediato le da un estatus de grandeza y performance profundo, elegante y romántico a la vez.

Dark Side of the Forest, lanzado en 2012, es el segundo álbum de larga duración. Para esta oportunidad han cambiado varias cosas, en realidad bastantes para mi gusto de las cuales unas son acertadas y otras no tanto. El primer cambio evidente, sin escuchar le disco, es que dejan de hacer canciones en polaco para saltar al plano internacional con el inglés. Una vez empieza a sonar con todo el arsenal se nota un giro en algunas secciones: por ejemplo el cambio de vocalista, Łukasz dejó la voz para dedicarse exclusivamente a la guitarra, con un tono mucho menos agresivo; cosa que individualmente no apruebo porque esto hace canciones más ligeras que en mi opinión no explotan el potencial de la banda. Lo anterior lo concluyo después de escuchar canciones como "Burn in Cold Hell", "Radogost", "Deadly Race Trilogy" entre otras, que no hacen otra cosa más que golpear nuestros oídos con piezas muy densas pero extrañamente la voz no parece estar a la vanguardia del sonido, sencillamente buscan cosas diferentes por lo que deseo que en el próximo disco regrese la voz de Łukasz o una similar. Otro cambio se produce en la producción, que es más trabajada y ha venido para bien, ya que suena más comprometida con exhibir todos sus elementos compositivos.

2008 - W cieniu wielkiego dębu

2012 - Dark Side of the Forest

lunes, 6 de abril de 2015

GORGUTS - Discografia

Nombre: GORGUTS
Género: Technical Progressive Death Metal
País de Origen: Canadá

A la hora de hablar del metal canadiense, de cualquier forma o estirpe, va a aparecer como referente obligatorio GORGUTS, es una de las bandas canadienses que influenció a un centenar más adelante, pero su importancia no es únicamente por el factor del tiempo sino que trasciende mucho más allá de la cronología para sentar bases sólidas musical y hasta estilísticamente hablando. Su historia musical es de larga duración siempre portando el rótulo canadiense, que resultó cada vez más en algo tan particular y diferenciado de las escenas nacionales distintas a ellos, en especial siendo todos unos artesanos del Technical Death Metal que han dejado huella en la historia. GORGUTS es una de esas bandas en las que se les concibe como figuras inmunes a los años y generan una realidad inmutable en quien los escucha con gusto.
Todo empezó a tomar forma en el año 1989 de la mano del cuarteto conformado por los talentosos: Luc Lemay (guitarra líder y voz), Stéphane Provencher (batería), Gary Chouinard (guitarra rítmica) y Carlo Gozzi (bajo). Todos ellos, a excepción del líder Luc Lemay, se retiraron en algún momento de forma paulatina desde el mismo año de su creación (como en el caso del bajista Gozzi que no duró ni un año en la banda) y por otro lado quien acompañó más a Lemay fue el baterista Provencher hasta 1993, año en el cual él se retira de forma definitiva del mundo metalero. Sus primeros discos debutaron de una forma sólida y con un estilo muy identificable, la técnica instrumental y la profundidad de voz fueron la fórmula para posicionarlos en un punto alto de la escena con pleno reconocimiento de grandes sellos como Roadrunner Records, con quienes firmaron un importante acuerdo para lanzar sus prestigiosos discos. La creatividad fue tan lejos en su propio cerco que incluso su camino musical evolucionó a partir del álbum "Obscura" con un concepto que empezaba a simpatizar más en los terrenos del Avantgarde, su experimentación fue siempre constante pero sin nunca renunciar a su origen. Con el tiempo se logró entender que GORGUTS son de las bandas que no gustan de hacer discos repetidos pero sin que sus cambios sean fuera de lugar (algo así como la variada pero a la vez fiel carrera de CARCASS). Desafortunadamente la agrupación se vio enfrentada a la muerte de Steve MacDonald, miembro que había obtenido una importancia significativa en las decisiones de la banda, que se produjo en 2002 y esto desencadenó una serie de problemas e interés por seguir adelante hasta que finalmente toman la decisión de terminar con GORGUTS en 2005. Una total pérdida para el Death Metal que ponía al mundo entero cabizbajo.
Tres años más tarde (2008) se da a conocer la buena noticia de que la banda volvía a la vida, y después de más de una década de silencio, el genio Luc Lemay desata "Colored Sands", una nueva marca de pestilente furia para darle seguimiento al legado legendario desde el lanzamiento estelar de su álbum debut "Considered Dead". Fue todo un golpe contundente para el Death Metal que siempre querrá que sus bandas pioneras estén activasen la escena.

Considered Dead, lanzado en 1991, es el primer álbum de larga duración. Empezando por el arte de portada, que ilustra tanto esa imagen épica de la vieja escuela en la que tan buenos trabajos hicieron, se puede decir que iniciaron su carrera de forma magnífica pese a algunas personas no le dan su verdadero estatus, probablemente por lo grandes que fueron los posteriores trabajos. Hay que decir como dato curioso que este disco tiene mucho del estilo estadounidense, ya que estuvo grabado en la Florida, y esto a decir verdad hace un estilo con mucha personalidad canadiense pero con empujones estilísticos de la escena estadounidense. Una de las cosas que más sorprende es la armonía que existe entre la guitarra y la batería, que muestran patrones siempre interesantes que se contrastan con una voz profunda y tremendamente brutal.

