xat

repro

Sorry this site have a flash based native radio and needed adobe flash 8+ support.
Download Flash here.

Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 28 de julio de 2015

THE FALL OF EVERY SEASON - Discografia



Nombre: THE FALL OF EVERY SEASON
Género: Epic Doom Death Metal
País de Origen: Noruega

THE FALL OF EVERY SEASON es una banda melancólica de un solo hombre que ha existido desde 2004, formado y realizado por Marius Strand, en la voz, los instrumentos y la programación. La visión detrás del proyecto ha sido clara desde el principio: la creación como una mezcla de la expresión musical pesada y suave a la vez; es decir, mientras la gran mayoría de bandas hacen énfasis o de la pesadez o de la suavidad musical, acá todo se basada en el contraste de melódico death / doom metal y un sonido acústico frágil.
Frente a su propuesta básicamente Doom le ha acarreado una escena potencialmente dispar a las bandas de géneros mucho más 'populares' del Metal, ya sea por la uniformidad (a veces molesta) de grandes poblaciones del Metal en donde todo lo conciben a través de la velocidad y rudeza en todas sus modalidades. El producto final de ese comportamiento uniforme es poca variedad en el género o, por lo menos, la negación de propuestas alternativas que surgen desde abajo, muchos de los aficionados convencionales no son del todo conscientes que todo en el Metal nació y se desarrolló de esa forma. De modo tal que Marius Strand lucha contra la corriente, como tantos otros guerreros del Doom, tratando de hacer música profunda y con suprema convicción para que en el algún momento se valore todo lo 'extremo' que tiene esta música por medio de creaciones contrastadas en diferentes formas.

From Below, lanzado en 2007, es el primer álbum de larga duración. Aclamado en los círculos del under se ha mostrado cómo se puede llegar a hacer una música tan increíble que vaya muy lejos en trastocar todas las emociones oscuras al interior de nosotros por medio de piezas largas y cortas que evocan diferentes momentos de intensidad y momentos sin iguales que ilustran pura épica; todas las canciones valen la pena pero Her Withering Petals cambió mi vida para bien. Está completamente recomendado para las personas que gustan de emociones distintas y aprecio por el dramatismo (heredado de las novelas griegas).

Amends, lanzado en 2013, es el segundo álbum de larga duración. Es muy importante que un proyecto musical no se quede quieta y avance en su concepto propio, sea el que sea, de una forma creíble para sus propias metas como músico y de THE FALL OF EVERY SEASON así lo ha hecho, con un concepto más completo e intrigador por el presente y el futuro de lo que él representa. Lo más importante dentro de la renovación tiene que ver con el aumento de los elementos progresivos aquí y allá pero siempre conservando esa épica constante y precisión cirujana del anterior disco.

2007 - From Below

2013 - Amends

lunes, 13 de julio de 2015

EDGE OF SANITY - Discografia

Nombre: EDGE OF SANITY
Género: Progressive Melodic Death Metal
País de Origen: Suecia

La historia de la conjunción entre el Rock Progresivo y el Metal es bastante duradera, por ningún motivo se debe interpretar como un invento de la contemporaneidad. A partir de principios de los ochentas nacieron bandas que traían esa ola gigantesca del Rock progresivo setentero que empezaron a incursionar con sonidos de guitarra cada vez más fuertes, claramente inspirados en el Metal; los primeros intentos, como es deducible, se realizaron bajo las carpas del Heavy Metal (tema del cual no nos ocuparemos en esta ocasión) pero posteriormente nacieron grandes joyas como WATCHTOWER, VOIVOD, CORONER o MEKONG DELTA, las cuales engendraron su propio estilo a las puertas del Thrash Metal. Era entonces, el inicio de toda una generación de músicos que se sentirían identificados con el trabajo iniciado por los hombres del Heavy y más propiamente con los del Thrash porque era contundente, rítmico y creativo pero además era el inicio propiamente de la técnica (que luego se desarrollaría en el Death Metal como algo alternativo al movimiento de vieja escuela, presentado especialmente en Europa); la progresión fue lo que más caracterizó la escena naciente del Death Metal sueco, contraria a la estadounidense que generalmente se basó más en una inspiración thrashera.
Entonces, no podía ser de otra forma el caso de EDGE OF SANITY, como típica banda sueca fue vanguardia en lo que respecta al Death Metal progresivo y a la postre con tintes melódicos (escena también desarrollada en Suecia, en el reputado sonido Gotemburgo); con toda esa casta se puso a si misma como una agrupación sólida de Death Metal con la salida de su álbum Nothing But Death Remains, en 1991, pero su segundo álbum Unorthodox, de 1992, mostraba un gran impulso por la fuerza que estaba siendo alimentada por muchos de sus compatriotas y músicos del mundo. Sin embargo, a medida que pasó el tiempo se fueron incrementando las influencias progresivas, profundizando su propio estilo, y para la salida del álbum Crimson, de 1996, fue prácticamente puro Metal progresivo, distando en varias cosas de lo que se había realizado en el pasado. Crimson fue una sola canción de 40 minutos que tenía como tema un futuro post-apocalíptico donde el hombre había perdido la habilidad de procrear. Después de intentar trabajar arduamente, se sacó otro álbum, Infernal, de 1997, el vocalista/guitarrista/compositor Dan Swanö abandonó el grupo y su partida estuvo asociada con la pérdida de calidad del grupo y una fuerte decaída. Swanö fue reemplazado por Robert Karlsson, el vocalista de Pan.Thy.Monium (un proyecto aparte en el cual Swanö también estaba incluido), pero después de otro álbum se separaría la banda.
En el 2003, Swanö empezó de nuevo el grupo pero él solo (con varios músicos ayudantes) y grabó la segunda parte de Crimson, llamada Crimson II; sin embargo, inmediatamente después se volvió a terminar EDGE OF SANITY, dejando una historia llena de misterios e hitos en el contexto musical.