The Erosion Of Sanity, lanzado en 1993, es el segundo álbum de larga duración. Después de que el Death Metal se desarrolló con sus constantes progresiones uno de los caminos claros y contundentes fue el uso de la técnica y GORGUTS captaron esa idea para introducirse en ese mundo que había iniciado estelarmente actos como DEATH y SUFFOCATION. Luego, era pensable que una banda tan cercana a Estados Unidos, como lo era GORGUTS, tomara ese camino para explotarlo profundamente a la par de las grandes que iniciaron en ese mundo de complejidad rítmica y que posteriormente se antojaran de hacer lo mismo actos canadienses como CRYPTOPSY, QUO VADIS y NEURAXIS; todo, o por lo menos gran parte, se le debía a GORGUTS para que a Canadá durante la segunda mitad de los noventas se le considerase un epicentro de la técnica.

Obscura, lanzado en 1998, es el tercer álbum de larga duración. Mucho se ha hablado sobre este producto tan complejo de tratar; unos por un lado se encuentran en una actitud de plena alabanza al disco por considerarlo una innovación dentro del Death Metal, mientras que otros lo desestiman por completo al juzgarlo como una colcha de retazos en las que se encuentran técnicas y progresiones que ya habían sido mostradas en el pasado por grandes exponentes como DEATH. Dentro de esa fuerte polarización se encuentran más los del lado de la admiración, cosa que a mi parecer tienen un poco más de razón que los segundos. Y mi intervención se concentra especialmente en señalar que es cierto que se tomaron unas influencias, eso no es tan difícil de darse cuenta, por lo que no lo hace una obra inédita y fuera de concurso como sus admiradores lo hacen ver; pero sin el ánimo de glorificarlo tengo que decir que sí marcó una diferencia a lo que estaba haciendo por la misma época Chuck Schuldiner porque va más allá de la técnica a adentrarse en la progresión y en los ritmos fregadamente a destiempo, incluso hay quienes prefieren asociarlo con el Avantgarde. Lo realmente cierto es que es una piedra angular para el Death Metal a la hora de fijarnos en técnica y progresión.

From Wisdom To Hate, lanzado en 2001, es el cuarto álbum de larga duración. Además de la fea portada que no luce del todo con el estilo de la música, hay que decir que la música refleja lo contrario: mucha diversión bajo un concepto relativamente diferente al anterior, ellos no se han pegado de su éxito más reciente y han tratado de copiarlo sino por el contrario han dado un paso adelante (ese término es complejo de emplear ya que gustará y no gustará dependiendo de cómo se califique individualmente el anterior disco) pero en todo caso es un nuevo ensayo de la banda con su base de técnica profundamente valiente que otras bandas no se atrevían a hacer hasta la fecha. Me da la impresión que en muchos segmentos la música consigue ser un poco más doomy que en el pasado, seguramente tratando de profundizar algunos patrones extraños que se buscaban convertir en más pesados. También hay más exposición de solos de guitarra que se han tratado de separar un poco más de la estructura musical para un show más "propio", si se quiere llamar así, y siempre circulando en correlaciones sincronizadas y muy interesantes de esos segmentos lentos que citaba anteriormente junto a aceleraciones entretenidas. Esos nuevos puntos tratados de lentitud y aceleración con una guitarra más desarticulada me enganchan mucho en lo particular; así que hay que darle una oportunidad para entenderlo en su propio concepto.

Colored Sands, lanzado en 2013, es el quinto álbum de larga duración. Después de más de una década se atrevieron a lanzar este disco, con personal nuevo y con toda una gama de posibilidades jóvenes gracias a nuevos integrantes que le han imprimido poder nuevo al sonido, entre ellos un guitarrista estadounidense (que nos recuerda la cercanía de la banda en su primer disco con Estados Unidos) y no es para menos, ya que Luc Lemay es obviamente el artífice y jefe supremo de la banda pero le ha estado concediendo poderes a esos nuevos músicos, en especial al guitarrista y bajista, que son muy activos en una serie de bandas que sin duda le aportan ideas a la banda. La producción es fuerte pero ordenada, de hecho peca de ser demasiado ordenada, y normalmente se escucha la guitarra en una dinámica protagónica tapando mucho de lo que podría hacer la batería con más espacio; el disco sin lugar a dudas está pensado para que sea distorsionado pero creo que en este intento se han ocultado cosas que pudieron haberse manejado mejor. Todo el tiempo se están mostrando cosas interesantes, sin embargo; con esto quiero decir que no hacía falta este tipo de producción. Algo muy emblemático de la banda era la voz de Lemay, que se ha escondido un poco acá tanto por la producción pero sobre todo por decisión del propio Lemay que ha tratado de hacer las cosas más brutales.