Nothing But Death Remains, lanzado en 1991, es el primer álbum de larga duración. Las similitudes con los demás actos del sonido Gotemburgo están ahí en primer plano, definitivamente hacen parte de forma protagónica de esa importantísima escena. Salta a la vista (o mejor al oído) el potencial musical que se estaba viviendo para aquella época tanto en su país de origen como en otros epicentros de todos los tamaños al rededor del mundo y que EDGE OF SANITY procuraba manejar a su forma; siempre con una contundencia tremenda. Sin embargo, muchas de esas buenas ideas no se logran plasmar de una forma adecuadamente interconectadas y la producción tampoco ayudó mucho para que sonara un tanto más compacto el sonido. De todas formas es interesante escucharlo por su autoridad en el Death Metal sueco.

Unorthodox, lanzado en 1992, es el segundo álbum de larga duración. No hay que suprimir el anterior disco, que hizo lo suyo empezando la carrera de esta gran banda, sin embargo, no hay que escatimar los esfuerzos en aclarar que es con este disco en donde EDGE OF SANITY hace un nombre y da un golpe con su estilo. Es tan interesante que en los primeros segundos de la primera canción cualquiera se queda boquiabierto con el desempeño de un violonchelo colocado de primer plano para sorprender, luego la música va sonando y queda claro que la guitarra sencillamente está hecha para patear culos por su fuerza y utilización de progresiones y melodías; además con una batería con precisión cirujana y un muy buen rendimiento de voces, de por sí la voz fuerte es violenta pero Dan Swanö da un paso más adelante poniendo algunos momentos de voz limpia. Definitivamente es un disco para tener obligatoriamente en las tribunas del Death Metal.

The Spectral Sorrows, lanzado en 1993, es el tercer álbum de larga duración. Abriendo con uno de los mejores intros del Death Metal, desarrollando su concepto de brutalidad con progresión y melodía de forma devastadora y cerrando con un outro bastante liberal. Todo está muy bien armado en materia compositiva, Swanö se destaca como líder aunque habrá tenido varias ayudas de sus compañeros de sesión, con guitarras que recuerdan mucho a sus compatriotas de ENTOMBED, DISMEMBER y GRAVE; adicionalmente el comportamiento de la batería tiene un poco más de prudencia respecto al pasado, cosa que no está del todo mal pero tal vez algo más de locura le hubiese venido bien. En general, desde la guitarra hasta la voz tienen un muy buen impulso, lucen muy seguros. Es tan buen trabajo de todo el disco que entristece que no haya tenido el respaldo suficiente y hasta hoy día continúa medio refundido en la escena.

Purgatory Afterglow, lanzado en 1994, es el cuarto álbum de larga duración. La demostración de capacidad por parte de la banda había sido rotunda en sus últimos dos discos, sin embargo, no lograba despegar con un nombre propio por completo y es con este gran trabajo que así lo logra. Sus atributos son varios pero llama la atención el incremento de progresión, mientras al otro lado del mundo bandas como GORGUTS hacían su música progresiva con bastante complejidad y llena de elementos brutales, en Suecia se encontraba EDGE OF SANITY que hacía las cosas totalmente al contrario: con gran simpleza y énfasis hacia su profundidad instrumental y vocal. Este disco es recordado por dar un golpe contundente en la maestría musical, en lo que a progresión se refiere, junto a un cambio incluso estético de portada.

Crimson, lanzado en 1996, es el quinto álbum de larga duración. Como si fuera poco el gran trabajo realizado por la banda durante un buen tiempo, prácticamente sin lugar al error, ahora se vienen con una gran canción que abarca la totalidad del disco. La temática es interesantísima, ilustrando un mundo en el cual los seres humanos poco a poco perdieron su capacidad de reproducción (cómicamente lo contrario a la realidad en donde por el contrario sufrimos de la asquerosa sobrepoblación), hasta que aparece un niño misterioso del cual no se sabe si es producto de los cielos o del infierno y así continúa el desarrollo de la misma historia, que sin duda cautiva a cualquiera. Todo está muy bien pensado y puesto en la grabación; sin embargo, me parece que la música no es lo suficientemente compacta como para haberla colocado en una sola pieza, que apropósito me parece algo agotador escuchar todo en un solo comunicado, mientras que hubiese sido una mucho mejor idea colocar unos tres capítulos de la historia separados en tres canciones diferentes pero conectadas al mismo hilo de la historia. De todas formas es un disco muy sobresaliente y, por ello, hay que tenerlo si se gusta de la progresión.

Infernal, lanzado en 1997, es el sexto álbum de larga duración. Después de trabajos tan sólidos como los predecesores es verdadero drama para definir el camino a seguir, de uno u otro modo no queda sino hacer algo muy diferente para que no quepa mucho lugar para la comparación y especulación, eso es lo que la gran mayoría de bandas hacen cuando han lanzado sus mejores discos pero EDGE OF SANITY tomó el camino facilista de hacer un disco que intentara recoger sus diferentes tendencias exitosas en el pasado. Lamentablemente no les salió como lo planeaban porque se escucha un álbum totalmente dividido, es exceder la variedad para caer en la confusión de no saber el desarrollo de la música. Pero, vamos, no es para caer en el fatalismo, el disco trae buenas ideas (que no fueron adecuadamente conectadas) de tal forma que hay que disfrutar de esas buenas ideas por separado; sabiendo que, por su falta de gestión, pudo ser otro clásico.

Cryptic, lanzado en 1997, es el séptimo álbum de larga duración. Lo primero que hay por resaltar es la ausencia de Dan Swanö, muy lamentable realidad pero curiosamente es un disco sólido, no se entiende cómo se lograron estructuras tan sólidas entre lo anterior de la banda y el legado progresivo de Swanö, de hecho es como si él hubiese dejado material escrito. Una de las cosas que más se notan es el cambio de énfasis que se le dan a los riffs, ahora algo más cercanos a Unorthodox con uso de progresión pero mucho más a lo vieja escuela sueca, en muchos aspectos similar a DISMEMBER y GRAVE. Robert Karlsson de Pan.thy.monium ha sido reclutado para manejar la voz, y fue una muy buena idea porque logra representar bien el legado de Swanö, lógicamente sin superarlo.

Crimson II, lanzado en 2003, es el octavo álbum de larga duración. En su forma de estructurar la música es lo contrario a Crimson I porque aquí en lugar de lanzar una única pieza con todo el material allí contenido se ha trabajado en un material extenso con muchísimas pistas; pasó de un extremo al otro. Esto por supuesto tiene opiniones contrarias pero son más los que lo erigen como una obra suprema. Grandes progresiones se encuentran condensadas en pequeños espacios, tanto así que la canción más larga es de 1:42 minutos, en todo caso todas las canciones traen grandes momentos que, por supuesto, son enormemente apreciadas a lo largo del tiempo. Es recomendable para la gente que gusta de la mayor progresión.

1991 - Nothing But Death Remains

1992 - Unorthodox

1993 - The Spectral Sorrows

1994 - Purgatory Afterglow

1996 - Crimson

1997 - Infernal

1997 - Cryptic

2003 - Crimson II

lunes, 29 de junio de 2015

KING DIAMOND - Discografia

Nombre: KING DIAMOND
Género: Epic Heavy Metal
País de Origen: Dinamarca

Con una larga historia de más de treinta años, KING DIAMOND con seguridad es y será una de las personalidades más reconocidas y prolíficas en el Metal, porque hace parte de ese puñado de bandas de Heavy Metal que dieron espacio a la creación del género a lo largo de los años. La banda como tal es venerada por los iconos tan grandes como IRON MAIDEN, JUDAS PRIEST, VENOM, METALLICA y PANTERA para inspirar los nuevos actos que fueron surgiendo cada vez con más rapidez en los círculos genéricos en diferentes partes del mundo; con una estética muy particular KING DIAMOND, el hombre y la banda, han dejado una huella imborrable en la historia una y otra vez dentro del futuro del Heavy Metal, sin su presencia no conoceríamos la música actual tal y como se presenta hoy día.
La primera banda de Kim Bendix Petersen (mejor conocido por su nombre artístico: King Diamond) fue llamada BRAINSTORM (1974-1976), en la cual se desempeñó con Jeanette Blum (vocal y bajo), Michael Frohn (guitarra) y Jes Jacobsen (tambores). A King Diamond se le ocurrieron una lluvia de ideas y comenzó a cantar con la banda de Hard Rock danesa BLACK ROSE. Fue durante este tiempo, desempeñándose en BLACK ROSE, que King Diamond comenzó a experimentar con la teatralidad de horror temático, así como la conformación de un malévolo personaje de la etapa previa a su esplendor artístico. Luego, dejó a BLACK ROSE y se unió a una banda de Punk-metal llamada BRATS donde conoció a Hank Shermann. Poco después, a juntos se les pidió que ayudaran a Michael Denner (también ex-miembro de BRATS) con su propio proyecto llamado DANGER ZONE; en esa agrupación estaba también Timi Hansen y los músicos mencionados, que se unirían con King Diamond en 1980 para convertirse en los legendarios MERCYFUL FATE. Y una vez terminada esa banda se inició el proyecto homónimo de King Diamond, en 1985, con la explotación pura de su horror teatral, normalmente haciendo uso de discos conceptuales (que siguen un cuento o historia), además de tener una carga temprana muy importante de Power Metal, siendo uno de los creadores de dicha corriente musical que se explotaría con posterioridad a sus primeros discos.

Fatal Portrait, lanzado en 1986, es el primer álbum de larga duración. Después de la magnífica etapa de MERCYFUL FATE, sentando muchas bases del Heavy Metal, se podría decir que este disco es una muy buena continuidad de sus pasados espectaculares como músicos; pero no hay que perder de vista que es una sumatoria de MERCYFUL FATE con la épica que empezaría con este nuevo proyecto musical de King Diamond. Las guitarras gemelas son cada vez más oscuras, pero con mucha melodía, la sección rítmica siempre se las arregla para mantenerse notable. Bueno y la voz de King es espectacular, empieza este proyecto con mucha confianza propia.

Abigail, lanzado en 1987, es el segundo álbum de larga duración. El momento de la perfección de King ha llegado con este estupendo trabajo, pero hay que ser muy claros teniendo en cuenta que el éxito de KING DIAMOND no es exclusivamente por el vocalista y líder, ya que atrás de él se encuentra un grupo de músicos fenomenales que prácticamente no tienen lugar para el error. Andy LaRocque, Michael Denner, Mikkey Dee y Timi Hansen tienen una ejecución de sus instrumentos admirable por donde quiera que se le mire; individualmente dan clases a cualquier músico y en grupo creo que son aún mejores porque los riffs, solos y líneas de bajo son un conjunto dinámico de por sí pero en el momento en que entra la batería resultan ser el grupo invencible. Es complejo determinar quién se lleva el protagonismo, lo cierto es que esta música hay que admirarla y valorarla.

Them, lanzado en 1988, es el tercer álbum de larga duración. Los dos anteriores trabajos eran tan diferentes que no era comparable uno con otro y, en esta ocasión, han dado un paso más en su carrera con una profundización de su área; es con seguridad el álbum conceptual más icónico, reconocido y mítico de todo el Metal. Al llevar su música más allá de lo convencional han ganado un montón de territorio, a partir del cual hay gente que lo considera un paso abajo de Abigail pero aún sigue siendo fenomenal, mientras que otras personas estamos en el grupo de considerarlo una profundización lógica de su propio concepto como banda. Pero es diferente a su predecesor no sólo porque King le haya apostado a un concepto más conceptual sino también porque tiene nuevos músicos, dentro de los cuales se destaca especialmente Pete Blakk, que ha remplazado a Michael Denner, trayendo un concepto mucho más oscuro de lo que se había creado en el pasado, y con ligera técnica; al tiempo la voz de King pareciera más perturbadora que nunca antes. No podía dejar de decir que la portada es fascinante porque es épica y precisa para lo que trae dentro del disco.

Conspiracy, lanzado en 1989, es el cuarto álbum de larga duración. Con la misma alineación de músicos del disco anterior se han venido con una semejante joya que ha sido admirada, casi sin discusión, a lo largo de los años y las décadas por su enorme potencial para exhibir siempre estructuras fuertes y con dramaturgia casi teatral; exceptuando el feo e inapropiado arte de portada, todo lo que se propone es de calidades tremendamente magistrales. Un punto muy importante que le dio éxito a este álbum es la experimentación de la atmósfera aportada por los teclados (muchas piezas logran dar miedo con efectividad), que definitivamente saben cómo hacer la tarea sin competir jamás con la base de instrumentos tradicionales.