1991 - Considered Dead

1993 - The Erosion Of Sanity

1998 - Obscura

2001 - From Wisdom To Hate

2013 - Colored Sands

lunes, 23 de marzo de 2015

PRIMAL FEAR - Discografia

Nombre: PRIMAL FEAR
Género: Speed / Power Metal
País de Origen: Alemania

Nacida desde el concepto heredado de JUDAS PRIEST, no sólo en torno a su sonido sino también en cuanto al concepto de sus portadas que se remiten a una evolución del águila robotizada del clásico álbum "Screaming For Vengeance", pero con mucha más identidad que un simple legado de una de las grandes bandas del Hevy Metal británico como lo es JUDAS PRIEST, específicamente gracias a fuertes influencias del Power Metal que datan del pasado de sus músicos creadores. PRIMAL FEAR fue fundada en octubre de 1997 por el vocalista Ralf Scheepers y Mat Sinner. Tanto Scheepers como Sinner habían sido constantes, y con un buen nombre, en la escena del Heavy Metal antes de la fundación de la banda. Ralf Scheepers prestó su voz en las bandas TYRAN' PACE, F.B.I. e incluso en actos de renombre como GAMMA RAY. Después de un concierto en donde realizaron covers de JUDAS PRIEST, en el que Mat Sinner y Tom Naumann participaron, surgió la idea de fundar PRIMAL FEAR.
Después de tomar totalmente la decisión y encaminarse a trabajar en el nuevo proyecto, rápidamente firmaron un contrato con NUCLEAR BLAST RECORDS a finales de 1997. Su álbum debut llevó el nombre homónimo (Primal Fear) fue lanzado en febrero de 1998 y entró en las listas alemanas en el lugar 48 por lo que es una de las entradas a la escena más altas de un álbum debut en Metal alemán. Ellos habían nacido para trabajar duro desde un principio, y gracias a sus buenos nombres tuvieron resultados con rapidez, tanto así que el mismo año se embarcaron en una gira con los veteranos RUNNING WILD (que también estaban grandemente influenciados por JUDAS PRIEST) y HAMMERFALL. Pero el trabajo no cesaba para ellos, así que pensaban y componían durante el día mientras tocaban por las noches, fue agotador, así que en julio de 1999 (aproximadamente un año después) el segundo álbum, titulado Jaws Of Death, fue puesto en libertad. Poco después de su liberación el guitarrista Tom Naumann abandonó la banda debido a problemas de salud, fue un golpe duro pero como agrupación seguían en pie de guerra; durante la gira por Europa, Brasil y Japón fue reemplazado temporalmente por Alex Beyrodt, y en enero del 2000 Henny Wolter se unió a la banda como reemplazo permanente. A principios de 2001 el tercer álbum, el gran Nuclear Fire, fue lanzado con un enorme éxito en el mercado. Gracias al empeño del trabajo compositivo la banda tocó en los Estados Unidos por primera vez y fueron invitados al Meltdown Festival Metal y el Milwaukee Metalfest.
Los próximos dos discos, 'Black Sun' y 'Devil's Ground' respectivamente, entraron en las listas de Alemania en sólidos lugares que los catapultó como una banda obligada a la hora de hablar del Metal alemán, su auge fue inmediato y con ascenso acelerado hasta convertirse en referentes contemporáneos. El punto culminante de la siguiente gira de doble cabeza de cartel con sus amigos de RAGE fue un concierto en la Scala de Londres, cosa que les ayudó a llegar a más escenas pisando fuerte. El mismo año Henny Wolter dejó la banda debido al regreso del miembro co-fundador Tom Naumann. Con esta formación la banda de giró de nuevo por Brasil, Estados Unidos y otros países de diferentes continentes. En abril / mayo de 2003 la banda participó en la gira "Metal Gods", junto con Rob Halford, TESTAMENT y algunas otras bandas que viajaron a través de los Estados Unidos y Canadá, además de otras giras en las que se destacan, entre otras, la que realizaron junto a más gigantes como HELLOWEEN y UDO.

Primal Fear, lanzado en 1998, es el primer álbum de larga duración. Hoy en día existe la molesta moda de la hipocresía ideológica en torno a las creaciones musicales: por un lado se alzan las voces pidiendo originalidad pero cuando una banda se sale de los esquemas convencionales no tardan en señalarlos como "vendidos" y demás apelativos estúpidamente moralistas; esta hipocresía ideológica de la contemporaneidad lleva a que haya una hiper-demanda del público por conceptos nuevos y eso es muy desgastante para los músicos (ya que es muy fácil pedir a boca abierta). Ya he dicho en el pasado que a mí eso me tiene sin cuidado, de hecho sí me caso con la idea de que las bandas no deben venderse al mejor postor comercial sino, por el contrario, deben preservar sus propios orígenes sin que ello signifique una privación por la experimentación como músicos. Ahora bien, mucho menos me interesa si hay bandas que quieren heredar legados concretos, como ésta que es claramente un discípulo de JUDAS PRIEST; para mi forma de ver las cosas no hay ningún problema desde que se haga bien y se honre el buen nombre de la banda homenajeada y en el futuro que se atrevan a hacer cosas ligeramente distintas y tengo que señalar que este disco logra engancharme porque tiene toda la actitud para ser un ganador; sus riffs son muy pegadizos y la voz no se queda atrás, especialmente en cuanto a los coros que son magistrales.

Jaws Of Death, lanzado en 1999, es el segundo álbum de larga duración. En esta publicación dan un importante paso hacia la dirección correcta: que consiste en tener la influencia clara de su banda admirada (que como dije, no es delito) pero adicionalmente darle esos toques que hagan girar la música de su propio lado; es en síntesis el brochazo que convierte al sonido en algo propio e igualmente disfrutable. Por ejemplo en materia de voz han tenido mucha voluntad por dar más variedad, ya que afortunadamente Scheepers tiene un registro muy alto que hace admirable su talento, y ya con eso tiene las herramientas para jugar con más texturas diferentes a las plenamente limpias. También se ha dado un importante paso correcto en los riffs que dejan de ser tan amañados en el Heavy para empezar a coquetearle al Power y Speed, aunque en esto no alcanzan a explotar todo, así que se pueden notar varias cosas que pueden ser arregladas.

Nuclear Fire, lanzado en 2001, es el tercer álbum de larga duración. Ya para este comunicado a todos nos queda claro que estos manes no andan jugando, fueron directamente al grano de lo que quieren para la banda en tan sólo su tercera entrega. Aquí se han introducido en las entrañas de la música pegadiza que cualquiera que guste del Heavy Metal puede disfrutar, sus voces han sido remodeladas una vez más: ahora más altas y melódicas que nunca y ya no le presta tanta atención a la textura. La participación de los diferentes instrumentos juegan al rededor de una red pesada, cosa que les sienta a la maravilla, con muchos aciertos no sólo de guitarra sino también de batería, que hace cosas realmente admirables para el género. Muchos lo consideran como su obra magna; yo no me uno a esa voz sin querer decir que el disco no sea de primera, simplemente es complejo determinar eso con sus sólidos discos inmediatamente posteriores. Así que no dude en escucharlo si le agrada el Heavy y el Power.

Black Sun, lanzado en 2002, es el cuarto álbum de larga duración. Básicamente no me uno a quienes señalan a Nuclear Fire como el mejor disco de la banda cuando se conoce el trabajo realizado en este cuartel que ha traído varias mejoras. Se pueden encontrar un montón de buenos riffs en diferentes velocidades que lo único que hacen es obligarnos a disfrutarlos con un buen headbang; lo interesante de los riffs, aparte de esencia de vieja escuela, es la valentía por probar con la lentitud en importantes pasajes de la música a lo largo de las canciones. Además de eso la voz continúa con su campaña de chillidos agradables al oído de quienes aprecian lo extremo de diferentes formas. Muy recomendado.

Devil's Ground, lanzado en 2004, es el quinto álbum de larga duración. Algo para admirar de PRIMAL FEAR, y que pocos se dan cuenta de ello, es que con cada disco parecen estar en mejor forma, podría hacer un par de comparaciones pero me las ahorro para no herir susceptibilidades, el punto es que este disco me llega directo al gusto porque tiene todo lo que se busca en este tipo de música, es armonioso, es simpático a la vista y en el fondo, resulta pesado en la mayoría del tiempo en cuanto a sus riffs y protagonistas golpes de batería, y finalmente todo se resume a un disco muy pegadizo. La voz de Scheepers es superior, con un registro envidiable para muchos vocalista y con un sostenimiento de las notas como pocos lo pueden lograr aunque sea con una nota considerablemente baja. El número de canciones de primera es más amplío con respecto a sus primeros discos, así que aún no entiendo por qué se le suele dar tan duro a esta banda que en mi opinión es una de las mejores en lo que hace.

Seven Seals, lanzado en 2005, es el sexto álbum de larga duración. Para esta oportunidad las cosas se conciben de otra forma, de una menos Power y más Heavy Metal tradicional al mejor estilo NWOBHM pero con una excelente producción, que suena mucho más ligado a un sonido agresivo en materia de guitarra. Aunque sea un cambio que aparentemente de forma y no de fondo, es suficiente para hacer que toda la música de este disco se diferencie de lo que hicieron previamente, además de unos retoques estilísticos en la composición para hacer más explosiones a cargo de un trabajo mancomunado de guitarra y batería.

New Religion, lanzado en 2007, es el séptimo álbum de larga duración. Después de presentar un sonido más potente en la anterior salida, ahora se proponen a profundizar ese sonido que a plena vista les arrojó buenos resultados, es como modernizar un poco la potencia del Heavy Metal con lo que para ellos significaran progresiones a ritmos acelerados, incluso se invita a Simone Simons (EPICA) para cantar una de las canciones. Realmente hay que decir que sí suenan diferente, a pesar de que aún se note la influencia de JUDAS PRIEST, y eso precisamente los hace tan grandes a lo largo de su historia. Hay tal vez un poco más de participación de teclados, como contraste con la fuerte guitarra, y adicionalmente con los experimentos vocales que hay de vez en cuando. Este disco resultó toda una controversia, empezando por su título y profundizando en lo que querían plasmar en su música.

16.6 (Before the Devil Knows You're Dead), lanzado en 2009, es el octavo álbum de larga duración. Una vez se hartaron de que los rotularan como el clon de JUDAS PRIEST, de una forma un poco minimizada, decidieron meterse de cabeza en la progresión a partir del 'Seven Seals' y si bien algunas cosas lograron cuajar bastante bien otras, por el contrario, fueron un desatine con respecto a sus máximas obras anteriores pero independientemente de los puntos a favor y en contra es un hecho que se han dado a la pela de quitarse de las espaldas los rótulos que han tratado de restarles habilidad, que apropósito es completamente injusto. Lo realmente cierto es que en este disco tratan de traer toda esa progresión especialmente de guitarra para mezclarlo con algunos elementos destacado de la vieja escuela de la banda y aunque no sea un disco que me ponga a escucharmelo una y otra vez es claro que hay que entender este nuevo concepto y de esa forma apreciar muy buenas canciones como 'Riding the eagle', 'Killbound', 'Night after night' o 'Smith & Wesson' y baladas como 'Hands of time'.

Unbreakable, lanzado en 2012, es el noveno álbum de larga duración. Cuando escuché este disco me esperaba algo muy semejante a sus trabajos inmediatamente anteriores pero vaya sorpresa que me he llevado una vez inició la primer canción y a medida que fueron pasando las demás me fui convenciendo del potencial de este trabajo, que sin exagerar es una joya contemporánea. La razón por la que me atrevo a hablar tan bien de él es porque luce tan variado como pocas veces he visto, ellos pueden sacar canciones con riffs pesados a la mejor forma de NWOBHM, como también pueden hacer canciones tan melódicas y pegadizas como nos tienen acostumbrados pero a la vez arrojar baladas que nos van a hacer escucharlas más veces; todas ellas con muy buenos contenidos al interior de sí mismas. En los últimos discos Scheepers ha bajado su registro vocal para contar con una voz tirando a medio tono pero en éste disco han vuelto sus chillidos altos, cosa que a mí siempre me han gustado, tal vez esa sea una de las razones por la que me ha enganchado este disco, así como en las épocas del 'Devil's Ground' de pa' atrás.