The Eye, lanzado en 1990, es el quinto álbum de larga duración. Ya se ha mostrado la elegancia de esta banda en los anteriores trabajos, y es reconfortante que lo sigan haciendo con tanta creatividad, y algunas cosas interesantes han cambiado a lo largo de los años de una forma gradual. La producción es perfecta par ala música, todo se escucha bien y en orden sin que nadie esté enclavado en el sonido, es un muy trabajo. Mientras la guitarra tiene un sonido más oscuro que nunca, siempre tan pegadizo como lo conocemos, y se empata bien con el trabajo de la batería; al igual que la voz, la cual se ha decidido en trabajar con una gama media, más que en el pasado, ya que la interesante temática, de la cacería de brujas en el siglo XVII en Francia, así lo requiere.

The Spider's Lullabye, lanzado en 1995, es el sexto álbum de larga duración. Han transcurrido varios años desde su anterior disco y este, con cambios no muy alentadores en esta oportunidad; el único que parece sólido al lado de King es el guitarrista Andy LaRocque pero de resto todos son nuevos: Herb Simonsen (guitarra), Darrin Anthony (batería) y Chris Estes (bajo). Este nuevo equipo de trabajo es aparentemente más pesado, con un estilo de producción más contemporáneo pero en conjunto suena algo estéril; es una especie de nuevo camino en la que incluso la totalidad del disco ya no corresponde a una historia lineal, sólo una parte. Mi impresión es que no encuentro algo que me dé asco, por el contrario se pueden encontrar buenas ideas pero el problema más grande es que la química grupal no parece estar presente como en el pasado y la producción tampoco ayuda mucho.

The Graveyard, lanzado en 1996, es el séptimo álbum de larga duración. Empieza con un ambiente muy perturbador, en la que incluso se sueltan carcajadas malévolas de la particular voz que logra perfectamente su cometido. Muy superior a su anterior esfuerzo, que en verdad fue un fracaso, pero la gente ha tirado por la borda este disco a sabiendas lo contraria de la realidad; acá se ha retornado al ambiente clásico de la banda, siempre con algunas de sus últimas experimentaciones, pero desde la historia hasta la música está muy a la altura de los ochentas. También hay piezas muy pesadas y oscuras como en The Eye; resultando así muy triste que la gente condene de forma tan fuerte un disco tan sólo por tener una voz ligeramente diferente. Probablemente si no hubiese variado un poco su voz y otros pequeños elementos la gente también estaría tildándolo como: "más de lo mismo"...

Voodoo, lanzado en 1998, es el octavo álbum de larga duración. Además de la portada este trabajo recuerda varias cosas del dramatismo puro que se exhibió de la mejor forma en "Them" y no es para menos la comparación, ya que este disco posee una concentración increíble de horror teatral. Pero tal vez lo que más lo hace grande es que sabe explotar el pasado a partir de su variedad exquisita, ante esto Simonsen aporta una gran cantidad de thrashing melódico y frenetismo valiosísimo para hacer que este capítulo suene diferente a los clásicos. Dicha variedad no sólo se encuentra en la guitarra sino también en la batería (a veces realmente desquiciada) y en la voz de King, mostrando más tonos de los habituales.

House Of God, lanzado en 2000, es el noveno álbum de larga duración. Lamentablemente con la partida de Simonsen se ha ido un montón de potencial exclusivo pero aún así se las han arreglado para hacer un disco que aunque está por debajo de Voodoo plantea una buena historia y una respetable musicalización, haciéndolo un disco muy escuchable. Sin embargo, se encuentran algunas incompatibilidades estructurales que arruinan un poco algunos momentos muy interesantes y definitivamente la producción, al igual que en The Spider's Lullabye, con su tono modernista desvirtúa muchas cosas de fondo.

Abigail II: The Revenge, lanzado en 2002, es el décimo álbum de larga duración. Con unas filas bastante diferentes al pasado (siempre firme LaRocque con King), se ha presentado una renovación de su personal que de cierta forma se ha reflejado en la música. Creo que no se podían arriesgar a componer un material débil con el nombre de su disco más respetado; siempre contando una historia a lo largo de toda la longitud y con guitarra fuerte. Hay cosas muy similares al sonido de MERCYFUL FATE, aunque con una producción mucho más cristalina que responden a ciertas dinámicas del presente de la banda. Este es un trabajo considerado como uno de los grandes, y a decir verdad sorprende que lo sea después de tantos años a partir de su nacimiento como proyecto musical, que por lo visto no se agota.

The Puppet Master, lanzado en 2003, es el décimo primer álbum de larga duración.  Después de un intento casi desesperado por recuperar la fuerza que fueron perdiendo poco a poco en los noventas, King y su escuadrón incluso fueron capaces de volver a jugar con el nombre que les empezó a dar gloria (Abigail), era literalmente jugar con fuego, pero al final de cuentas les salió generalmente bien; aunque su desespero por hacer un trabajo intenso es evidente, y eso los llevó a cometer ciertos excesos, especialmente en la atmósfera. Eso mismo es lo que hace este disco un golpe contundente por su diferenciación de su predecesor y de algunos otros del pasado; hay simplicidad atmosférica que funciona muy bien con la fuerza de guitarra y batería, no es un secreto para nadie que muchas veces funcionan mejor las cosas sencillas. Aquí se ha demostrado a la perfección, en toda la longitud del disco hay ganchos que saben cómo complacer el oído con su melancolía espectacular. Me atrevo a asegurar que este disco es mejor que el anterior.