Delivering The Black, lanzado en 2014, es el décimo álbum de larga duración. El golpe contundente que dieron en el anterior disco se puede homologar en muchos sectores en este disco, algunos podrían decir que se está haciendo más de lo mismo sin embargo yo creo que es la misma fórmula con nuevas ideas de forma, sencillamente hay bandas que no desean hacer otra cosa más que lo que han sabido hacer por años y aún suenan bien. PRIMAL FEAR es muy talentoso en enviar canciones de primera que nos hacen mover la cabeza con su potencia, oscuridad y melodía a la vez, junto a las baladas ocasionales que les caen muy bien; acá se puede notar un incremento de la atmósfera sutil, puedo señalar ese factor como la nueva experimentación de la banda, pero hay que aclarar que siempre se hace en forma de telón. Es un buen consenso entre sus riffs fuertes, sus espectaculares golpes de batería (que me alientan mucho de escucharlos) y el uso de teclados y otras instrumentos no tradicionales, esto último especialmente en las canciónes 'When Death Comes Knocking' y 'One Night In December'. Pocas bandas logran estar tan vigentes en materia de calidad musical después de diez registros con apego a su estilo musical como lo ha hecho esta banda que para nada debe ser camuflada en pre-conceptos; hay que escucharla bien para valorarla.

1998 - Primal Fear

1999 - Jaws Of Death

2001 - Nuclear Fire

2002 - Black Sun

2004 - Devil's Ground

2005 - Seven Seals

2007 - New Religion

2009 - 16.6 (Before the Devil Knows You're Dead)

2012 - Unbreakable

2014 - Delivering The Black

lunes, 9 de marzo de 2015

VOMITORY - Discografia

Nombre: VOMITORY
Género: Brutal Death Metal
País de Origen: Suecia

VOMITORY proviene de una escena muy identificable en lo que a Death Metal se refiere, ya que por un lado Suecia se identificó con el sonido de bandas tales como ENTOMBED, DISMEMEBER y UNLEASHED, que representaban un sonido seco y pegadizo, y por el otro lado estaba el estelar movimiento melódico con agrupaciones lideradas por DARK TRANQUILLITY, AT THE GATES, HYPOCRISY, entre otras; pero VOMITORY era diferente a todas las demás bandas provenientes de su país, con un estilo muy identificable que distaba de camino entre los dos movimientos del Death Metal sueco, era tal vez la más sanguinaria y brutal.
Fue formada en 1989 por el guitarrista Urban Gustafsson junto a su hermano baterista Tobias Gustafsson durante el nacimiento de la escena del Death Metal sueco que es mundialmente conocida. Desde entonces, ellos estuvieron constantemente entregado música sencilla pero al grano en la molienda del Brutal Death Metal. A pesar de ser una parte del fenómeno que representó la escena sueca de Death Metal, los primeros y más importantes influencias se explicitaron por medio de SODOM, SLAYER, ENTOMBED, BOLT THROWER, NAPALM DEATH, SEPULTURA y CARCASS. Durante los primeros años, VOMITORY difundió su nombre en la escena de todo el mundo underground del Death Metal por la liberación de algunas cintas de demostración y un single.
Cuando la escena del Death Metal se estaba empezando a saturar y comenzó a estancarse, a mediados de la década de los 90s, muchas de las bandas brutales estuvieron rápidamente disueltas o cambiaron su estilo drásticamente a algo comercialmente más accesible. VOMITORY se negó a ir en esa dirección y, muy por el contrario, lanzó su debut completo álbum, "Raped in The Own Blood", en noviembre de 1996 (por medio del sello FADELESS RECORDS). Fue recibido con gran respeto dentro de la escena underground y ganó un montón de fans, que por muchos para el día de hoy se han quedado leales junto a VOMITORY. Pero ahí estaba aún engendrándose su verdadero prestigio, ya que con su segundo álbum, "Redemption" (del año 1999 de nuevo por medio de FADELESS RECORDS), mostró un muy gran progreso musical respecto del debut. El aumento de la brutalidad e intensidad en su música era evidente, por lo que su salvajismo se había puesto en marcha. Ahora, estaban en camino para encontrar su propia fórmula que mezclara los ritmos sencillos y pegadizos con sus influencias de Thrash fuerte junto al sonido y temática más sangrienta y horripilante. Después de dos álbumes y algunas giras europeas menores que estaban siendo impulsadas por su entonces sello discográfico, VOMITORY dio un paso trascendental hacia adelante cuando se asoció con la gran casa de renombre METAL BLADE RECORDS (que tiene en sus filas a bandas como CANNIBAL CORPSE, BOLT THROWER o AMON AMARTH); en ese momento la banda se había reducido de cinco a cuatro miembros, entonces el bajista Erik Rundqvist se hizo cargo de los deberes de la voz, así a partir de entonces se encaminaron en una exitosa gira europea como apoyo a CANNIBAL CORPSE y el festival No Mercy en 2000, pasó una etapa con mucho auge para la banda y en noviembre del mismo año VOMITORY lanzaron su tercer álbum -su primero para METAL BLADE: "Revelation Nausea" en el año 2001, y fue con este álbum que la banda cimentó su estilo y sonido de los cuales se han convertido en una agrupación ampliamente reconocida.
Después de una serie de lanzamientos de primera que se llevaron las miradas de varios amantes del Death Metal sangriento, lamentablemente los hermanos Gustafsson deciden dar por terminada la banda en 2013, dejando atrás toda una estirpe exitosa de hacer música. Es incierto saber si algún día decidan volver...