Give Me Your Soul... Please, lanzado en 2007, es el décimo segundo álbum de larga duración. A pesar de que han pasado un tiempo prudente desde el anterior disco, este pareciera hecho a partir del afán y de la monotonía. Aunque hay que tener en cuenta que King y LaRocque se están poniendo viejos y su vitalidad mental y física ya no es la misma de hace dos décadas; sus años de gloria obviamente ya pasaron, ahora se dedican a seguir su legado haciendo shows por todo el mundo, como leyendas indiscutibles que son. Lamentablemente este disco está un poco lejano a los estándares de la banda; la guitarra muestra algunas cosas interesantes pero hay una notoria cantidad de rellenos aburridos, mientras la batería se ha quedado sin ideas. Pero la parte más evidente de la vejez de la banda es, sin duda, la voz que ya no está ni cerca de mostrar los falsetes increíbles del pasado con una buena oscuridad intrínseca; poco a poco fue cesando su característica voz hasta terminar en una voz entretenida pero lejos del virtuosismo clásico.

1986 - Fatal Portrait

1987 - Abigail

1988 - Them

1989 - Conspiracy

1990 - The Eye

1995 - The Spider's Lullabye

1996 - The Graveyard

1998 - Voodoo

2000 - House Of God

2002 - Abigail II: The Revenge

2003 - The Puppet Master

2007 - Give Me Your Soul... Please

lunes, 15 de junio de 2015

CATTLE DECAPITATION - Discografia

Nombre: CATTLE DECAPITATION
Género: Progressive Deathgrind Metal
País de Origen: Estados Unidos

La mayoría de bandas se gestan a partir del deseo de un hombre que logra reunir unos músicos para hacer realidad un proyecto musical de acuerdo a sus propios deseos. Ese es el caso con CATTLE DECAPITATION que se desarrolla gracias al liderazgo de Travis Ryan en el año 1997, él había estado actuando en otras bandas under que nunca tuvieron un despegue real para darse a conocer. Sin embargo, hay una particularidad con CATTLE DECAPITATION, ya que Travis Ryan no actuó en su primer demo, él se hizo presente a partir de 1997 (cerca de un año después de su fundación como banda) y después de su llegada él sería el encargado de darle forma real al proyecto.
En 1996, por medio de su primer demo 'Ten Torments of the Damned' la banda si bien ya tenía su orientación racional aún estaba naciendo y todo a su alrededor parecía insipiente; en ese momento estaba conformada por el trío: Dave Astor (bajo-voz, PATHOLOGY), Scott Miller (guitarra-voz) y Gabe Sebian (batería), los tres con estilo de vida vegetariano; y en 1997 entra Travis Ryan a darle completa forma al sonido y apariencia a la banda, siendo él también un vegetariano y un objetor de conciencia al capitalismo.
Sí, como lo acaban de leer: una banda de Death Metal con apariencia Goregrind con temática contraria a todas las demás agrupaciones que hacen uso de temáticas de carne y sangre. Pero ¿Cómo pensarse algo así?, CATTLE DECAPITATION, traduciéndolo a nuestro idioma quiere decir 'Ganado Decapitado' a partir de su nombre se empieza a entender todo: es un proyecto musical que critica el statu quo de una humanidad que actúa bajo las reglas de un sistema político y económico que estropea y golpea con contundencia a la Naturaleza, es una sociedad que no sabe vivir con su medio y por el contrario es victimizador de sus supuestos "inferiores"; es decir, se critica con fuerza un sistema que se ha construido por hombres que se creen los administradores y dueños de todos los demás componentes de la Naturaleza (a esto se le denomina más propiamente como -antropocentrismo-). Un elemento clave para entender esto son las formas en cómo se matan los animales para el consumo humano, llámese aves y las reces (estas últimas por medio de mataderos tenebrosos en donde reina la barbarie). De tal forma que se critica todo el sistema económico que ha depredado la Naturaleza de la peor forma; en ese orden de ideas, ellos pelean por la libertad de los animales (pro-animalistas) y la crítica al ser humano porque se le denomina como bárbaro e irracional.
Si usted es aquella persona que no ve todo como "normal" y avanza en reflexiones hacia la dañina sociedad capitalista en la que hemos vivido y se fascina de las bandas de Metal que avanzan en esos puntos (tales como DYING FETUS y MISERY INDEX) dentro de la conciencia de las masas, no puede dejar pasar a CATTLE DECAPITATION, porque, además de la temática, posee un sonido de lo más intenso, terrible y extremo en furia a esas lógicas del mundo.

To Serve Man, lanzado en 2002, es el primer álbum de larga duración. Se puede decir que este trabajo es la transición entre el sonido más Grindcore de la banda en sus inicios y el sonido mayormente influenciado al Death Metal posteriormente a éste disco. La voz de Ryan es muy fuerte y con varios tintes agudos que son efectuados a partir de momentos gritados y otras guturales casi bajos; el mejor efecto de esta función es como si estuviese vomitando toda esa porquería humanada a la que critica en sus letras. Esto se contrasta en el sector de la guitarra, en la cual se lanzan riffs cambiantes y normalmente en tempos bajos pero muy adaptados al estilo lírico; caso contrario a la batería aburrida que es veloz pero no propone nada. Como dato extra, se observa una portada interesante en la que se sectoriza con precisión las partes de la carne en el cuerpo humano tal como lo hacen con las bacas y los cerdos.

Humanure, lanzado en 2004, es el segundo álbum de larga duración. A grandes rasgos se han mejorado un montón de variables que fallaron en el anterior trabajo, y esto tiene que ver con que ya están más definidos a usar predominantemente los elementos del Death metal, sin descuidar por completo los rasgos del Grindcore, ya que algunos se empatan bien con la música. La voz y la guitarra se focalizaron más en su intento por parecer más brutales con mayor administración de los tiempos para hacer más partes rítmicas muy interesantes; pero sin duda el cambio más trascendental tiene que ver con la batería, ahora contando con los servicios de Michael Laughlin, ya que Dave Astor (co-fundador) se retiró de la banda para dedicarse de lleno en su banda principal, PATHOLOGY. En esta portada se percibe a la perfección todo el odio hacia las prácticas humanas en las que los roles entre humano-Naturaleza se intercambian, en este caso en forma de heces fecales.

Karma.Bloody.Karma, lanzado en 2006, es el tercer álbum de larga duración. Todo estaba rodando muy bien para ellos, pese a sus tanto detractores, con una evolución musical evidente y con este disco se aventuraron en el concepto progresivo que sería adicionado a toda esa cantidad odio por las prácticas humanas. Pero esto tiene su importancia porque si bien con su primer y segundo álbum imprimieron mucho estilo, aún así no lograban ser realmente diferentes en sonido, de forma tal que esa innovación lírica debía estar a la par de hacer lo propio con el sonido y los elementos progresivos les fueron de gran ayuda para ese importante logro. Se podría concluir que con este disco la banda empezó realmente a visualizarse en las grandes ligas.

The Harvest Floor, lanzado en 2009, es el cuarto álbum de larga duración. Varias cosas han cambiado desde su primer disco hasta este momento, se podría decir que ya no son la misma banda; esa regla va a seguir aplicando en forma de evolución propia del concepto como músicos para buscar tener un nombre propio en la escena. Sin duda es un disco que trae mucha fuerza interior y que nos transmite un montón de reflexiones bajo el ropaje de la música extrema; hay mucha gente que dice no importarle mucho las letras del metal, sin embargo, esta banda invita a lo contrario y de hecho es un desperdicio gigante no conocer lo que se está diciendo en sus canciones, pero para ello debemos dejar estereotipos de lado como rotulaciones estúpidas de moda tales como "mamertismo" (palabra que curiosamente utilizan los más ridículos y descontextualizados). Toda esa temática densa es perfectamente eficaz con el gran momentum musical de crear ritmos de guitarra, bajo y batería muy brutales que actúan bajo las lógicas de algunas progresiones y a sangre fría con una producción excelente. Y la portada, sin palabras, realmente excelente!

Monolith of Inhumanity, lanzado en 2012, es el quinto álbum de larga duración. Pareciera que entre más discos sacan al marcado mejor lo hacen; esa regla de estar buscando siempre elementos nuevos pero siempre respetando su filosofía de vida con la brutalidad musical les ha traído excelentes resultados. La producción es un poco más suave y cristalina que la anterior, con un tono de guitarra un tanto más fangoso. Hay dos súper vocalistas invitados en este álbum, el primero de ellos es el de CEPHALIC CARNAGE, y el otro es de DEVOURMENT, Mike Majewski, que se establecen algunos gruñidos guturales para que coincida con el propio Travis Ryan; sin embargo Majewski en ese trabajo luce desdibujado, como dice el refrán "zapatero a sus zapatos". En todo lo demás es un disco muy sólido que sigue rompiendo estereotipos y moldes, hay cosas de diferentes géneros, incluso del Black Metal, cosa que lo hace una banda que va más allá de las etiquetas. Por último, no me canso de admirar sus portadas que siempre son espectaculares.

The Anthropocene Extinction, lanzado en 2015, es el sexto álbum de larga duración. Será publicado el día 7 de agosto del año en curso por medio de su sello discográfico METAL BLADE RECORDS, con el que vienen trabajando desde el principio de su carrera.

2002 - To Serve Man

2004 - Humanure

2006 -  Karma.Bloody.Karma

2009 - The Harvest Floor

2012 - Monolith of Inhumanity

2015 - The Anthropocene Extinction
Próximamente

lunes, 8 de junio de 2015

WODENSTHRONE - Discografia

Nombre: WODENSTHRONE
Género: Atmospheric Black Metal
País de Origen: Reino Unido

Estos hombres, oriundos ingleses, de WODENSTHRONE se formaron en el año 2005 con el objetivo de crear agitación en el Black Metal, con inclinación pagana, en la gran tradición de grandes exponentes como ENSLAVED, MOONSORROW y PRIMORDIAL. Desde el principio han sido conscientes que no van a crear algo absolutamente nuevo, así que más bien pretenden la revitalización de una fuerza capaz de elaborar florituras progresivas maravillosamente formadas, con potencia devastadora e inolvidable melodía dorada; un sonido perfectamente formado para hacer frente a significativos temas de reflexión con pasión y destreza. Mientras que un número de cambios de formación han dado forma a la maduración de la banda durante los años, su compromiso y dedicación a esta misión nunca ha flaqueado.
Después de una sucesión de lanzamientos, en formato split, muy bien recibidos, WODENSTHRONE realmente pareció una banda veterana con su largamente esperado debut, titulado Loss, lanzado por BINDRUNE RECORDINGS en 2009, creando una gran aclamación en la crítica. Una jugada maestra del Epic Black Metal; sus músicos estuvieron empapados de emoción y potencia mística, Loss abrió una ventana al alma anglosajona esforzándose auténticamente en dar voz a una antigua cosmovisión del paisaje que hoy en día se encuentra tristemente fracturado por las obsesiones del hombre. El resultado fue un disco que ganó una gran favorabilidad para el prestigio naciente de la banda en todos los rincones del mundo y captó la atención del importante sello CANDLELIGHT RECORDS, que firmó con la agrupación para un acuerdo de tres álbumes a partir de 2011. Su nuevo sello les ha dado todas las garantías y ellos, como una banda inteligente y madura, no se han introducido en la dinámica de lanzar material musical de forma acelerada y repentina sino que se han tomado las cosas con más calma para hacer su música de forma eficiente. Con esa firmeza en sus decisiones dieron a conocer su segundo álbum, titulado Curse, que explora la maldición más inherente y profunda en la espiritualidad fallida de la humanidad; el instinto para poner la responsabilidad de nuestros destinos a los pies de dioses imaginarios, presentar sin duda a la maquinaria cultural -religiosa, político, social, económico- que impone sistemas de potencia y control para explotar, cautivar, corromper y oprimir a la humanidad y a la Naturaleza en general.

Loss, lanzado en 2009, es el primer álbum de larga duración. Resulta muy emocionante cuando surge una agrupación con un temperamento rudo y ambicioso materializándose en un conglomerado de piezas que desafían las estructuras. Así es WODENSTHRONE, en todas sus canciones se puede encontrar cosas que valen la pena escuchar y con una particular dicotomía entre lo suave-melancólico y lo fuerte-convencional, ya que mezclan progresiones y partes acústicas con voces y riffs muy apegados al Black Metal. Definitivamente desafían a las grandes bandas como PRIMORDIAL, al poner una intensidad tremenda y que en cierta forma le aciertan en no abandonar las voces más sombrías.