Raped in The Own Blood, lanzado en 1996, es el primer álbum de larga duración. Hay un buen número de bandas que al tardarse de publicar su primer disco a full simplemente pierden el impulso e interés por parte de apoyos económicos y corporativos pero VOMITORY tuvo incluso éxito al crear ciertas expectativas en dichos sectores; FADELESS RECORDS fueron los responsables de brindarles el apoyo suficiente para que éste golpe fuera una amenaza real. Y es que todo el aparataje del disco confluyó en la característica de sangre y barbarie, muy simpatizante con el GrindCore, en el que dejaron entrever muchas características de originalidad, aunque en sus próximos discos muchas de esas facetas se explotarían a mayor escala y de esa forma se vería un leve cambio de sonido.

Redemption, lanzado en 1999, es el segundo álbum de larga duración. Tan fría como su portada resultó ser la voz, y esto genera un gran contraste con la música que normalmente es más líquida, pero con un inicio de su carrera hacia el lado más violento en torno a sus riffs que se tratan de salir del tinte ligero de Grind. Es un gran avance para ellos gracias a que la producción supo responderle de maravilla a la evolución instrumental, en donde entre otras cosas se ha dado al trabajo de plantear una variación en materia de diferentes velocidades, incluso se las arreglan para parecer algo pegadizos.

Revelation Nausea, lanzado en 2001, es el tercer álbum de larga duración. En esta oportunidad tal vez tengan menos variedad en sus canciones pero se ha dado un paso trascendental en torno a la cantidad de brutalidad que hay en torno a la compaginación de guitarra y batería, siendo un trabajo completamente mancomunado, que si bien no es que estén creando algo completamente nuevo por lo menos se las arreglan par hacer algo realmente brutal; y que apropósito es realmente complicado determinar si hacer únicamente Death Metal o si se introducen en la categoría del Brutal Death. En todo caso se auto-proclama como un lanzamiento poderoso y casi memorable.

Blood Rapture, lanzado en 2002, es el cuarto álbum de larga duración. Todas las bandas por grandes o pequeñas que sean, de acuerdo a nuestras preferencias o por el otro lado por el mercado, tienen un disco insignia que las hacen crecer y darse a conocer como bandera nacionalista; y éste es precisamente el disco que mejor representa a VOMITORY. Con todo y sus influencias variadas en diferentes partes del mundo nunca tratan de hacer otra cosa más que brutalidad, es como la música al grano, sin compasión o contemplación alguna y eso precisamente los proclama como unos ganadores de su propia receta. Una cosa positiva, o por lo menos a mi parecer, es que han traído de vuelta más palpablemente los coqueteos con el Grind, afortunadamente se juega en un campo en el que resulta saludable y con muchos factores de suspicacia.

Primal Massacre, lanzado en 2004, es el quinto álbum de larga duración. VOMITORY se ha encontrado en el camino de la brutalidad pegadiza para quedarse en ese pasaje y no salir de él fácilmente, y desde luego es una buena noticia porque tratan de reivindicar el Brutal Death Metal a su forma, de primer calibre en su calidad de riffs, la coherencia lírica, la pertinencia vocal y hasta en el rendimiento de producción. Aquí no se van a encontrar tecnicismos o progresiones de ninguna forma, simplemente Death Metal más allá de la barrera de lo sanguinario, muy simpatizante del Brutal de Erik Rutan (respetando las diferencias) donde se plasma un conjunto ruidoso, oscuro/demoníaco pero muy pegadizo.

Terrorize Brutalize Sodomize, lanzado en 2007, es el sexto álbum de larga duración. Es con seguridad su mejor arte de portada; trono del que ha sido despojado su primer disco (Raped in The Own Blood). Y me encanta cuando una banda pone todo junto, desde la creatividad de portada hasta la música (esto segundo lo más importante), es reconfortable que ver a una banda andando a toda máquina por un camino bien fundamentado, como una locomotora de alta velocidad. Aquí se ha traído todo ese impulso instrumental de primera que no le resta absolutamente nada de brutalidad para ser pegadizo, además se logra escuchar el bajo que siempre está en juego por lo alto junto a la guitarra y batería. Como si fuera poco a la voz se le nota más creíble que nunca, es una banda madura que sabe lo que hace a la perfección. Todas las canciones son recomendadas.

Carnage Euphoria, lanzado en 2009, es el séptimo álbum de larga duración. Aunque no iguala a la anterior envestida (como resultó ser el anterior disco), sí la sigue de cerca en los términos del desempeño y la misma fórmula musical que siempre está tratando de enviar comunicados de brutalidad con riffs sucios y normalmente alargados, junto a una batería capaz de hacer contrastes de ritmos lentos y medios. Adicionalmente se han mejorado algunos aspectos de la producción, aunque fuera casi imposible de concebir luego de escuchar el anterior trabajo, como la mezcla que ha sabido poner toda la molienda de guitarra, batería y bajo en una sola pieza para que sonaran increíblemente juntos sin ahogarse uno entre el otro, como también se destaca la mezcla en términos de voz.

Opus Mortis VIII, lanzado en 2011, es el octavo álbum de larga duración. Será difícil olvidar éste disco, recuerdo que cuando salió al mercado terminé sorprendido por el planteamiento de su portada que distaba muchísimo de sus anteriores artes que casi siempre estaban llenos de sangre (especialmente 'Raped in The Own Blood' y 'Terrorize Brutalize Sodomize') pero éste era diferente porque aunque tuviera ligeros tintes de sangre, a causa de la guerra que allí se plasma, todo se veía empañado por el frío aterrador que producía esa cuasi-orquesta rodeada de nieve; un concepto muy interesante que ilustra la frialdad de la muerte en una guerra que actúa en forma de orquestación sanguinaria. Y dedico tantos renglones a la portada porque ella es plenamente un muestreo de lo que posee el disco en su fondo, los riffs tienen un efecto mucho más simpatizante de la escena sueca, que normalmente sonaba fría y calculadora, por lo que un cambio en la producción ayudó a que eso tomara del todo su forma. El performance de la guitarra ya no tiene como foco especialmente el Brutal Death sino más bien las notas alargadas con ritmos medios y medio-rápido con mucha participación de batería (más de lo normal) y con una voz que engancha.