Curse, lanzado en 2012, es el segundo álbum de larga duración. Para esta ocasión parece que han profundizado mucho más en la dicotomía entre -lo suave y lo duro- porque se pueden encontrar más melodías acústicas que en el pasado; esto es importante porque el factor épico es más notable y brillante, que por cierto les cae muy bien a su estilo. Aveces pareciera que en las partes más fuertes se tratara de un efecto medio Funeral Doom, por lo menos un coqueteo, con un efecto de guitarra que llega a las entrañas y con notas predominantemente alargadas. Por segunda vez hacen un trabajo muy adecuado en materia de producción, en el primer disco fue más admirable porque contaban con recursos más limitados (hecho aplaudible) y en este ese hecho sirve para aclarar que las cosas van por muy buen camino.

2009 - Loss

2012 - Curse

lunes, 1 de junio de 2015

KRONOS - Discografia

Nombre: KRONOS
Género: Brutal Death Metal
País de Origen: Francia

KRONOS, inspirado en la divinidad de la mitología griega, se formó en 1994 en Thaon-les-Vosges (ciudad ubicada al noreste de Francia) por un cuarteto de músicos de edades muy tempranas: Grams (14 años), Marot (17 años), Jeremy (17 años) and Mike (13 años). Este proyecto musical insipiente se caracterizaba por hacer un híbrido de Heavy y Thrash Metal, que distaba bastante de lo que se convertirían en años posteriores.
Dos años más tarde empezarían los cambios más significativos de la banda. Ingresan dos nuevos miembros en donde Tems sustituyó Marot (guitarra) y adicionalmente Kristof se une a la banda para tomar el trabajo de las voces. A partir de allí KRONOS comenzó entonces a tocar música orientada al Death Metal y de esa forma grabaron su primer demo llamado Outrance. Luego, en 1999, Tom entró de forma importante para sustituir a Jeremy, y con ese cambio la banda definitivamente se orientó hacia el Brutal Death Metal; habían encontrado su casa en la que se empezarían a desempeñar de magnifica forma a partir de ese momento.
Ellos habían estado llamando la atención en algunos círculos por medio de sus primeras creaciones musicales y con su puesta en escena. De esa forma su primer álbum resultó ser muy esperado para los que tan temprano los empezaron a tener bajo el radar para presenciar su furia definitivamente con Titan's Awakening que fue lanzado en 2001. En este primer esfuerzo de álbum fue producido por la propia banda porque además de la carencia de recursos económicos fue una oportunidad para imprimir exactamente el sonido que deseaban. Gracias a ese trabajo la banda fue rápidamente aclamada por la crítica y obtuvo su primer contrato con la etiqueta WARPATH RECORDS. Una nueva edición de Titan's Awakening fue lanzada a finales del mes de octubre del mismo año con una nueva portada diseñada por Deather (ANGEL CORPSE, GURKKHAS, VITAL REMAINS, etc), así como un nuevo folleto gráfico.
Pese a los estupendos resultados se vinieron encima más cambios, Richard sustituye a Tems para hacerse cargo de la guitarra solista a partir de 2003. La banda firma un contrato por dos próximos álbumes con el nuevo sello español XTREEM MUSIC dirigido por David Rotten de la banda AVULSED. El segundo álbum fue lanzado en 2004 y llevó el nombre Colossal Titan Strife. La banda se embarcó en una gira por Europa en 2005 para la promoción del álbum. El tercer álbum fue lanzado en abril de 2007 y llevó el nombre The Hellenic Terror. Ambos discos con una continuada de poder desatado grandemente valorado dentro de un público cada vez más amplio.

Titan's Awakening, lanzado en 2001, es el primer álbum de larga duración. 'Un éxito rotundo', así lo calificaron muchos cuando escucharon este disco, y me resulta difícil de creer que alguien opine lo contrario, por lo que esas primeras impresiones de admiración para KRONOS son más que justas y acertadas. No hay canción mala o con sensación de relleno, por el contrario, todas se destacan a su forma por tener una intensidad increíble por lo que se demuestra que el rótulo musical de 'Brutal Death Metal' les viene de maravilla porque es precisamente eso lo que hacen: potenciar al máximo las características del Old School Death Metal. A decir verdad no comprendo la razón por la que estos hombres no son más conocidos en el género, es la injusticia de la industria dominante, es una pena total que estén en un plano tan modesto como en el que han estado desde este lanzamiento. ¡Por favor, a todos los simpatizantes de la brutalidad no pueden dejar pasar esto!

Colossal Titan Strife, lanzado en 2003, es el segundo álbum de larga duración. Después de elaborar un sólido trabajo literalmente con la uñas, a base de puro trabajo constante consiguieron sus primeros objetivos que permitieron lanzar una continuidad de su discografía con un poco más de garantías económicas y el resultado saltó a la vista o, mejor, al oído. La brutalidad impresa en el sonido de esta banda es increíble, además de ser el disco más valorado en su carrera, porque además de la intensidad del primer disco también han empezado a coquetear con la melodía (en el sector de guitarra) y con la técnica (en el tamborileo), mientras que sus voces han sido puestas en un tono más bajo aún que en el pasado y se siguen manteniendo los chillidos que suenan renovadores en el sonido a la vez que cumplen su papel principal de devastación.

The Hellenic Terror, lanzado en 2007, es el tercer álbum de larga duración. Sus portadas habían sido medio feas y desarticuladas con la música, y aunque la de este disco no sea la mejor por lo menos parece más interesante que las anteriores. Pero lo que realmente interesa es que estos hombres saben a la perfección cómo hacer una canción que realmente convenza y logre ser pegadiza sin sacrificar ni un milímetro de pesadez; es así como hacen sus álbumes que llaman rápidamente la atención. Sin embargo, acá se han venido con una serie de cambios, evoluciones, involuciones o como quiera denominárseles; puntualmente han tomado más referentes técnicos que se manifiestan en un sonido menos sanguinario de guitarra, lo de ellos no son los solos sofisticados utilizados a gran escala sino precisamente los riffs fuertes y violentos. Con algunos peros en la forma en que abordaron algunas secciones hay que decir que aún es un muy buen disco, lo que sucede es que habían dejado la bandera demasiado alta en sus dos anteriores presentaciones.