1996 - Raped in The Own Blood

1999 - Redemption

2001 - Revelation Nausea

2002 - Blood Rapture

2004 - Primal Massacre

2007 - Terrorize Brutalize Sodomize

2009 - Carnage Euphoria

2011 - Opus Mortis VIII

lunes, 23 de febrero de 2015

ABIGOR - Discografia

Nombre: ABIGOR
Género: Black Metal
País de Origen: Austria

Sabemos que el Black Metal predominantemente fue creado en Escandinavia, por lo menos en principio, pero después se expandió por todo el mundo igual a como lo hicieron todos los géneros del Metal; de esa forma a partir de los noventas empezaron a salir cabezas visibles de actos tan buenos como originales que los de la propia Escandinavia en países finos y poco visibles, geográficamente hablando, como lo eran Hungría, Suiza o como en ésta ocasión: Austria. El proyecto nació en el año 1993 de una forma tímida pero trabajosamente bajo el nombre de ABIGOR, gracias a dos hombres que se hicieron llamar P.K. (Peter Kubik) y T.T. (Thomas Tannenberger) respectivamente, quienes representan la dupla que le ha dado vida a casi cada uno de los discos.
Después de la liberación de varios demos, el vocalista original de Tharen (Alexander Opitz) dejó la banda y fue reemplazado por Silenius (Michael Gregor), que grabó las voces para todos los lanzamientos de ABIGOR hasta que durante plena grabación de 'Channeling the Quintessence of Satan' decidió abandonar la banda. Thurisaz, que había estado en una banda de Thrash Metal llamada LOST VICTIM junto con T.T. en la década de 1980, se unió a la banda y terminó las grabaciones del 'Channeling the Quintessence of Satan'. A finales de 1999, T.T. dejó la banda por diversas razones (que van desde problemas personales hasta estar harto con lo que fueron algunas filosofías ridículas de la "escena"). Después de su partida, ABIGOR lanzó un álbum y un EP más antes de separarse en 2003.
En abril de 2006, P.K. y T.T. decidieron unir sus fuerzas de nuevo para revivir la banda que tanta gloria había tenido con sus tremendos discos. Durante el año siguiente, 'Fractal Possession' fue puesto en libertad con excelentes resultados en la escena. La banda tenía previsto lanzar un EP compartido en el 2008 con el grupo de Black Metal francés BLACKLODGE pero no se pudo concretar el acuerdo. Y posteriormente a este comunicado, ABIGOR aparentemente colaboró con un artista experimental noruego llamado Zweizz, ya que ABIGOR no es una banda que se abandere de la terminología "true", simplemente hace Black Metal al grano pero nunca rechaza las nuevas propuestas musicales que se han con respeto y seriedad.
Las primeras obras de ABIGOR fueron inspiradas por J. R. R. Tolkien de El Señor de los Anillos junto a algo de su arte visual.

Verwüstung / Invoke the Dark Age, lanzado en 1994, es el primer álbum de larga duración. Mientras mucha de la escena noruega empezó de una forma modesta y fue tomando impulso con el tiempo, siempre con un estilo muy puro, en Austria las cosas se desarrollarían diferente gracias a ABIGOR; tan atrevidos para experimentar en la época con teclados bien ejecutados y guitarras acústicas de fondo que les representó una fortaleza musical significativa. Es un conjunto de canciones bien estructuradas, con voces muy a la vieja escuela pero con una cuasi-revolución instrumental (en el marco del Black Metal que resultaba tan arraigado y unidimensional) que con seguridad muchas bandas vieron con posterioridad para seguirle los pasos.

Nachthymnen (From the Twilight Kingdom), lanzado en 1995, es el segundo álbum de larga duración. Definitivamente ABIGOR se consolida como una banda de primera clase con unas tremendas escrituras que dejan pocos reparos por hacer, de hecho desde mi punto de vista no le encuentro absolutamente ningún reparo, hasta la producción es perfecta para el sonido... Los teclados en esta ocasión han tenido una incursión mayor sin que logren sonar molestos o en primera fila como otras bandas, se utilizan de buena adecuada como complemento, ya que los protagonistas son siempre los riffs (cada canción contiene muchos de ellos, por lo que su calidad siempre es la mejor) y los detallados golpes de batería que terminan formando una muy buena melodía entre todos. La voz es muy apta, destilando mucho veneno e incuso con un par de intervenciones de voz femenina sin ser tan relevantes. Es el mejor disco de la banda, ultra-recomendado!

Opus IV, lanzado en 1996, es el tercer álbum de larga duración. Con una producción ligeramente más alta que la anterior, han decidido resaltar un poco más la batería con el gran impulso que ha traído la guitarra bajo creaciones pegadizas y muy armónicas. Pueda que el sonido se esté saliendo de los cánones del Black Metal, especialmente en lo que respecta a la producción pero aún así, imprimiendo originalidad, éste disco me logra enganchar fácilmente gracias a su gran sentido de actitud en la batería que no se resigna a tener un plano pasivo y de cortina como se suele hacer en el Black Metal sino que toma la actitud probablemente del Death Metal que toma las riendas de muchos segmentos y en otras da la batalla lado a lado con la guitarra, que como se ha dicho tiene una muy buena creatividad.