Arisen New Era, lanzado en 2015, es el cuarto álbum de larga duración. Muy merecidamente han firmado un contrato con el gran sello discográfico UNIQUE LEADER RECORDS, con el cual van a publicar este disco el 24 de julio del presente año.

2001 - Titan's Awakening

2003 - Colossal Titan Strife

2007 - The Hellenic Terror

2015 - Arisen New Era
Próximamente

lunes, 18 de mayo de 2015

LETHIAN DREAMS - Discografia

Nombre: LETHIAN DREAMS
Género: Ethereal Doom Metal
País de Origen: Francia

Como hemos visto en oportunidades previas, la escena francesa es singular porque agrupa proyectos musicales que se saben distinguir con luz propia sobre los demás actos de países diferentes, en el Death Metal tienen un interesante legado contemporáneo y en el Black Metal y sus subcorrientes es aún más deslumbrante. Por supuesto el Doom no podía quedar atrás como un mundo lleno de sensaciones extrañas, pasadas desde lo funeral, pasando por lo épico e incluso hasta lo etéreo.
Sobre esa última corriente anteriormente citada se destaca LETHIAN DREAMS, que vino a la existencia en el verano de 2002, de la mano de Carline Van Roos y Matthieu Sachs. Rápidamente le llamaron a su forma de hacer música como Ethereal Doom Metal, que se resume en una especie de Atmospheric extraño, pero para entender mejor el término 'etéreo' dice el diccionario: -Que es intangible o poco definido y, a la vez, sutil o sublime. Por lo menos eso intenta la banda desde su creación básicamente Doom Metal.
LETHIAN DREAMS nace con el propósito de hacer música de sensación, música profunda como resultante de pensamientos más allá de estructuras musicales. Propósitos nada fáciles de cumplir por varios factores que se podrían resumir en básicamente tres estrechamente ligados: 1) la gran demanda de creatividad por hacer música sencilla en apariencia pero con gran profundidad y complejidad emocional; 2) la problemática de apoyo en un género, como lo es el Metal, que no le abre total paso a propuestas que no tengan que ver con distorsiones y velocidad; y 3) debido a los dos primeros puntos nace la dificultad de financiar y darle continuidad a proyectos de esa naturaleza por contar con un presupuesto a veces precario.
Pero más de uno se hará la preguntará: ¿Por qué enumerar los puntos principales de una problemática que presentan bandas de géneros no muy aceptados? Básicamente por intentar, desde este modesto sitio virtual, de darle un mensaje contundente a la gente que gusta del Metal: ¡Ábranse a las posibilidades! La vida, por medio del tiempo, enseña a no tener mayores radicalismos y cuando logramos comprender eso en un tema como lo es la música nos damos cuenta de gustos internos que no habían sido descubiertos y por el egoísmo de seguir el 'estatu quo' del Metal (Thrash, Death y Black) no nos damos la oportunidad de transitar por nuevos senderos. No garantizaré que a todos les guste este tipo de música, es obvio, pero sí estaré seguro que a un buen número de personas que se motiven por el arte se sentirán afortunadas de haberse abierto la puerta. Esta reflexión nace porque este escritor era de los radicalistas que no quería saber de nada más que de Thrash, Death y Black, y si quedaba tiempo de Heavy, pero nada más podía existir en mi colección, hasta que llegaron bandas como MY DYING BRIDE, ANATHEMA, PARADISE LOST, SATURNUS, FUNERAL e incluso la anfitriona de este post: LETHIAN DREAMS, y me di cuenta de cuánto me estaba perdiendo en el pasado.

Bleak Silver Streams, lanzado en 2009, es el primer álbum de larga duración. A pesar de no ser una banda de vieja data saben bien lo que hacen y ciertamente suenan diferente, además de dejar su propio nombre en alto también lo hacen con el de su país natal. Hacen su música para expresar los dolores más profundos y sacar a flote las luchas que por sí solas no salen. Algo que debe tener el Doom, en cualquiera de sus expresiones, es la precisión por sus tempos bajos, lo que se haga tiene que ser muy riguroso, y en eso LETHIAN DREAMS se lleva varios aplausos porque hace despertar en nosotros reflexiones de forma muy efectiva que se manifiestan de la mejor forma con la música; en ese trabajo de precisión es difícil pensar que sus melodías podrían ser mejores. Pero su éxito no se debe únicamente a sus melodías sino también a su acertada decisión de poner voces femeninas (las fuertes son complementarias), esto le imprime un sello muy sensible al sonido general.

Season Of Raven Words, lanzado en 2012, es el segundo álbum de larga duración. Anteriormente hicieron canciones largas (todas entre 8 y 9 minutos) pero ahora han modificado de entrada eso para tener piezas más cortas y variables en el tiempo. La voz de Carline Van Roos es hermosa por donde se le mire, su toque femenino le sienta a la perfección para lograr sus propósitos; pero acá se ha dado en el trabajo de alargar más sus notas con pleno dominio de ella, por lo que se han eliminado todos los rastros de voces fuertes. Por otro lado la atmósfera intangible de la que hace honor su término para denominar su género (Ethereal Doom) se ha cocinado muy bien acá porque, al igual que voz, los tempos se han alargado y enredado bastante.

Red Silence Lodge, lanzado en 2014, es el tercer álbum de larga duración. Lo primero que se nota al escuchar el disco es la mejora sustancial de producción, creo que es un trabajo inmejorable de estudios; por esa razón todo el sonido pareciera más contundente, el anterior disco lució un poco más suave pero acá las cosas se han endurecido, tal vez no tanto como pareciera pero finalmente es la importancia de lo que puede hacer una buena o mala producción. Algo que realmente me encantó es el protagonismo dado a la batería, su importancia es crucial en una banda de este género, contrario a lo que muchos creen, es ella la que hace explotar sectores aparentemente dubitativos estratégicamente; por más simplista que pueda ser su desempaño si es precisa encaja perfectamente en el sonido y luce completamente diferente a si fuera vista con ojos faltos de profundidad porque no necesita poner grandes innovaciones rítmicas para hacerla majestuosa. Muy recomendado.

2009 - Bleak Silver Streams

2012 - Season Of Raven Words

2014 - Red Silence Lodge