Supreme Immortal Art, lanzado en 1998, es el cuarto álbum de larga duración. Aquí marcan un camino diferente a lo que han hecho en el paso pero sin duda apoyo ese cambio porque no es un cambio absurdo en su carrera, de hecho es un cambio hasta predecible, con una profundización de los sonidos complejos y profundos a manera sinfónica, que tiene similitud a bandas como EMPEROR o LIMBONIC ART, es decir, una estructura difícil de digerir con gran talento de emocionalidad siempre pesada. Se ha vuelto más lenta con el propósito de hacer música más densa y con la eliminada de las voces femeninas han marcado un paso adelante que nos remite a un disco sorprendente, aunque poco valorado con gran injusticia. Disfruten de este disco si es que les gusta el sonido de la gran EMPEROR.

Channeling the Quintessence of Satan, lanzado en 1999, es el quinto álbum de larga duración. Hay que repetir una vez más que esto no es "true" Black Metal, es ABIGOR, una excelente banda con una creatividad seguramente superior a muchas bandas noruegas y suecas de su estilo. Se mezcla mucho de ese caos tan identificable de los primeros discos con la profundidad que ofrecieron los acordes más entrincados de su etapa inmediatamente anterior a éste, pero con la adición o plus de unos coqueteos muy sutiles de toques cuasi-Industriales como una evolución del papel que vinieron cumpliendo los teclados. Hay capa sobre capa de batería y riffs, que actúan como si estuvieran batallando entre sí que pocas palabras hace un sonido poco digerible, ese es uno de los puntos fuertes de la banda de principio a fin de carrera pero solo se logran comprender si se escucha y analiza con calma o si se tiene un oído desarrollado en este tipo de música compleja.

Satanized (A Journey Through Cosmic Infinity), lanzado en 2001, es el sexto álbum de larga duración. En este disco P.K. se ha quedado solo, ya que T.T. se ha ido de la banda como rechazo a la filosofía "true" del Black Metal, es una protesta en contra de los marcos exagerados que se han dictado especialmente en Noruega que poco margen de creatividad le han dejado a las bandas, y la que ya existe se le ataca con toda la soberanía. Sin embargo ABIGOR, como otras bandas de la propia Escandinavia, sin voltear a mirar a ningún lado más que al camino propio como banda y no como género continúan en la batalla por el nombre. En esta ocasión con una producción un tanto salida de tono y con una actuación de guitarra (a cargo ahora de Thurisaz) con propuestas valientes en las que unas se logró el objetivo y en otras sencillamente no. Es un buen inicio para una hipotética nueva alineación en la banda pero la realidad es que no hubo tal, no hubo continuidad, ya que después de este disco P.K. terminaría con la banda por el hueco dejado por su amigo de fórmula.

Fractal Possession, lanzado en 2007, es el séptimo álbum de larga duración. Una vez más juntos P.K. y T.T. con el propósito de volver a luchar por el nombre de ABIGOR se han venido con un trabajo que hace uso de la tecnología, polémico en principio pero agradable después. Muy experimental desde su lado Industrial que si bien ya había mostrado un par de coqueteos en el pasado, nunca había sido algo comprometedor pero en esta ocasión han ido lejos en sus fronteras que con seguridad han sorprendido a sus seguidores del pasado por el cambio valiente y de alta monta. Es un re-inicio totalmente inesperado por sus dimensiones pero que aún después de escucharlo se pueden valorar muchos factores, finalmente el parte es positivo por lo que a estas alturas parece que ABIGOR no tiene lugar para el error.

Time is the Sulphur in the Veins of the Saint - An Excursion on Satan's Fragmenting Principle, lanzado en 2010, es el octavo álbum de larga duración. No sé qué tan buena idea haya sido que la banda se viniera con únicamente dos piezas tituladas 'Part I' y 'Part II', como si no fueran difíciles de digerir hacen aún más complicadas las cosas con éste disco que en realidad tiene mucho para mostrar dentro de sus dos capítulos con una interacción jugosa de instrumentos que van desde los sonidos modernos, pasando por los riffs trituradores y empatando con una batería que, como siempre, está por encima de los estándares del Black Metal convencional. Otro punto es la voz, siempre ha sabido ser precisa en su tono para ser penetrante sin resultar molesta pero en esta oportunidad luce tan profunda como pocas veces había escuchado en éste género, ellas literalmente taladran nuestra mente.

Leytmotif Luzifer (The 7 Temptations of Man), lanzado en 2014, es el noveno álbum de larga duración. A estos tipos se les ha dado por tantos años una presión tan fuerte que finalmente decidieron tapar bocas, aunque al parecer haya sido coaccionado por la comunidad del Black Metal pero lo más importante es que lo han hecho a la altura de las expectativas o probablemente más que ellas. En este disco no hay nada de teclados, o ritmos experimentales ni mucho menos Industrial, es fácil decir que la banda se ha sacado de la manda un disco bajo el camino del famoso "true" que jamás había realizado, ya que siempre se auto-concibieron como músicos de una corriente y no súbditos de una secta. Es interesante desde la temática, que engendra una crítica netamente antropológica, hasta la instrumentación que está repleta de riffs extraños, batería firme y voz espectacular (de nuevo a cargo del gran Silenus). Se robó todas la miradas y unos cuantos detractores dejaron caer sus mandíbulas al escucharlo...

1994 - Verwüstung / Invoke the Dark Age

1995 - Nachthymnen (From the Twilight Kingdom)

1996 - Opus IV

1998 - Supreme Immortal Art

1999 - Channeling the Quintessence of Satan

2001 - Satanized (A Journey Through Cosmic Infinity)

2007 - Fractal Possession

2010 - Time is the Sulphur in the Veins of the Saint - An Excursion on Satan's Fragmenting Principle

2014 - Leytmotif Luzifer (The 7 Temptations of Man)